martes, febrero 27, 2024

Federico Slezack, el defensor de sus ideales

Por Fernando Bajo

“Uno ya sabía desde el 2015 lo que podía llegar a venir, pero lamentablemente le metieron odio a la gente en la cabeza. Le vendieron un verso y la estafaron”, sentencia Federico Slezack, defensor central de Villa San Carlos, sobre el gobierno de Mauricio Macri.

El hombre de 34 años rompe con el estereotipo de futbolista, demuestra su compromiso social y su fanatismo por la política. “Hoy en día como está la situación y como se está viviendo creo que está a la vista que si se vuelve a votar como en 2015 ya, sinceramente, no se entiende lo que piensa la gente”, analiza.

Slezack se involucró con la política desde chico. Su padre, Enrique, fue intendente de Berisso (ciudad natal del futbolista) durante 12 años –desde 2003 hasta 2015- y su hermano, Matías, integra como congresal la Lista 2 del Kilómetro Cero del Peronismo del Partido Justicialista (PJ) de Berisso. “Yo hasta ahora no tuve cargos políticos, pero sí milité en el PJ y participé de reuniones en Unidad Básica”, aclara.

-¿Por qué la mayoría de los jugadores de fútbol no se involucran con la política?

-Cuando uno habla de futbolistas, generalmente ve los de la Primera División y lógicamente cuando uno está en ese nivel se abstrae un poco de lo que vive el resto de la gente. En categorías del ascenso a mí me tocó desde chico vivir la política de cerca, también entenderla, ver lo que pasa y estar con la gente en el barrio.

El sentido de pertenencia que tiene con el Partido Justicialista es el mismo que tiene con su club. En la institución Villera, salvo un paso por la cuarta división de Gimnasia y Esgrima de La Plata, jugó desde infantiles hasta la actualidad. Lleva más de 300 partidos en El Cele y es el símbolo y capitán del equipo que está sexto en la Primera C y ya se clasificó al reducido por un ascenso a la B Metropolitana.

-¿Qué significa Villa San Carlos para vos?

-En todos estos años coseché muchos amigos, mi familia también está muy pendiente de la institución. Es el club de mi barrio, de mi ciudad, además de pertenecer como jugador soy hincha de chiquito. Para mí es una gran familia.

-¿Recibiste alguna vez una propuesta para emigrar?

-Me han llegado ofertas, pero entre irme a otro equipo de la misma categoría y quedarme acá, siempre elegí seguir en el club.

Slezack contesta todas las preguntas y cuando le consultan por política comienza un monólogo que se extenderá durante varios minutos. “Estoy muy comprometido con la realidad social y con las agrupaciones en el barrio. Además, me apasiona la política, me gusta mucho. Soy de mirar todo y de entender también. Trato de escuchar las distintas campanas y formar mi propia opinión. Me crie en ese ámbito y en un barrio humilde guiado al peronismo”, confiesa.

El marcador central defiende sus ideales con la misma fiereza que cuida su arco dentro del campo de juego y dispara: “La tele y los diarios están manipulando información constantemente con noticias falsas. Por eso uno también entiende a la gente que creyó en eso (la campaña electoral del actual presidente) a través de tanto odio que le metieron”.

-Dentro del vestuario, ¿se habla de política o no hay lugar para estos temas?

-Soy de hablar bastante y es difícil porque a los chicos les preguntas por algún tema en particular y no saben. Pero bueno, hay dos o tres que por ahí sí y quizás surge un tema y hablamos. Al menos desde mi lugar siempre trato de explicar mi punto de vista. Me llama la atención cuando te escuchan porque no están enterados de temas que para mí son cotidianos.

El defensor analiza las próximas elecciones como un especialista: “Creo que a una persona sola no le va a alcanzar, tienen que formar un gran frente y si se llega a dar un candidato dentro del espacio del partido justicialista primero tiene que haber internas. Ojalá se arme una lista de unidad ciudadana”.

-¿Cuál crees que es la solución para la situación que atraviesa el país?

-Sin dudas que si vuelve Cristina va a ser una gran alegría para gran parte de la sociedad. Después está Felipe Solá que es una persona que me gusta mucho también. Así que cualquiera de los que puedan salir de un frente de Unidad yo creo que va a servir para resolver los problemas que tiene la gente día a día.

Federico Slezack pregona sus ideales, que son los mismos con los que creció, sin importarle el qué dirán y los cambios no parecen formar parte de su vida. “De Berisso, de La Villa y de Perón”, reza el epígrafe de una foto en su cuenta de Instagram que lo describe tal cual es.

Más notas