México, clasificado al mundial de fútbol de Rusia, tiene una disyuntiva histórica sobre cuál es el  deporte predominante en su territorio. El béisbol y el fútbol se disputan la pasión de los mexicanos.

Por Gonzalo Montanari

 

 

México: ¿Un deseo deportivo nacional?

Gonzalo Montanari

28 DE MARZO DE 2018

De cara a la próxima cita mundialista, que comenzará el 14 de junio, sigue vigente una particularidad histórica relacionada al lugar de nacimiento y el desarrollo de los futbolistas de la selección mexicana. En la lista de 23 jugadores presentada por Juan Carlos Osorio, entrenador del Tri, se puede apreciar que sólo una de sus figuras nació en el noroeste del país. Héctor Herrera, oriundo de Baja California, tuvo que dejar a su familia con tan sólo 14 años para viajar hacia una ciudad futbolera con el objetivo de convertirse en profesional y lo logró gracias a la convocatoria del Pachuca ubicado cerca de la capital del país.
Los futbolistas más valiosos de la rica historia mexicana son nativos del centro y del sur reafirmando la importancia de este deporte en gran parte del país. Hugo Sánchez (jugador histórico del Real Madrid) y Cuauhtémoc Blanco (segundo máximo goleador del Club América y tercero de la selección), ambos nacidos en Ciudad de México
Luis Hernández (máximo anotador mexicano en Copas del Mundo y Copas América), oriundo de Veracruz; Jorge Campos (arquero mexicano más goleador y tercero en la historia del fútbol), orgullo de Acapulco; Jared Borgetti (máximo anotador del club Santos Laguna y segundo del Tri), proveniente de Culiacancito; Claudio Suárez (jugador que más veces ha vestido la camiseta de México), nacido en Texcoco.
Sobran ejemplos de la identificación y el prestigio social de esta actividad en estas regiones. Esto no es casualidad y tiene un principio: los primeros partidos de fútbol y de béisbol que marcaron fervorosamente a cada Estado.
En 1824, mineros ingleses que emigraron a suelo azteca en búsqueda de trabajo llevaron consigo un sistema de bombeo novedoso para la época y su deporte favorito: el football, que para ese entonces ya estaba reglamentado. Esta disciplina fue practicada en los alrededores de aquella mina, ubicada en Dolores Hidalgo, norte-centro de México. Al cabo de los años, el fútbol se adentró en la piel de los aztecas alojados allí provocando su rápida identificación y repercusión por distintas regiones.
Por otra parte, en 1877, en el Puerto de Guaymas, Sonora-norte de México y frontera con EE.UU.- data el primer partido de béisbol disputado en tierra mexicana por marineros estadounidenses. A partir de este hecho histórico, el deporte creado en Nueva York se ha difundido con éxito en las ciudades del noroeste mexicano sembrando raíces sociales, culturales y deportivas que siguen presentes al igual que su gran competidor, el fútbol.
Es por esto que las figuras de la actual selección, nacidas en las regiones identificadas con el fútbol, tendrán la responsabilidad de transmitir su pasión por este deporte para que no sólo el centro y el sur goce y sufra durante el mundial, sino para que todo el país vibre por una misma pasión.


Acercándonos a la próxima cita mundialista, que comenzará el 14 de junio, sigue vigente una particularidad histórica relacionada al lugar de nacimiento y el desarrollo de los futbolistas de la selección mexicana.

En la lista de 23 jugadores presentada por Juan Carlos Osorio, entrenador del Tri, se puede apreciar que sólo una de sus figuras nació en el noroeste del país. Héctor Herrera, oriundo de Baja California, tuvo que dejar a su familia con tan sólo 14 años para viajar hacia una ciudad futbolera con el objetivo de convertirse en profesional y lo logró gracias a la convocatoria del Pachuca ubicado cerca de la capital del país.

Los futbolistas más valiosos de la rica historia mexicana son nativos del centro y del sur reafirmando la importancia de este deporte en gran parte del país. Hugo Sánchez (jugador histórico del Real Madrid) y Cuauhtémoc Blanco (segundo máximo goleador del Club América y tercero de la selección), ambos nacidos en Ciudad de México.

Luis Hernández (máximo anotador mexicano en Copas del Mundo y Copas América), oriundo de Veracruz; Jorge Campos (arquero mexicano más goleador y tercero en la historia del fútbol), orgullo de Acapulco; Jared Borgetti (máximo anotador del club Santos Laguna y segundo del Tri), proveniente de Culiacancito; Claudio Suárez (jugador que más veces ha vestido la camiseta de México), nacido en Texcoco.

Sobran ejemplos de la identificación y el prestigio social de esta actividad en estas regiones. Esto no es casualidad y tiene un principio: los primeros partidos de fútbol y de béisbol que marcaron fervorosamente a cada Estado.

En 1824, mineros ingleses que emigraron a suelo azteca en búsqueda de trabajo llevaron consigo un sistema de bombeo novedoso para la época y su deporte favorito: el football, que para ese entonces ya estaba reglamentado. Esta disciplina fue practicada en los alrededores de aquella mina, ubicada en Dolores Hidalgo, norte-centro de México. Al cabo de los años, el fútbol se adentró en la piel de los aztecas alojados allí provocando su rápida identificación y repercusión por distintas regiones.

Por otra parte, en 1877, en el Puerto de Guaymas, Sonora-norte de México y frontera con EE.UU.- data el primer partido de béisbol disputado en tierra mexicana por marineros estadounidenses. A partir de este hecho histórico, el deporte creado en Nueva York se ha difundido con éxito en las ciudades del noroeste mexicano sembrando raíces sociales, culturales y deportivas que siguen presentes al igual que su gran competidor, el fútbol.

Es por esto que las figuras de la actual selección, nacidas en las regiones identificadas con el fútbol, tendrán la responsabilidad de transmitir su pasión por este deporte para que no sólo el centro y el sur goce y sufra durante el mundial, sino para que todo el país vibre por una misma pasión.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

Breves apuntes de lo que dejó Rusia 2018

Más de un mes, 64 partidos, un campeón y un sinfín de flecos para no dejar de pensar el Mundial.

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.