El jugador del "Tri" que dejó de ser una promesa para convertirse en realidad.

El “Chuky” mexicano

Gonzalo Montanari

28 DE MARZO DE 2018

Diabólico, veloz, difícil de marcar, gambeteador. Estas son algunas de las cualidades de Hirving Lozano, delantero azteca que debutó en 2014 en el Pachuca y que, cuatro años más tarde, ya forma parte de la selección que está disputando la Copa del Mundo. Este meteórico ascenso refleja su juego: vertiginoso y letal.
Cuando México sale al campo de juego para afrontar un partido mundialista desde las gradas se vocifera: “Oh… ´Chuky´ Lozano”. Este nuevo cántico de la hinchada del Tri demuestra el enorme cariño, respeto y admiración de parte de los simpatizantes latinoamericanos hacia su gran promesa.
El futbolista, oriundo de Ciudad de México, fue reclutado a sus 11 años por el club Pachuca. Allí nació su llamativo apodo y se potenció su talento. El alias que lo representa fue creado en las inferiores de los Tuzos luego de que Lozano se escondiera, en reiteradas oportunidades, debajo de los asientos del autobús y camas, para de repente aparecer y gritar con el fin de asustar a sus compañeros.
A sus 18 años de edad debutó en el primer equipo del club en dónde se formó. Le bastaron cinco minutos para lograr un gol y advertir a sus compatriotas que él era distinto. Su gran inicio marcó a fuego su relación con los hinchas. Ingresó aquel partido para no volver a salir.
En 2015, Lozano comenzó su carrera con el seleccionado de su nación en el Campeonato de la CONCACAF de aquel año. En el partido inaugural, el “Chuky”, muy endemoniado, marcó dos tantos y repartió 4 asistencias para imponerse por 9-1 frente a Cuba. A lo largo del torneo, Hirving marcó diferencia en cada uno de los encuentros coronando estas actuaciones con el título y el Botín de Oro.
Afianzado dentro de los titulares en el 2016, levantó sus primeros dos títulos con el Pachuca: el Clausura 2016 y la Liga de Campeones 2016-17. Tan sólo un año más tarde, el PSV holandés contrató al desequilibrante delantero dándole la oportunidad de emigrar al fútbol europeo.
Esta nueva etapa en el viejo continente fue acompañada por sus primeras citaciones a la selección mexicana. Luego de un paso regular en la Copa América 2016, en la cual quedó eliminado en cuartos de final con dos partidos jugados, fue consolidándose en el equipo hasta convertirse en titular en las Eliminatorias mundialistas.
Mexico comenzó la Copa del Mundo de una muy buena manera sorprendiendo a propios y a extraños tras ganarle a Alemania, vigente campeón, con un golazo de Lozano luego de una jugada que tuvo todas las características propias de él. Luego pasaron Corea del Sur y Suecia, con una agónica clasificación a octavos de final.
Justamente en esta fase, en la cual quedó eliminado en las últimas seis ediciones, se enfrentará a Brasil, uno de los candidatos a levantar el trofeo. El conjunto azteca deberá llevar a cabo el partido perfecto para dar otro batacazo y, para ello, también tendrá que contar con un “Chuky” más endemoniado que nunca.

Diabólico, veloz, difícil de marcar, gambeteador. Estas son algunas de las cualidades de Hirving Lozano, delantero azteca que debutó en 2014 en el Pachuca y que, cuatro años más tarde, ya forma parte de la selección que está disputando la Copa del Mundo. Este meteórico ascenso refleja su juego: vertiginoso y letal.

Cuando México sale al campo de juego para afrontar un partido mundialista desde las gradas se vocifera: “Oh… ´Chuky´ Lozano”. Este nuevo cántico de la hinchada del Tri demuestra el enorme cariño, respeto y admiración de parte de los simpatizantes latinoamericanos hacia su gran promesa.

El futbolista, oriundo de Ciudad de México, fue reclutado a sus 11 años por el club Pachuca. Allí nació su llamativo apodo y se potenció su talento. El alias que lo representa fue creado en las inferiores de los Tuzos luego de que Lozano se escondiera, en reiteradas oportunidades, debajo de los asientos del autobús y camas, para de repente aparecer y gritar con el fin de asustar a sus compañeros.

A sus 18 años de edad debutó en el primer equipo del club en dónde se formó. Le bastaron cinco minutos para lograr un gol y advertir a sus compatriotas que él era distinto. Su gran inicio marcó a fuego su relación con los hinchas. Ingresó aquel partido para no volver a salir.

En 2015, Lozano comenzó su carrera con el seleccionado de su nación en el Campeonato de la CONCACAF de aquel año. En el partido inaugural, el “Chuky”, muy endemoniado, marcó dos tantos y repartió 4 asistencias para imponerse por 9-1 frente a Cuba. A lo largo del torneo, Hirving marcó diferencia en cada uno de los encuentros coronando estas actuaciones con el título y el Botín de Oro.

Afianzado dentro de los titulares en el 2016, levantó sus primeros dos títulos con el Pachuca: el Clausura 2016 y la Liga de Campeones 2016-17. Tan sólo un año más tarde, el PSV holandés contrató al desequilibrante delantero dándole la oportunidad de emigrar al fútbol europeo.

Esta nueva etapa en el viejo continente fue acompañada por sus primeras citaciones a la selección mexicana. Luego de un paso regular en la Copa América 2016, en la cual quedó eliminado en cuartos de final con dos partidos jugados, fue consolidándose en el equipo hasta convertirse en titular en las Eliminatorias mundialistas.

Mexico comenzó la Copa del Mundo de una muy buena manera sorprendiendo a propios y a extraños tras ganarle a Alemania, vigente campeón, con un golazo de Lozano luego de una jugada que tuvo todas las características propias de él. Luego pasaron Corea del Sur y Suecia, con una agónica clasificación a octavos de final.

Justamente en esta fase, en la cual quedó eliminado en las últimas seis ediciones, se enfrentará a Brasil, uno de los candidatos a levantar el trofeo. El conjunto azteca deberá llevar a cabo el partido perfecto para dar otro batacazo y, para ello, también tendrá que contar con un “Chuky” más endemoniado que nunca.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.

Rusia 2018

Mbappé, preparado para heredar el trono mundial

Con 19 años, es el mejor jugador joven de Rusia 2018: el planeta fue a ver a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo pero se encontró con Kylian Mbappé.

Rusia 2018

El monaguillo bosnio que quiere ser campeón con Croacia

La peculiar historia Zlatko Dalic: un desconocido mundialmente, quien este domingo, en Moscú, puede gritar campeón comandando a la Selección de Croacia.