Ambas selecciones apostaron a la renovación de sus figuras y buscan consolidar el futuro de sus equipos.

Inglaterra y Suecia: duelo de presencias y ausencias

Nahuel Gala (@NahueGala)

28 DE MARZO DE 2018

Wayne Rooney (inglés) y Zlatan Ibrahimovic (sueco) son los máximos goleadores de la historia de sus selecciones con 53 y 62 goles, respectivamente. Lo que los une es su pasado en el Manchester United y la trascendencia que tuvieron a lo largo de sus participaciones con sus determinados combinados nacionales ya sea en Eurocopas como en Campeonatos del Mundo. Pero sus caminos se alejaron del ámbito internacional y abrieron el juego a otros integrantes. Rooney, además, tan solo convirtió un tanto en once encuentros disputados a lo largo de tres Mundiales: Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014. Por su lado, Ibrahimovic se retiró del equipo en el 2016 previo a la clasificación para Rusia 2018. Luego de que sus excompañeros eliminaran a Holanda en el Grupo A y, posteriormente, a una potencia como Italia en el repechaje, Zlatan pidió volver para tener la oportunidad de disputar su segunda cita mundialista. La Asociación Sueca de Fútbol rechazó la petición de la superestrella escandinava y por eso recibieron esta respuesta de su parte: "Una Copa del Mundo sin mí no sería una Copa del Mundo". Con el actual delantero de Los Ángeles Galaxy en sus filas, Suecia avanzó a octavos de final en 2002 y 2006 y ni siquiera se clasificó en 2010 y 2014, aunque sin su presencia volvieron a la competición tras 12 años y lograron avanzar para estar entre los ocho mejores, instancia a la que no llegaban desde Estados Unidos 1994.
Los Tres Leones, quienes enfrentarán a los azules y amarillos denominados Wunderteam en el Samara Arena este sábado, poseen a uno de los goleadores del certamen: Harry Kane, atacante del Tottenham Hotspur, marcó 6 tantos en 3 partidos. Lo hizo por duplicado en el debut ante Túnez, por triplicado contra Panamá en la segunda fecha y abrió el del marcador en el empate 1 a 1 con Colombia en octavos de final que definió el pase a cuartos de los británicos desde la definición en los doce pasos. El centrodelantero nacido en Londres alcanzó la marca de Gary Lineker, histórico jugador del seleccionado inglés, al conseguir la cifra exacta que logró en México 1986 el por aquel entonces futbolista del FC Barcelona que estampó en seis ocasiones la pelota en la red del arco rival. Desde ese Mundial, Inglaterra no tiene un nueve de área definido como carta de gol por excelencia y ahora encontró a quien se convirtió en el segundo máximo anotador en la historia de los Campeonatos del Mundo para los defensores de la Reina.
El delantero que le faltaba a uno y el que le sobraba al otro­. Suecia sin Ibrahimovic tiene más protagonismo en un Mundial que cuando lo tuvieron dentro de los 23. “Hemos aprendido a jugar sin Zlatan”, sentenció Marcus Berg, actual número 9 del combinado que dirige técnicamente Janne Andersson. Es claro que tener un futbolista de su talla sería fundamental pero tampoco es indispensable en un equipo de un deporte colectivo como este. Asimismo, Kane le devolvió la esperanza de sentir el fervor de marcar un tanto en una Copa del Mundo para los que entrena Gareth Southgate. Intercambiando piezas, ajustando tuercas, ambas selecciones llegan con 3 victorias y 1 derrota en el trayecto hasta la llave en la que se verán las caras. Los suecos aprendieron a no depender del atacante que integraba el plantel y, en cambio, los ingleses precisaban con ansias de un jugador que les asegurara convicción en ataque para un torneo de semejante talla y que viene demostrando que hicieron bien en confiar en él. Desde Italia 1990 que Inglaterra no avanza a semifinales y lo mismo le ocurre a los escandinavos hace casi dos décadas y media

Wayne Rooney (inglés) y Zlatan Ibrahimovic (sueco) son los máximos goleadores de la historia de sus selecciones con 53 y 62 goles, respectivamente. Lo que los une es su pasado en el Manchester United y la trascendencia que tuvieron a lo largo de sus participaciones con sus determinados combinados nacionales ya sea en Eurocopas como en Campeonatos del Mundo. Pero sus caminos se alejaron del ámbito internacional y abrieron el juego a otros integrantes. Rooney, además, tan solo convirtió un tanto en once encuentros disputados a lo largo de tres Mundiales: Alemania 2006, Sudáfrica 2010 y Brasil 2014.

Por su lado, Ibrahimovic se retiró del equipo en el 2016 previo a la clasificación para Rusia 2018. Luego de que sus excompañeros eliminaran a Holanda en el Grupo A y, posteriormente, a una potencia como Italia en el repechaje, Zlatan pidió volver para tener la oportunidad de disputar su segunda cita mundialista. La Asociación Sueca de Fútbol rechazó la petición de la superestrella escandinava y por eso recibieron esta respuesta de su parte: "Una Copa del Mundo sin mí no sería una Copa del Mundo". Con el actual delantero de Los Ángeles Galaxy en sus filas, Suecia avanzó a octavos de final en 2002 y 2006 y ni siquiera se clasificó en 2010 y 2014, aunque sin su presencia volvieron a la competición tras 12 años y lograron avanzar para estar entre los ocho mejores, instancia a la que no llegaban desde Estados Unidos 1994.

Los Tres Leones, quienes enfrentarán a los azules y amarillos denominados Wunderteam en el Samara Arena este sábado, poseen a uno de los goleadores del certamen: Harry Kane, atacante del Tottenham Hotspur, marcó 6 tantos en 3 partidos. Lo hizo por duplicado en el debut ante Túnez, por triplicado contra Panamá en la segunda fecha y abrió el del marcador en el empate 1 a 1 con Colombia en octavos de final que definió el pase a cuartos de los británicos desde la definición en los doce pasos.

El centrodelantero nacido en Londres alcanzó la marca de Gary Lineker, histórico jugador del seleccionado inglés, al conseguir la cifra exacta que logró en México 1986 el por aquel entonces futbolista del FC Barcelona que estampó en seis ocasiones la pelota en la red del arco rival. Desde ese Mundial, Inglaterra no tiene un nueve de área definido como carta de gol por excelencia y ahora encontró a quien se convirtió en el segundo máximo anotador en la historia de los Campeonatos del Mundo para los defensores de la Reina.

El delantero que le faltaba a uno y el que le sobraba al otro­. Suecia sin Ibrahimovic tiene más protagonismo en un Mundial que cuando lo tuvieron dentro de los 23. “Hemos aprendido a jugar sin Zlatan”, sentenció Marcus Berg, actual número 9 del combinado que dirige técnicamente Janne Andersson. Es claro que tener un futbolista de su talla sería fundamental pero tampoco es indispensable en un equipo de un deporte colectivo como este.

Asimismo, Kane le devolvió la esperanza de sentir el fervor de marcar un tanto en una Copa del Mundo para los que entrena Gareth Southgate. Intercambiando piezas, ajustando tuercas, ambas selecciones llegan con 3 victorias y 1 derrota en el trayecto hasta la llave en la que se verán las caras.

Los suecos aprendieron a no depender del atacante que integraba el plantel y, en cambio, los ingleses precisaban con ansias de un jugador que les asegurara convicción en ataque para un torneo de semejante talla y que viene demostrando que hicieron bien en confiar en él. Desde Italia 1990 que Inglaterra no avanza a semifinales y lo mismo le ocurre a los escandinavos hace casi dos décadas y media

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

Breves apuntes de lo que dejó Rusia 2018

Más de un mes, 64 partidos, un campeón y un sinfín de flecos para no dejar de pensar el Mundial.

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.