martes, julio 23, 2024

El poder de las ligas en países desarrollados

Por Carolina Jurczyszyn

La Copa América, el torneo más importante a nivel selecciones de Sudamérica, se volverá a realizar en 2020 para que se dispute a la par de la Eurocopa y, de este modo, que haya igualdad en el calendario.

Cada edición de esta competencia tiene equipos invitados.  En esta ocasión serán Japón y Catar, finalistas de la última edición de la Copa Asiática.

La Selección Nipona disputó la Copa América en 1999, que se llevó a cabo en Paraguay. Dicha participación le sirvió para organizar el Mundial de 2002, junto con Corea del Sur, del cual se despidió en octavos de final. En 2011 estaba invitada, pero no asistió debido al terremoto (8,9 grados en la escala de Richter) y al tsunami que devastaron a gran parte del archipiélago.

La máxima categoría del fútbol japonés se empezó a disputar en 1992 y, desde ese momento, intenta que su campeonato se haga visible atrayendo jugadores de ligas europeas, como la inglesa y la española.

Algunos jugadores extranjeros, antes de retirarse de forma absoluta de este deporte, hacen su paso por Japón, país que ofrece contratos millonarios.

Un caso reciente es del español Andrés Iniesta, que dejó el Barcelona para vestir la camiseta del Vissel Kobe. Uno de las razones que motivó al jugador de Fuentealbilla, a mudarse a 10.000 kilómetros de distancia, fue para seguir impulsando el vino que fabrica la bodega, de la cual es dueña y se lleva su apellido.

En Japón están tres ex campeones mundiales: los españoles David Villa y Fernando Torres (Sudáfrica 2010) y el alemán Lucas Podolski (Brasil 2014).

Los argentinos que disputaron el campeonato nipón fueron Ramón Díaz, que jugó en el Yokohama Marinos durante 1993 y 1994, mientras que el Alberto Beto Acosta y Néstor Pipo Gorosito lo hicieron en el mismo club dos años después.

Catar, por su parte, será la primera vez que dispute esta competición a la espera del Campeonato del Mundo que organizará en tres años. Previo a su participación en Brasil, la selección árabe ganó la última edición de la Copa Asiática.

En este país también se ofrecen contratos millonarios. El español y ex jugador azulgrana Xavi Hernández puso fin allí su carrera deportiva. Jugó en el Al-Sadd desde el 2015. Ahora, comenzará ahí mismo su etapa como director técnico.

Otras figuras que se retiraron en Catar fueron Gabriel Batistuta, Pep Guardiola y Raúl González (ex Real Madrid), con Al-Arabiy, Al-Ahliy y Al-Sadd, respectivamente.

Más notas