domingo, febrero 25, 2024

La historia de Nizhny Nóvgorod, la ciudad cerrada que se abrió para el Mundial

Por Tomás Grasso

El común denominador del argentino futbolero escuchó nombrar por primera vez a Nizhny Nóvgorod el día que se sorteó la primera fase del Mundial y se determinó que allí el combinado nacional enfrentaría a Croacia por la segunda fecha del Grupo D. Pero que esta ciudad ubicada 417 kilómetros al este de la capital rusa esconde años de historia durante la era soviética.

La ciudad fue construida en la confluencia de dos grandes ríos navegables que atraviesan la mayor parte de la llanura de Europa Occidental, el Volga y el Oka, y aprovechó durante siglos su enclave privilegiado en el camino fluvial directo a Persia y a otros países del oriente.

En la novela de Julio Verne, Miguel Strogoff, el correo del Zar debía alcanzar la ciudad para avisar a las tropas imperiales rusas de la invasión de los tártaros. Nizhny fue el epicentro industrial del país durante el Siglo XX, lo que lo convirtió en el máximo proveedor de equipamiento militar al frente oriental. Esto originó que haya sido el centro de los constantes ataques aéreos y bombardeos por parte de la Luftwaffe –la fuerza aérea alemana durante la segunda guerra mundial-, en la búsqueda de destruir la fortaleza del imperio soviético.

Gorki –nombre que llevaba la ciudad durante la época soviética por decisión de Stalin, en honor del escritor Máximo Gorki- sufrió 43 ataques germanos,33.934 bombas incendiarias y otras 1.631 de alto poder explosivo fueron lanzadas sobre la urbe.

Sobre los escombros y las constantes reconstrucciones que marcaron su historia, se edificó el Nizhny Nóvgorod Stadium a orillas del Volga, de lado opuesto del Kremlin, una fortaleza de piedra demarcada por doce torres que envuelve los palacios y los edificios religiosos más importantes de la ciudad.

Un estadio que fue reformado para la Copa del Mundo y actualmente tiene lugar para 55.300 espectadores pero que una vez finalizada la cita mundialista se desarmarán las tribunas tubulares y verá reducida su capacidad en 25.000 localidades. Y continuará con su uso el FC Volga y el FC Olimpiyets.

Durante gran parte de la era soviética, la ciudad fuecerrada a los extranjerospara salvaguardar la seguridad de la investigación militar soviética, a pesar de que se trataba de un punto de parada popular para los turistas soviéticos que entraban y salían del Volga en embarcaciones turísticas.

En contraposición con aquella decisión de Stalin de aislarla, con la llegada de la Copa de Mundo Nizhny recibirá a una gran diversidad de naciones y de culturas, que se verán representadas en los hinchas que irán a defender su bandera a las gradas del estadio.

Más notas