martes, abril 16, 2024

Brasil lo fortalece

Por Enzo Azzolina

Una vez más Luis Suárez demostró que la garra Charrúa  sigue intacta en él y quiere conquistar un nuevo título con su país. Esta vez arrancó por el sueño frente a Ecuador en Belo Horizonte por la Copa América. El delantero sufrió la operación de meniscos de su rodilla derecha el 9 de mayo pasado por problemas que arrastraba desde el año 2017, con el fin de dejar atrás los dolores y disputar el certamen al 100%.

No es la primera vez que el Pistolero saca fuerzas inhumanas para recuperarse de una cirugía en poco tiempo, ya que en 2014 cuando se aproximaba la cita mundialista en Brasil sufrió la misma intervención pero en la rodilla izquierda. El delantero del Barcelona se retiró en sillas de ruedas y le prometió a su gente que llegaría a la competencia. Cuando el seleccionado arribó en tierras brasileñas, el 9 del equipo no podía ni entrenar con el resto de sus compañeros.

El torneo más importante del mundo era un hecho y para el debut de La Celeste frente a Costa Rica, Suárez no aparecía ni en el banco. Cristhian Stuani era su reemplazante. Muchos creían que su entrenador lo cuidaba para arriesgarlo frente a Inglaterra e Italia. Los centroamericanos dieron el golpe y vencieron a los uruguayos por goleada.

Óscar Washington Tabárez lo incluyó desde el arranque frente a los ingleses y Luisito respondió. Dos goles para darle vida a más de 3 millones de personas. El propio cuerpo técnico aseguró que el delantero estaba para  jugar tan solo 45 minutos, pero que siguió en cancha porque estaban convencidos de que él les iba a dar la victoria. A falta de cinco minutos para el final marcó el segundo gol y concretó el triunfo por 2 a 1.

Volviendo al 2019, la decisión de operarse causó mucha polémica en Barcelona, ya que fue a días de la fatídica eliminación a manos del Liverpool por semifinales de Champions League. Por lo tanto no disputó la final de la Copa del Rey frente a Valencia en la que el equipo Culé fue superado y sumó otro duro cachetazo en pocas semanas. El uruguayo fue el ojo de las críticas por medios y  simpatizantes catalanes debido a su ausencia.

Ahora llegó el turno de la Copa América y Uruguay debutó con el pie derecho. Victoria inobjetable frente a Ecuador por 4 a 0 con una gran actuación de su delantero centro, el que siempre da todo por ese bendito color celeste.  Tal como en 2014, llegó con lo justo físicamente y respondió con hechos. Asistió a Nicolás Lodeiro en lo que fue el primer gol del partido cuando tan solo transcurrían cinco minutos del encuentro y sentenció la historia con el tercer gol cuando faltaba poco para finalizar el primer tiempo. Edinson Cavani fue quien anotó el segundo gol restante y, en el complemento, llegó el cuarto gol a través de un gol en contra de Arturo Mina.

Uruguay y su gente ponen toda su ilusión en Luis Suárez para esta competencia ya que es clave su participación en el equipo titular. Además es el máximo goleador de la historia del seleccionado con 57 goles en 102 encuentros disputados. La celeste intentará sumar su Copa América n°16 y demostrar que es el dueño del continente a base de garra, buen fútbol y la unión de un equipo que es dirigido por El Maestro Tabárez, un hombre que desde 2006 está a cargo del puesto.

Más notas