martes, febrero 20, 2024

Un argentino en San Marino

Por Matías Iglesias

Siempre se dice que Argentina brinda futbolistas a todo el mundo y es considerado el semillero del deporte rey, aunque, mayormente, ese reconocimiento se lo ganó por las infinitas transferencias de jugadores a los países con las ligas más importantes del viejo continente: La Liga de España, la Premier League de Inglaterra, la Serie A italiana, La Ligue 1 de Francia y la Bundesliga de Alemania.

En esta ocasión, se nombrará a Danilo Ezequiel Rinaldi, jugador del equipo La Fiorita que milita en la primera categoría del fútbol de San Marino, y aunque sea un deportista profesional, también trabaja en una fábrica de muebles.Oriundo de Conesa (San Nicolás) y nacido el 18 de abril de 1986, Rinaldi comenzó su carrera en las inferiores del Club Atlético Chacarita Juniors y tras quedar libre del Funebrero tomó la decisión de jugar en la liga Nicoleña para el club Conesa y General Rojo.

Luego de una temporada permaneciendo en esa institución, se marchó para Deportivo La Emilia, conjunto que se desempeña en el Torneo Argentino B.A mediados del 2008 viajó a San Marino, invitado por su primo, y siguió con su sueño profesional en aquel país europeo vistiendo los colores del SS Virtus de Acquaviva durante dos temporadas. Durante ese año, jugó para la selección sanmarinense tras haberse nacionalizado, en la cual, disputó un total de 38 partidos y marcó un gol de penal ante Malta.Desde el 2012 su pase es correspondido por el club La Fiorita de San Marino, hoy en día pareciera ser su lugar en el mundo y de donde no quiere irse.

-¿Cómo surgió la chance de ir a San Marino? ¿Por qué tomaste esa decisión?

-La chance de venir a vivir a San Marino surgió a mitad de 2008, me lo propuso mi primo Gonzalo que venía a vivir acá, a trabajar y jugar rugby, yo estaba en la Emília y decidí no continuar en el club para venir con mi primo a San Marino! Lo tome como una aventura y para sumar experiencias así q decidí venirme con él.

-¿Qué impresiones te generó la sociedad y la cultura sanmarinense?

-La verdad que al principio era todo muy extraño es normal. La gente es cerrada pero de a poco nos fuimos adaptando, la cultura es similar, cambian muy pocas cosas.

¿Por qué pudiste obtener la nacionalidad de ese país?

-Gracias a mi bisabuelo pude obtener la ciudadanía, por parte de mi mamá, tuvo la posibilidad de elegir antes de mis 18 años entre la ciudadanía italiana o la sammarinese y bueno eligió la de San Marino.

-¿Mantenés las costumbres argentinas o estando tan lejos se van perdiendo?-Mantengo siempre las mismas costumbres que tenía en Argentina por suerte. El mate, el asado, la pesca, son cosas que no se pierden y ayudan cuando uno está lejos. Ayuda también el hecho de que en el país viven unos 600 argentinos.

-¿Deportivamente se le da importancia al fútbol sanmarinense?

-El tema del fútbol es una de las cosas que más me impactó desde mi llegada, ahora estoy más acostumbrado, pero lo claro es que el fútbol en San Marino no es como en Argentina, no existe la pasión y el amor por el fútbol que se vive allá. El fútbol es semiprofesional, es mucho más táctico, se refleja mucho al fútbol italiano. En los últimos años las cosas cambiaron y se le está dando mucha más importancia también al sector de base.

-Conocemos que trabajas en una fábrica de muebles ¿Qué beneficios tiene el trabajo en aquel país? ¿Te dan los horarios para desenvolverte de buena manera en los entrenamientos?

-El tema del trabajo es algo normal, como te dije antes el fútbol es semiprofesional por lo tanto todos tienen su trabajo además del deporte, los horarios de entrenamiento se basan también en consideración de que todos tienen su labor cotidiano. Se entrena a la tarde de 18 a 21 más o menos.

-Desde el 2012 que estas en La Fiorita, club perteneciente a liga sanmarinense de fútbol, ¿Cómo se vive la pasión ahí?

La verdad es que La Fiorita es uno de los pocos clubes donde las cosas se hacen en gran parte como en el profesionalismo, es un club chico pero que ha conseguido tantas cosas, por la manera de trabajar y por la pasión. Además de ganar tantos títulos en el club que espero seguir consiguiendo, tuve la posibilidad de jugar con Adrian Ricchiuti, Damiano Tomassi, Andy Selva y muchos más. Es muy lindo ganar títulos sobre todo porque quedan siempre grabados como el grupo con el que conseguís las cosas. En la Emília, por ejemplo, fue muy lindo por la gente, el grupo y por como trabajó el club en ese momento.

-Lograste conseguir cuatro títulos importantes en el país donde estas residiendo, el Trofeo Federal en el 2012, La Copa Titano 2013, el torneo San Marino durante el 2014 y nuevamente la Copa Titano en 2016, pero también diste la vuelta en el 2007 con el Club Social y Deportivo La Emilia cuando ganaron la Liga Nicoleña, en Argentina ¿Cuál fue la distinción que más disfrutaste personalmente?

-La distinción máxima que tuve fue ganar el balón Do Cristal que dan al mejor jugador de la liga, fue maravilloso, tuve también la distinción de Embajador del Fútbol Nicoleño que es algo que me emociono mucho y que agradezco.

-A que jugadores te has enfrentado por las eliminatorias europeas?

La selección de San Marino es algo increíble y algo muy lindo. Cuando tuve la suerte de ser llamado para formar parte, no tuve dudas en aceptar, sabía que tenía adelante mío la posibilidad de vivir experiencias increíbles. He jugado en estadios que jamás me había imaginado, contra selecciones muy fuertes y contra jugadores que solo veía en la tele, Rooney, Lampard, Nedved, Buffon, Pirlo, Balotelli y muchísimos más. He jugado contra Alemania, Inglaterra, el gran delantero polaco Lewandosky. Muy lindas experiencias.

-Sos de mirar fútbol o cuándo tenés tiempo libre tratas de no estar pendiente al deporte?

-Soy de mirar fútbol y mucho, pero trato también de disfrutar tiempo con la familia ya que no tengo muchos fines de semanas libres.

-¿Seguís la Superliga Argentina? ¿Qué pensas de Racing que fue el último campeón del torneo doméstico?

-Mire un par de partidos de la Superliga, vi también un par de encuentros de Racing, que bien merecido tiene el título, por su idea de juego.

-Durante el 2013, gracias a un representante español, tuviste la oportunidad de probarte en el fútbol de China, ¿Cómo fue tu experiencia en el país asiático?

-La experiencia en China me ayudó para crecer, ser más fuerte y seguir creciendo, no fue de las mejores situaciones, ya que por culpa de un representante no tuve la posibilidad de firmar y me tuve que volver a mi casa después de haber girado por medio país asiático.

-¿Cómo quedó la relación con aquel representante?

No tuve más relación con ese hombre y espero no volver a encontrarlo.

Después de ese mes en Asia, surgió la posibilidad de que juegues en Gimnasia y Esgrima de Jujuy, club que por aquel entonces pertenecía a la B Nacional del fútbol argentino ¿Por qué tomaste la decisión de no ir?

-Lo del Lobo Jujeño me había entusiasmado, pero analizando todo con mi mujer decidimos continuar acá en San Marino.

-Saliendo un poco de las canchas, ¿Estás al tanto del problema social y económico que está sufriendo Argentina?

Estoy al tanto del momento que está pasando Argentina y la verdad que no me gusta para nada, hablo seguido con mi familia y amigos, y me mantienen al tanto de las cosas. Es difícil y no quiero tampoco opinar desde acá porque no es bueno. Note en los últimos años que el país se dividió mucho, ósea la gente está muy cambiada, se discute y se pelea por todo en vez de tratar de que juntos se pueda salir adelante.

-¿En algún momento te replanteas la chance de volver al país?

Con mi mujer hablamos siempre de la idea de volver en algún momento. Por ahora, no creo que peguemos la vuelta, acá estamos bien, nos gusta y no hay problemas de inseguridad. Por el momento y mientras siga ligado a la selección vamos a seguir en San Marino.

Más notas