sábado, abril 20, 2024

Inglaterra: una historia que comenzó hace 5 años

Por Federico Bajo

En la final de la FA Cup femenina de 2014, una nena, que en ese entonces jugaba en las inferiores del Blackburn Rovers y soñaba con ser futbolista profesional, hizo cola durante media hora para poder sacarse una foto con Stephanie Houghton, una leyenda del fútbol inglés y capitana del Seleccionado Nacional.

Cinco años después, aquella joven y la marcadora central volvieron a encontrarse a través del fútbol. La nena que una vez esperó por fotografiarse con su ídola era Georgia Stanway, la integrante más joven del plantel que dirige Phil Neville en Francia 2019. Hoy, tanto Houghton como Stanway fueron parte del once inicial con el que Inglaterra derrotó por 2 a 0 a Japón en el cierre del Grupo D.

Stanway, que se desempeña como delantera o volante ofensiva, empezó a entrenar a los tres años con el equipo masculino en el que jugaba su hermano. “No sabía lo que estaba haciendo, solo pateaba la pelota, pero me encantó”, recordó la futbolista de 20 años sobre aquella época. Así fueron sus comienzos hasta que a los 13 se incorporó a las inferiores del Blackburn.

Pese a ser la más chica del seleccionado inglés, Stanway tiene experiencia vistiendo esta camiseta. Fue parte del plantel que alcanzó los cuartos de final del Mundial Sub17 en 2016 y obtuvo la medalla de bronce en la Copa del Mundo Sub20 del año pasado en la que anotó seis goles. Todas esas destacadas actuaciones llevaron a que sea contratada por el Manchester City en 2015. Actualmente integra la primera división del conjunto inglés y comparte vestuario justamente con Houghton. “Todo sucedió en un corto espacio de tiempo y me ha costado ser capaz de manejar mis emociones porque todo ha sido un torbellino“, confesó la joven que en cinco años pasó de sacarse una foto con la referente de la selección inglesa a jugar un Mundial junto a ella.

Las cosas ocurren muy rápido en la vida de la jugadora que fue elegida Mejor Futbolista Joven del Año de la Premier League. A ese mismo ritmo juega Inglaterra, que clasificó a octavos con puntaje perfecto, lo que le permitió plantear ante Japón un equipo conformado por varias jugadoras suplentes, e igual imponerse sin problemas con los dos goles de Ellen White.

Aún es imposible saber hasta qué instancia avanzará el conjunto dirigido por Neville, sin embargo, como avisó Stanway, el resultado será anecdótico para Inglaterra: “Esperemos que nos vaya bien, que ganemos partidos, que mostremos quiénes somos y respetemos nuestros valores. Si podemos inspirar a una chica, eso es suficiente, pero si podemos inspirar a 10 mil es aún mejor“.

Más notas