viernes, abril 19, 2024

Don Napoleón: Una mirada desde adentro

Por Pedro Masi

-¿Cuántos años hace que viene a Don Napoleón? ¿Dejó de venir en algún momento?

-Hace 14 años, cuando mi hijo más grande tenía cuatro años. No, desde siempre que vengo.

-¿Por qué elige seguir viniendo?

-Porque a mis hijos les gusta el grupo que formaron; tienen todos sus amigos aquí y no quieren dejar de venir por nada.

-¿Cuántas horas semanales pasa en el club?

-Nueve horas, más o menos, porque los chicos juegan al fútbol tres veces por semana y en doble turno.

-¿Qué actividades realizó en los años en que viniste a Don Napoleón?

-Yo hago Zumba desde hace tres años. Las clases son de una hora y tres veces a la semana: lunes, miércoles y jueves. Justo en el horario en el que mi hijo más chico está en fútbol. En los años anteriores no hacía ninguna actividad, sólo acompañaba a mis hijos a entrenar.

-¿Por qué empezó Zumba?

-Porque quería hacer algo para mí que me distrajera y me divierta y me pareció una buena idea. Me gustó la profesora que estaba, pero después se fue y yo también. Hubo un tiempo en el que no me enganchaba con las clases hasta que llegó un nuevo profesor que me gustó, pero duró un año. Ahora me parece que voy a abandonar.

-¿Existe alguna especie de vínculo o tradición entre los socios del club o con los mismos trabajadores del mismo?

-Como vínculo, no más que los saludos y la cordialidad, pero con mis compañeros de Zumba salimos a comer y nos juntamos con el profesor anterior. Es un grupo muy unido. Con los padres de los chicos que hacen fútbol no hay un lazo así como este, pero hay una muy buena relación. La tradición de todos los años es la fiesta de fin de año, en la que se hace una entrega de premios, un almuerzo y un partido entre los profesores y los chicos.

-Desde que venís a Don Napoleón, ¿cambió mucho hasta el día de hoy?

-Lo que pasa es que ahora está cambiando la gente que viene, porque la cuota está muy cara y hay muchos que no pueden venir. Lamentablemente, varios de los que venían, actualmente se están pasando a otros clubes y la cantidad de socios hoy en día es menor a la del año pasado. Son más los que se fueron que los que llegaron.

-¿Y esos vínculos siguieron con aquellos que se fueron?

-Ya cuando se cambian de institución arman otros grupos y los anteriores se disuelven.

 

Más notas