jueves, mayo 30, 2024

Los hermanos Scarone

Por Lucila Fereyra

En 1917 en el Estadio Parque Pereira de la ciudad de Montevideo se jugaba la segunda edición del Campeonato Sudamericano de Selecciones, actual Copa América, y Uruguay quería repetir su proeza del año anterior: conseguir el título, pero esta vez en su propia casa.

Dos hermanos amantes del fútbol, que llegaban al Seleccionado desde el club Nacional, hicieron historia y fueron fundamentales para el triunfo de La Celeste. Ellos eran Héctor El Mago y Carlos Rasqueta Scarone.

Carlos, quien había tenido un fugaz paso por Boca Juniors, convirtió los dos primeros goles no sólo de su país sino también del torneo en un partido frente a Chile que terminó 4 a 0. Además contribuyó con un tanto en la goleada ante Brasil en el segundo partido de su equipo.

Con apenas 19 años, Héctor no quiso ser menos que su hermano y metió un gol a los 62 minutos del encuentro clave que disputaban con la Selección Argentina. Fue el gol que finalmente consagró a Uruguay ganador del campeonato, siendo local y en un estadio repleto.

El Mago cerró su gran campeonato nombrado como el mejor jugador y Rasqueta fue el segundo máximo goleador de la copa con 3 anotaciones, debajo de su compañero Ángel Romano que había convertido 4.

Estos hermanos siguieron triunfando en la Selección pero no juntos, como lo habían hecho aquella vez. En 1920 Carlos era parte del plantel uruguayo que ganó la Copa América. Mientras que Héctor aunque no participó en el tercer triunfo de La Celeste, pero sí estuvo presente cuando su país ganó en 1923, 1924 y 1926.

Más notas