miércoles, abril 24, 2024

Bruno Amione, de área a área

Juan Pablo Manera

Si hablamos de los pilares que están surgiendo en las inferiores de la Selección Argentina es imposible no nombrar al proveniente de Calchaquí, Santa Fe. Un defensor central que tuvo sus inicios jugando como delantero y que, a medida que pasó el tiempo, se fue puliendo para hoy brillar en las categorías menores del combinado nacional y en la cantera del Club Atlético Belgrano de Córdoba. El Pirata lo fichó en 2016 tras haberlo visto disputar un torneo en la localidad de Morteros, al noreste de la provincia. Un jugador “con buen pie, buen juego aéreo y firme en la marca”, según se autodefinió el zurdo de 17 años en una entrevista con la página oficial de su club.

No solo posee esas características. Gracias a los dotes como atacante que adquirió de pequeño, tiene gran facilidad para alcanzar el área rival e incluso definir. Esto lo pudo demostrar hace pocos días en el Sudamericano Sub 17 de Lima, Perú. Argentina no había tenido una buena fase inicial y necesitaba de un 3-0 para pasar de ronda, y nada menos que contra Brasil. A los 48 minutos del segundo tiempo y estando 2-0 arriba, Amione se animó, escaló hasta el campo contrario, se paró como un “9” y empujó la pelota a la red para desatar la locura Albiceleste en el campo de juego y clasificar al Hexagonal final. También había marcado el gol del empate argentino frente a Paraguay (2-2, en la tercera fecha), cuando no era el mejor momento de su equipo, debido a que habían expulsado a su compañero, Valentín Benítez.

Hubo un antecedente similar que ocurrió en noviembre del 2017. Argentina debía jugar la final del Sudamericano Sub 15 tras haber superado la fase de grupos ubicándose en la primera posición con 11 unidades y luego de golear 4-1 al combinado peruano en semifinales. El rival fue, otra vez, Brasil, y otra vez, el santafecino sentenció la historia. La Selección Argentina perdía 2-0, pero con los tantos de Matías Palacios y Matías Godoy, quienes hoy integran el plantel Sub 17, la Celeste y Blanca lo igualó para después ganarlo con un gol de cabeza de Amione, el cual significó el título.

Hoy se está recuperando de una fractura en el quinto metatarso del pie derecho que sufrió en la goleada 3-0 frente a Uruguay hace pocos días. El jugador debió abandonar la concentración en Perú y ya fue operado con éxito en el Sanatorio Allende Cerro, en Córdoba. Ahora, solo le queda encarar la recuperación y seguir entrenando para lograr su principal objetivo: debutar en la Primera División del Fútbol Argentino.

Más notas