A Uruguay le falló lo que jamás pensaba que le podía fallar: las desatenciones en el juego aéreo defensivo y grosero error de su arquero le pusieron fin a su trayecto mundialista 

A Uruguay le falló su arma letal

Joaquín Grasso

28 DE MARZO DE 2018

Y un día, el menos oportuno, el arma letal de la Selección de Uruguay, esa cualidad futbolística que la caracteriza desde siempre por sobre los demás equipos del mundo y que nunca falla, falló. Francia aprovechó las desatenciones defensivas de los dirigidos por Óscar Washington Tabárez y el desafortunado error de Fernando Muslera, y la eliminó en los cuartos de final del Mundial de Rusia 2018.

La merecida victoria por 2-1 ante uno de los favoritos como lo era la Portugal de Cristiano Ronaldo invitaba a soñar a todo el pueblo oriental. La ilusión por emular la hazaña de Sudáfrica 2010 –llegó a semifinales- estaba intacta y había material para respaldarlo. Un arquero cada vez más seguro bajo los tres palos, una sólida defensa con el juego aéreo como mayor virtud, un mediocampo que combinaba el buen pie y la garra distintiva rioplatense, y dos tanques en los últimos metros para capitalizar cualquier jugada de riesgo.

Del otro lado del campo de juego se encontraban Les Bleus, un equipo vertical y muy veloz que supo aprovechar los descuidos rivales y que aspiraba volver a meterse en el lote de los cuatro mejores del certamen, como hace doce años. Pese a haber exhibido falencias defensivas en la victoria 4-3 frente a Argentina, el poderío en ataque que ostenta con las presencias de Kylian Mbappé, Antoine Griezmann y Olivier Giroud es capaz de cambiar el rumbo de un partido desfavorable.

"Duros, rudos, deshonestos y casi impasables", describió el diario galo L'Équipe a los jugadores que conforman la última línea uruguaya, previo al duelo de cuartos de final. Sin embargo, en pleno encuentro, a falta de menos de cinco minutos para el cierre de la etapa inicial, los franceses lograron abrir el marcador por la vía de la pelota parada.

Lo cierto es que se desencadenaron varios fallos impensados de los charrúas antes de que la Telstar 18 impactada por la cabeza de Raphael Varane roce la red interior del arco. La imprecisión de Rodrigo Bentancur en la salida, la posterior falta realizada a metros del área propia y la distracción de la zaga central para anticipar el centro que tenía destino francés fueron determinantes para que se produzca el primer grito en Nizhni Nóvgorod. De esta manera finalizaba el primer tiempo. Con un Uruguay errático, sin profundidad y que padeció enormemente la ausencia de su goleador Edinson Cavani, descartado por lesión.

En el complemento la situación parecía cambiar el rumbo. El mediocampo celeste comenzó a estar más participativo y los espacios empezaron a aparecer. El Maestro Tabárez hizo saltar a la cancha a Cristian Rodríguez y Maximiliano Gómez para lograr la estocada final.

Pero a los 61 minutos, el anhelo de los sudamericanos comenzó a desvanecerse. Griezmann recibió la pelota en el borde del área grande y remató. Parecía ser una situación sin mucho peligro. La pelota iba directamente hacia las manos de Fernando Muslera, a quien solo le habían convertido un solo tanto en cuatro apariciones. No obstante, pese al débil remate del extremo del Atlético de Madrid, el esférico se le escabulló de las manos al N°1 y traspasó la línea de meta. El 2-0 parecía irremontable en esa instancia del cotejo. Y así lo fue. Les Bleus celebraron. Los miles de hinchas uruguayos desparramados por las tribunas rusas reconocieron, entre lágrimas y aplausos, el gran torneo de su seleccionado.

Francia vuelve a estar en las semifinales de un Campeonato Mundial como sucedió Alemania 2006 –llegó a la final-. Los comandados por Didier Deschamps deberán aguardar un puñado de horas para conocer a su rival en la siguiente instancia, que saldrá del cruce entre Brasil y Bélgica. El próximo encuentro por un lugar en la final se jugará el martes 10 de julio desde las 15.

La merecida victoria por 2-1 ante uno de los favoritos como lo era la Portugal de Cristiano Ronaldo invitaba a soñar a todo el pueblo oriental. La ilusión por emular la hazaña de Sudáfrica 2010 –llegó a semifinales- estaba intacta y había material para respaldarlo. Un arquero cada vez más seguro bajo los tres palos, una sólida defensa con el juego aéreo como mayor virtud, un mediocampo que combinaba el buen pie y la garra distintiva rioplatense, y dos tanques en los últimos metros para capitalizar cualquier jugada de riesgo.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

Breves apuntes de lo que dejó Rusia 2018

Más de un mes, 64 partidos, un campeón y un sinfín de flecos para no dejar de pensar el Mundial.

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.