El seleccionado croata clasificó a semifinales de la Copa del Mundo tras vencer a Rusia por penales y sueña con superar al equipo que obtuvo un tercer puesto hace 20 años.

Croacia, a semifinales con el sueño de Francia 98'

Julián Rozencwaig

28 DE MARZO DE 2018

El sueño se aproxima cada vez más. “Ganar el Mundial es casi impensable, sería como el cuento de hadas más bonito”, dijo el capitán croata Luka Modric en la previa a los cuartos de final que su equipo ganó por penales tras un 2 a 2 ante Rusia y que a medida que avanza en esta Copa del Mundo, degrada lo “impensable” para convertirlo en posible, más aun teniendo en cuenta la performance del seleccionado europeo en Francia 1998: un tercer puesto que alcanzó la mejor marca en Mundiales para su país.
Ese equipo de hace 20 años también enfrentó en su grupo a Argentina, pero en aquella ocasión fue derrotado por 1 a 0 en contracara con la goleada del 21 de junio por 3 a 0. Dos triunfos, uno ante Jamaica y otro contra Japón, encauzaron a la victoria frente a Rumania en octavos de final y a la goleada ante Alemania en cuartos que ilusionó a una nación declarada independiente el 8 de octubre de 1991 y que atravesaba su primera competencia mundial como tal. La derrota contra Francia por 2 a 1 en semifinales fue anécdota: adquirieron el tercer puesto con victoria a Holanda como consuelo.
Algo de ese conjunto poseen los jugadores actuales, como lo afirmó Robert Jarni, exlateral zurdo de aquel combinado, y por eso es menester recordarlos. Ivan Perisic, el mediocampista de Inter de Milán que brilla en las triangulaciones con sus compañeros de mitad de cancha, es el mediapunta Zvonimir Boban del presente, no por su personalidad que al futbolista de los 49 años contemporáneos lo llevó a cargar la cinta de capitán en su época sino por la posición que desempeña. Sueña con repetir lo que hizo Croacia hace dos décadas, cuando ellos eran niños. “Siempre quisimos revivir eso”, admitió.
El combinado que dirigía Miroslav Blazevic, hoy cumpliendo misma función en Sloboda Tuzla de la Premijer Liga de Bosnia, tenía entre sus filas a Davor Suker, delantero de Real Madrid en aquel entonces, quien convirtió un gol por partido (seis totales) y fue la punta de lanza del seleccionado que también lo acobijó como figura. De las pocas disparidades que existen entre los dos grupos si las hay, con una Croacia versión 2018 en la que marcan Luka Modric, Ante Rebic, Ivan Perisic y Mario Mandzukic entre sus goleadores.
La película Vatreni, que documenta el proceso que lograron para sus actuaciones en la Eurocopa 1996 –fue eliminado en cuartos de final- y el Mundial 1998 y que además titula el nombre del apodo de la selección, fue observada por el plantel por “la motivación extra que transmite a los jugadores”, según explicó el director técnico Zlatko Dalic, quien la proyectó en la antesala al partido frente a Nigeria que ganaron 2 a 0.
Quizás no sea tan impensable para Croacia el título deseado por todos. Estos futbolistas conocen la historia y sueñan con superarla. La próxima barrera que deberán afrontar será Inglaterra, el miércoles a las 15. Para comenzar el principio de un fin tan bonito como un cuento de hadas.

El sueño se aproxima cada vez más. “Ganar el Mundial es casi impensable, sería como el cuento de hadas más bonito”, dijo el capitán croata Luka Modric en la previa a los cuartos de final que su equipo ganó por penales tras un 2 a 2 ante Rusia y que a medida que avanza en esta Copa del Mundo, degrada lo “impensable” para convertirlo en posible, más aun teniendo en cuenta la performance del seleccionado europeo en Francia 1998: un tercer puesto que alcanzó la mejor marca en Mundiales para su país.

Ese equipo de hace 20 años también enfrentó en su grupo a Argentina, pero en aquella ocasión fue derrotado por 1 a 0 en contracara con la goleada del 21 de junio por 3 a 0. Dos triunfos, uno ante Jamaica y otro contra Japón, encauzaron a la victoria frente a Rumania en octavos de final y a la goleada ante Alemania en cuartos que ilusionó a una nación declarada independiente el 8 de octubre de 1991 y que atravesaba su primera competencia mundial como tal. La derrota contra Francia por 2 a 1 en semifinales fue anécdota: adquirieron el tercer puesto con victoria a Holanda como consuelo.

Algo de ese conjunto poseen los jugadores actuales, como lo afirmó Robert Jarni, exlateral zurdo de aquel combinado, y por eso es menester recordarlos. Ivan Perisic, el mediocampista de Inter de Milán que brilla en las triangulaciones con sus compañeros de mitad de cancha, es el mediapunta Zvonimir Boban del presente, no por su personalidad que al futbolista de los 49 años contemporáneos lo llevó a cargar la cinta de capitán en su época sino por la posición que desempeña. Sueña con repetir lo que hizo Croacia hace dos décadas, cuando ellos eran niños. “Siempre quisimos revivir eso”, admitió.

El combinado que dirigía Miroslav Blazevic, hoy cumpliendo misma función en Sloboda Tuzla de la Premijer Liga de Bosnia, tenía entre sus filas a Davor Suker, delantero de Real Madrid en aquel entonces, quien convirtió un gol por partido (seis totales) y fue la punta de lanza del seleccionado que también lo acobijó como figura. De las pocas disparidades que existen entre los dos grupos si las hay, con una Croacia versión 2018 en la que marcan Luka Modric, Ante Rebic, Ivan Perisic y Mario Mandzukic entre sus goleadores.

La película Vatreni, que documenta el proceso que lograron para sus actuaciones en la Eurocopa 1996 –fue eliminado en cuartos de final- y el Mundial 1998 y que además titula el nombre del apodo de la selección, fue observada por el plantel por “la motivación extra que transmite a los jugadores”, según explicó el director técnico Zlatko Dalic, quien la proyectó en la antesala al partido frente a Nigeria que ganaron 2 a 0.

Quizás no sea tan impensable para Croacia el título deseado por todos. Estos futbolistas conocen la historia y sueñan con superarla. La próxima barrera que deberán afrontar será Inglaterra, el miércoles a las 15. Para comenzar el principio de un fin tan bonito como un cuento de hadas.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.

Rusia 2018

Mbappé, preparado para heredar el trono mundial

Con 19 años, es el mejor jugador joven de Rusia 2018: el planeta fue a ver a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo pero se encontró con Kylian Mbappé.