La historia de Brian Idowu: nació en San Petesburgo y en su tierra natal jugará para Nigeria.

Un ruso entre los once de Nigeria

Joaquín Grasso

28 DE MARZO DE 2018

El Campeonato Mundial de Rusia 2018 renueva la ilusión de todo Nigeria representada en 23 jugadores. Pese a los 7.653,5 kilómetros de distancia que separa a la ciudad rusa del territorio africano, uno de los titulares de las Súper Águilas se siente más local que nunca.

Brian Idowu nació en San Petersburgo, Rusia, y pasó casi toda su vida en aquella región. Su padre nigeriano, quien arribó en su adolescencia al país euroasiático, y su madre ruso-nigeriana le fomentaron desde muy niño su amor por el deporte.

Durante su infancia, Idowu se sentía ruso pese a sus raíces familiares. Su único interés era jugar al fútbol y poder llegar al primer equipo del Zenit, el club de sus amores. Aquel sueño infantil comenzó a gestarse cuando, con nueve años, entró a la academia del conjunto celeste. Sin embargo, con el correr del tiempo comenzó a ser víctima de racismo dentro de la institución. “Las cosas nunca llegaron más allá de las sesiones de entrenamiento con los juveniles. Me apartaban. La razón era que a los fanáticos no le gustaban los futbolistas de piel oscura”, contó.

Hasta ese entonces, Idowu no había considerado su color de piel como un inconveniente. “Mis padres siempre estuvieron preocupados por esta situación y no podía moverme libremente por la ciudad. Temían a los cabezas rapadas”.

Luego del desacertado paso por Zenit, dejó el combinado petersburgués para unirse en libertad de acción a FC Amkar Perm, donde debutó tempranamente, pero no logró afianzarse en la alineación titular. Es por eso que fue cedido una temporada a Dinamo St. Petersburg para que sume más minutos y buenas actuaciones.

Tras volver del préstamo, a base de un gran nivel exhibido, logró ser incluido regularmente en el once inicial. A medida que avanzaban los partidos se fue consolidando en el lateral izquierdo de la defensa hasta ser una pieza fundamental en el andamiaje del equipo. Allí encontró su lugar en el mundo. “En Perm me siento feliz. La afición me quiere. No puedo pedir nada más”, afirmó.

El hecho peculiar en la trayectoria de Idowu sucedió en septiembre del año pasado cuando Gernot Rohr, el entrenador de Nigeria, intentó convencerlo para que se una al seleccionado. Después de varios días de especulación tomó la decisión: optó por vestir los colores de las Súper Aguilas, descartando una futura posible convocatoria de su país de origen.

Su debut internacional se dio en el amistoso ante Argentina, disputado en Krasnodar, Rusia, en noviembre de 2017. Los africanos superaron a la Albiceleste por 4-2, e Idowu convirtió uno de los goles.

Actualmente disfruta de su presente al ser uno de los designados para representar a su nación en el Campeonato Mundial de Rusia 2018. “No me condiciona jugar aquí. Yo me siento como en casa”, aclaró.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

Breves apuntes de lo que dejó Rusia 2018

Más de un mes, 64 partidos, un campeón y un sinfín de flecos para no dejar de pensar el Mundial.

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.