lunes, mayo 20, 2024

Las defensoras de la Selección Argentina

Por: Dalmira San Miguel

Virginia Gómez

A los 6 años cortaba la calle, junto a sus cinco hermanos varones, y se ponían a jugar al fútbol. Los seis vivían en el barrio de Belgrano, Rosario, provincia de Santa Fe. A los 12 años, Virginia le pidió a su madre que la llevara al club de su barrio a practicar fútbol. Al principio, los padres de ella no querían que su hija mujer practicara ese deporte. Ellos deseaban que ella hiciera: natación, gimnasia artística, hockey, entre otros.

Cuando cumplió 13 años, sus padres dieron el brazo a torcer, la anotaron en el club de barrio Águilas de Fe. En ese momento Gómez comenzó a practicar el deporte que tanto le apasionaba, el fútbol. Su posición era defensora. Nunca la cambió, siempre se sintió conforme en esa ubicación dentro de la cancha.

A los 18 años dejó el club de barrio. A partir de ese momento, empezó a jugar con sus amigos al fútbol 5 y 7, y participó en varios torneos. Actualmente, tiene 27 años y hace 2 que viste la camiseta de su querido Rosario Central. Usa la casaca número 10 y es la capitana del mismo. El gol que más recuerda es el que le convirtió a Newell’s el 25 de mayo de 2017. Ese día se jugó por primera vez el clásico rosarino en la Liga y el encuentro terminó 2 a 2.

La camiseta de la Selección la vistió en el Sub 17 y Sub 20. En la mayor jugó los partidos de las eliminatorias para el Mundial Francia 2018. Además de jugar al fútbol se la rebusca para trabajar de otra cosa. Hace un año que se quedó sin empleo, trabajaba de moza en un bar de Rosario. Hoy en día, entrena en Central y luego realiza changas.

Adriana Sachs

De pequeña empezó a patear la pelota de fútbol. Cuando cumplió 9 años les pidió a sus padres: unos botines y también que la anotaran en el club de barrio para practicar fútbol. Ella vivía en Libertad, es una localidad en el oeste del Gran Buenos Aires. En ese partido solo había un club que tenía el deporte que quería hacer Adriana, pero el equipo estaba solamente compuesto por varones. La defensora se metió a jugar con los niños y logró realizar lo que ella tanto quería.

Cuando terminó el secundario seguía teniendo gran pasión por el fútbol. Así que, con 18 años, se fue a probar a Huracán. En este último quedó y comenzó a ser parte del equipo femenino. En el club de Parque de los Patricios jugó de 2011 a 2015. En 2016 comenzó a desempeñarse en el club UAI de Urquiza. En la actualidad, con 25 años sigue siendo parte del conjunto de Villa Lynch.

La casaca Argentina la vistió por primera vez en la Copa Mundial Femenina de Fútbol Sub-20 Japón 2012. Después le siguió el Campeonato Sudamericano Ecuador 2014. Participó en los Juegos Panamericanos Toronto 2015. También estuvo presente en la Copa América Femenina 2018.

“Muchas veces mi sueldo no me alcanza para fin de mes y tengo que pedir ayuda a mis padres solo para seguir manteniendo esa ilusión de que un día el fútbol femenino, acá en Argentina, pueda llegar a ser un poquito mejor”, dijo Adriana en un artículo que publicó el diario El País. Además de jugar al fútbol Adriana es empleada de limpieza en el club UAI de Urquiza. Por las mañanas realiza las tareas de limpieza y a la tarde se entrena junto a sus compañeras.

Aldana Cometti

Con 10 años comenzó a jugar al fútbol, en el club Excursionistas. Allí estuvo cuatro años. En 2008 dejó la pelota número 5 y se calzó la ropa de hockey. Durante tres años practicó este último deporte.

El hockey no le terminó de convencer a Aldana, así que en 2011 volvió a su gran pasión: el fútbol. Arrancó, nuevamente, a practicarlo en Arsenal de Sarandí. Luego pasó a jugar el Torneo de Primera de AFA, donde vistió las camisetas de Independiente, River y Boca.

Cuando cumplió 19 años, la defensora dio un salto a Europa. Estuvo una temporada en el Granada, de la segunda división de España. Volvió a Sudamérica y formó parte de la primera Liga Profesional de Colombia en el Atlético Huila. Actualmente, con 23 años, juega en el Sevilla de España. Allí disputó 12 partidos en la Liga Iberdrola. El conjunto español en la última temporada finalizó en el puesto 10.

Con la Selección participó: en el Sub 17 (Sudamericano Bolivia 2012) y Sub 20 (Torneo Continental 2014 y 2015). La casaca de la mayor la vistió por primera vez el 8 de marzo de 2014 ante Chile. Fue en los Juegos Odesur y Argentina ganó la medalla de Oro en esa competencia. En ese mismo año, también, disputó la Copa América, en Ecuador. Volvió para competir en la Copa de Chile 2018 y, además, estuvo presente en los partidos clasificatorios para el Mundial Francia 2019.

Eliana Stabile

Cuando cumplió 17 años debutó en el club de River. En su casa la familia estaba contenta por Eliana, pero lo que no les agradaba mucho era el equipo. Todas las personas allegadas a Eliana eran hinchas fanáticos de Boca. Y como no podía ser de otra forma, ella también llevaba el fanatismo por el club de La Boca. A pesar de eso la defensora vistió la casaca blanca y roja por cinco temporadas.

En 2013 pudo lograr su gran deseo: vestir la camiseta de Boca, su equipo, su pasión, el club de sus amores. La anécdota que más recuerda Eliana fue la que vivió el 27 de abril de 2013. Ese día Boca se consagraba campeón del Campeonato de Fútbol Femenino de Primera División. Ella vestía la casaca azul y amarilla y tuvo que enfrentar en esa final a sus ex compañeras de River. Las Gladiadoras, esa tarde, ganaron por 3 a 1.

“Estaba muy contenta pero también fue muy raro. Estaban todas mis ex compañeras del otro lado y tal vez no entendían lo que me pasaba a mí. Siempre di todo por el equipo cuando jugaba con ellas y siempre quería ganar, pero ya no me sentía cómoda en River. Yo soy de Boca y llegó un momento en el que no aguanté jugar más en River”, dijo Eliana en una entrevista para Tiempo Argentino, luego de la final de campeonato.

En 2018 La Zurda dejó Boca y se sumó al Club Atlético Huila de Colombia. En el equipo colombiano jugó una temporada. Actualmente, volvió al conjunto de La Boca. En la Selección mayor jugó varios encuentros, ya sean amistosos o por competencia. En el que más se destacó fue el que jugó el 9 de noviembre de 2018 en la cancha de Arsenal de Sarandí. Ese día, la Selección enfrentó a Panamá por el partido de ida de Repechaje rumbo al Mundial Francia 2019. Eliana esa tarde marcó dos goles: uno desde afuera del área y el otro fue de penal. Las albicelestes ganaron por 4 a 0 ese encuentro.

Natalie Juncos

Natalie tiene 28 años. Nació y se crió en Michigan, uno de los cincuenta estados de Estado Unidos. Sus padres se fueron a vivir al país norteamericano cuando terminaron el secundario. Su madre se llama Valentina Aracil, es marplatense y nadadora olímpica en Seúl 1988. Mientras que su padre, Marcelo, también fue nadador olímpico en Los Ángeles 1984.

Valentina y Marcelo tuvieron dos hijos: Natalie y Nicolás. Estos dos, desde chicos, se enamoraron del deporte. Natalie se tiró de cabeza a jugar al fútbol. Jugó en un club en Estados Unidos hasta que cumplió los 18 años. Después logró una beca en la Universidad de Florida y también en Houston. Mientras que el hermano practicó un sinfín de deportes: básquet, beisbol, fútbol americano, entre otros.

Actualmente juga como defensora en Houston, Estados Unidos. La camiseta de la Selección Mayor la vistió en los últimos partidos amistosos que disputó la misma (Zapala, Neuquén y la gira en Estados Unidos). Su gran deseo es jugar el Mundial de Francia 2019 y escuchar en el estadio el himno argentino. “Va a ser muy emocionante para mí escuchar nuestra canción patria. Mis padres lo vivieron y yo quiero vivirlo también. Escuchar cuando suene y representar a mi país al igual que mis padres, no hay nada que supere ese momento. Deseo profundamente ser convocada para el Mundial”, dijo Natalie en una entrevista para el sitio web El Femenino.

Agustina Barroso

A los cinco años comenzó a practicar básquet y fútbol en el club de su ciudad natal, Tandil. Al principió, le gustaba más el básquet hasta que a los 15 años se tiro de lleno para el lado del fútbol. El primer club que le abrió las puertas a Agustina fue la UAI de Urquiza. En el equipo de Villa Lynch estuvo de 2011 a 2015. En el mismo jugó la Copa Libertadores 2015, y obtuvo el cuarto puesto.

A partir de su salida de la UAI de Urquiza jugó en seis clubes extranjeros. El primero fue en el Ferroviaria de Brasil y ahí solo estuvo por una temporada. Después le siguió el Flyde Ladies, club femenino ingles. En 2017 volvió a Brasil y pasó por tres equipos: Audax, Corinthians y nuevamente por Ferroviaria.  Actualmente se desempeña como defensora en el Madrid Club de Fútbol Femenino.

A los 16 años inició su carrera en la Selección Argentina, lo hizo en el Sub 17. A los 19 años le llegó el turno de jugar en el Sub 20, en el mismo disputó la Copa Mundial Femenina de Japón 2012. Con la Mayor, jugó su primer partido en la Copa América 2014 en Ecuador. A partir de 2017, se consolidó como titular en el  equipo. En 2018 obtuvo la medalla de bronce en la Copa América que se disputó en Chile. Y por último integró el plantel que clasificó a la Copa Mundial Femenina 2019.

Gabriela Chávez

Con 30 años, la defensora de River fue convocada por primera vez en 2006 e integró el plantel que disputó el último Mundial, hace 12 años. Pasó por UAI Urquiza y Platense antes de sumarse al Millonario, donde hoy festeja ser una de las cuatro sobrevivientes.

Más notas