La selección de los tres leones superó a Colombia por penales y se metió en los cuartos de final. Se enfrentará a la Suecia de Forsberg el sábado 7 en el Cosmos Arena de Samara.

Inglaterra, por la única vía posible

Tomas Grasso

28 DE MARZO DE 2018

Inglaterra sacó boletos a los cuartos de final tras vencer a Colombia en la última instancia, desde los tiros desde el punto de penal. El primer rival de talla que enfrentó, teniendo en cuenta que cuando le toco frente a Bélgica, ya tenían asegurada su clasificación y jugaron en su mayoría con suplentes.
Un partido más de estos octavos de final donde la paridad fue clara desde el inicio, el partido se jugó lejos de las áreas y los arqueros fueron espectadores de lujo. El juego estuvo totalmente trabado en el mediocampo, en el primer tiempo ninguno de los dos seleccionados pudo mostrar supremacía. El gráfico de calor demostró en la comparativa que los delanteros centro de ambos combinados casi no pisaron el área. Es que los equipos construyen su juego desde la saga central. El ataque no pudo encontrar grietas en las murallas defensivas.
En su camino hasta esta instancia los ingleses y los cafeteros convirtieron más de la mitad de sus goles a partir de situaciones de pelota parada, tres de cinco en el caso de los dirigidos por Pekerman -dos de córner y uno tras falta directa- y seis para los de los 3 leones -el máximo en la competencia-. Hoy no pudo ser de otra manera, el partido se abrió así, como las estadísticas indican.
En el noveno minuto de la segunda parte y tras un tiro de esquina ejecutado por el lateral derecho del Tottenham, Kieran Trippier, el área se llenó de agarrones y empujones, pero el árbitro observó como Carlos Sánchez se llevó por delante a Harry Kane y cobró penal. Él mismo lo cambió por gol y desató la locura de los colombianos que no pudieron hacer pie en el partido producto de la desesperación.
El encuentro continuó su desarrollo de la misma manera, hasta los últimos 10 minutos de juego. Por la necesidad de ir a buscar el resultado que les de vida, el cuerpo técnico sudamericano decidió mandar al campo de juego a Luis Muriel y sumado al ingreso de Carlos Bacca, congestionaron la zona cercana del arquero inglés Jack Butland a la espera de que aparezca un centro. La situación llegó en el último minuto de descuento, pero la figura no fue la de un delantero, fue la de Yerry Mina, el central del Barcelona que con un cabezazo perfecto anotó el gol que hizo vibrar la tribuna del Otkrytie Arena de Moscú.
Finalmente, Inglaterra terminó con las aspiraciones de Pekerman y compañía desde los tiros desde el punto del penal, cuando en el último tiro Carlos Bacca no pudo vencer las manos del arquero del Stoke City y sentenció su eliminación.

Inglaterra sacó boletos a los cuartos de final tras vencer a Colombia en la última instancia, desde los tiros desde el punto de penal. El primer rival de talla que enfrentó, teniendo en cuenta que cuando le toco frente a Bélgica, ya tenían asegurada su clasificación y jugaron en su mayoría con suplentes.

Un partido más de estos octavos de final donde la paridad fue clara desde el inicio, el partido se jugó lejos de las áreas y los arqueros fueron espectadores de lujo. El juego estuvo totalmente trabado en el mediocampo, en el primer tiempo ninguno de los dos seleccionados pudo mostrar supremacía. El gráfico de calor demostró en la comparativa que los delanteros centro de ambos combinados casi no pisaron el área. Es que los equipos construyen su juego desde la saga central. El ataque no pudo encontrar grietas en las murallas defensivas.

En su camino hasta esta instancia los ingleses y los cafeteros convirtieron más de la mitad de sus goles a partir de situaciones de pelota parada, tres de cinco en el caso de los dirigidos por Pekerman -dos de córner y uno tras falta directa- y seis para los de los 3 leones -el máximo en la competencia-. Hoy no pudo ser de otra manera, el partido se abrió así, como las estadísticas indican.

En el noveno minuto de la segunda parte y tras un tiro de esquina ejecutado por el lateral derecho del Tottenham, Kieran Trippier, el área se llenó de agarrones y empujones, pero el árbitro observó como Carlos Sánchez se llevó por delante a Harry Kane y cobró penal. Él mismo lo cambió por gol y desató la locura de los colombianos que no pudieron hacer pie en el partido producto de la desesperación.

El encuentro continuó su desarrollo de la misma manera, hasta los últimos 10 minutos de juego. Por la necesidad de ir a buscar el resultado que les de vida, el cuerpo técnico sudamericano decidió mandar al campo de juego a Luis Muriel y sumado al ingreso de Carlos Bacca, congestionaron la zona cercana del arquero inglés Jack Butland a la espera de que aparezca un centro. La situación llegó en el último minuto de descuento, pero la figura no fue la de un delantero, fue la de Yerry Mina, el central del Barcelona que con un cabezazo perfecto anotó el gol que hizo vibrar la tribuna del Otkrytie Arena de Moscú.

Finalmente, Inglaterra terminó con las aspiraciones de Pekerman y compañía desde los tiros desde el punto del penal, cuando en el último tiro Carlos Bacca no pudo vencer las manos del arquero del Stoke City y sentenció su eliminación.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.

Rusia 2018

Mbappé, preparado para heredar el trono mundial

Con 19 años, es el mejor jugador joven de Rusia 2018: el planeta fue a ver a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo pero se encontró con Kylian Mbappé.