jueves, diciembre 7, 2023

De Jefecito a Jefe

En su tercer Mundial, Javier Mascherano es, junto con Sergio Romero y Lionel Messi, uno de los máximos responsables de que los dirigidos por Alejandro Sabella pudieran llegar a la final frente a Alemania. De hecho, al arquero le dijo antes de comenzar a patearse los penales: “Hoy te convertís en héroe”. Y así fue, porque luego Romero le atajó dos tiros a Holanda en las semifinales. Esto demuestra que es el capitán sin brazalete en el equipo y que puede transmitirle confianza y serenidad a sus compañeros.

Hace cuatro años, en el Mundial de Sudáfrica 2010, Diego Maradona, exentrenador del seleccionado argentino, destacó: La Selección es Mascherano y 10 más”.

Las palabras de Maradona tienen relación con la función del mediocampista dentro y fuera de la cancha en lo que concierne a lo deportivo, psicológico y emocional. De hecho, comenzó en Alemania 2006, cuando José Pekerman dirigía al selectivo.

El problema fue que en esos dos mundiales (2006 y 2010) Argentina no pudo pasar los cuartos de final frente al mismo rival que la albiceleste enfrentará el domingo: Alemania. Mascherano pudo demostrar con su juego y su potencial que, a pesar de no ser uno de los denominados “cuatro fantásticos”, es considerado por todo el plantel como el líder del grupo más importante más allá de que el capitán dentro de la cancha sea Lionel Messi.

“De Mascherano aprendés hasta en el momento de comer”, comentó Lucas Biglia, compañero en el mediocampo argentino. De esta manera, destaca tener a alguien que puede dar seguridad y confianza en todo momento, sobre todo en los más difíciles.

Bastian Schweinsteiger, mediocampista de la selección alemana, mencionó el viernes en una conferencia de prensa lo importante que es Masche en el equipo. “Argentina merece estar en la final. Tienen jugadores de nivel mundial: Messi, Di María, Agüero o Mascherano, que es líder de esa jauría de lobos”. También hizo referencia a su actuación en el partido frente a Holanda. “Ahí demostró su actitud y cómo defiende a su país”, comentó.

Debido a esto pasó de ser El JefecitoEl Jefedel seleccionado. Se fue ganando un lugar de a poco, partido a partido. Un líder que demostró todo el potencial que puede darle a un equipo. Además, es alguien que siente y que deja todo por la camiseta y que tal vez no sea garantía un triunfo, pero no hay duda de que hará todo lo que esté a su alcance para no perderlo. Es un verdadero referente que tiene hambre de gloria.

Más notas