jueves, mayo 30, 2024

MoringStar, el otro equipo de Evita

Fernando Mariano Bajo

Corría el año 1951 cuando Racing y Banfield disputaron una final para determinar el campeón del torneo argentino de Primera División. En el primer encuentro igualaron 0-0, y en el segundo, el conjunto de Avellaneda venció al equipo sensación del torneo por 1-0, con gol de Mario Boyé y coronó el tricampeonato.

Aquella historia, entre otras cosas, es recordada por la influencia de los políticos. Ramón Cereijo, ministro de hacienda del gobierno de Juan Domingo Perón entre 1946 y 1955 e hincha de Racing, apoyó públicamente a la Academia. Del otro lado, Eva Duarte, la esposa del general, ya muy enferma reconoció su interés en que Banfield se corone, lo que significaría el triunfo de un equipo chico ante un grande, acompañado del pleno desarrollo de la clase trabajadora en Argentina.

Esa no sería la última influencia de la primera dama en el fútbol. Un año más tarde, en 1952, se disputaron los Juegos Nacionales Evita. En aquel certamen salió campeón MorningStar que fue, quizás, el mejor equipo que participó de aquel campeonato ya que ganó 19 partidos consecutivos y marcó 74 goles. Además, varios futbolistas de aquella camada -como José Yudica, Juan Cerchiara, Roberto Puppo, Rubén Farugia y Antonio Ramírez, entre otros- llegaron a Primera División años después. Al igual que Banfield, en 1951 perdieron una final, pero a diferencia del Taladro, los rosarinos cayeron ante Formosa por 1-0.

Desde que comenzaron los Juegos Evita, en 1949, MorningStar fue protagonista de todas las ediciones, incluso muchos sostenían que Eva Perón y su esposo eran simpatizantes del club. A pesar de esas especulaciones, hay algo que los relaciona. En las temporadas 1950/1951 y 1951/1952, el conjunto rosarino se coronó campeón en la ciudad, en la provincia de Santa Fe, y fue subcampeón a nivel nacional. Por pedido del intendente de Rosario, Celio Spindarell, el club cambió su nombre a Evita MorningStar y luego del título de 1952 se castellanizo y pasó a llamarse Evita Estrella de la Mañana, por pedido expreso de Eva.

Perón les dio trabajo en el ferrocarril a muchos de los jugadores campeones del torneo nacional. Sin embargo, no todo fue gloria para el equipo santafesino. En 1955 cuando la Revolución Libertadora realizó un golpe de Estado y proscribió el peronismo, el club volvió a cambiar su nombre a Estrella de la Mañana. Luego se fusionó con Sportivo Argentino Boca Club, que transitaba problemas económicos y se formó el Deportivo Club Rosario MorningStar –ese nombre perdura hasta hoy-.

Padeció la dictadura, los terrenos para construir el estadio que le había prometido Eva Perón no le fueron otorgados. Su cercanía al peronismo fue un problema, la provincia estuvo a punto de cederle unas tierras, pero debido a su afinidad política no las obtuvieron. Durante muchos años deambuló por distintas canchas para disputar sus encuentros hasta que acordó utilizar el campo de deportes del Club Alba Edison.

Actualmente juega en la Primera A de la Liga Rosarina de Fútbol. Varias cosas, entre ellas su nombre, cambiaron en MorningStar desde sus inicios, pero hay dos cosas que no: la historia lo marcará como el club de Evita y los títulos señalarán que fue el Primer Campeón Argentino del Fútbol Rosarino, como se vanagloria con su lema.

Más notas