Los daneses fueron más a partir del segundo tiempo pero los croatas terminaron llevándose el triunfo y la clasificación a cuartos de final en los penales por 3-2. Danijel Subasic y Kasper Schmeichel fueron las figuras del encuentro.

La noche de los arqueros

Nicolás Santarelli

28 DE MARZO DE 2018

Apelando al famoso libro del periodista argentino Dante Panzeri “Fútbol, dinámica de lo impensado”, esta Copa del Mundo no deja de sorprender a propios y extraños. Eliminada la Selección de Alemania (última Campeona del Mundo) en fase de grupos, Argentina, Portugal y España - todos ellos en octavos de final – se pueden tener dos puntos de vista claramente identificados: Las potencias mundiales están bajando su nivel futbolístico o los equipos que no cuentan con grandes figuras en su plantel están creciendo en su orden estratégico para plantear los partidos contra estas potencias.

En el estadio Nizhni Nóvgorod ocurrió lo mismo en el encuentro que protagonizaron Croacia y Dinamarca. La Selección croata tiene conformado un plantel con futbolistas que juegan en las principales ligas de Europa: Luka Módric (Real Madrid), Iván Rakitic (Barcelona) y Mario Mandzukic (Juventus), por mencionar algunos. Tuvo un gran desempeño en la fase de grupos derrotando a sus tres rivales (Nigeria, Argentina e Islandia) y logrando la primera posición en el Grupo D, lo que la ponía como una de las candidatas a ganar la Copa.

Del otro lado estaba Dinamarca, un equipo que pone todas sus fichas en Christian Eriksen, mediocampista de Tottenham de Inglaterra, y no mucho más. Sin embargo, hoy se vio todo lo contrario. Los daneses sorprendieron en el inicio del partido con el gol de Mathias Jorgensen después de un gran saque lateral ejecutado por Jonas Knudsen. El seleccionado dirigido por el noruego Age Hareide sufrió el rápido empate de Croacia a través de Mandzukic, pero eso no le impidió ser más que su rival en las dos horas que duró el juego.

Cada futbolista obedeció el libreto que su director técnico pensó en la previa: posesión del balón y, cuando se pudiera, contraatacar. El plan se mantuvo en pie durante los 90 minutos y el alargue. Pero, como lo más predecible del fútbol es que es impredecible, llegó un penal en el segundo tiempo extra cobrado por el árbitro argentino Néstor Pitana para los croatas. Jorgensen le cometió falta a Rebic y quien lo ejecutó fue Luka Modric, el capitán.

El mediocampista de Real Madrid no jugó bien, se lo notó cansado, no mostró la mejor versión de sí mismo y eso se vio en la definición. El arquero Kasper Schmeichel, experto en la materia, atajó el penal para darle una vida más a su equipo.

Llegaba la acción de los penales, que tuvo como gran héroe a Danijel Subasic, el arquero croata. El guardavalla nacido en Zadar hace 33 años le contuvo el disparo a Christian Eriksen, Lasse Schone y Nicolai Jorgensen. Schmeichel estaba dulce y atajó dos penales (Milan Badelj y Josip Pivaric) pero no pudo contener el quinto: el remate de Rakitic.

Todos corrieron a abrazarlo a Subasic, devenido en héroe nacional, al menos hasta el sábado 7 de julio, cuando Croacia enfrente a Rusia a las 15 (hora Argentina) en Sochi, en la que puede ser también catalogada como “La Noche de los Arqueros”.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.

Rusia 2018

Mbappé, preparado para heredar el trono mundial

Con 19 años, es el mejor jugador joven de Rusia 2018: el planeta fue a ver a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo pero se encontró con Kylian Mbappé.