Luis Suárez, desde chico, entendió que  el sacrificio sería la base para conseguir el éxito deportivo y personal.

Luis Suárez, un luchador del fútbol y del amor

Dalmira San Miguel

28 DE MARZO DE 2018

“Por ella hice cosas increíbles, como caminar desde Montevideo a Solymar”. Allí vivía Sofía, a tan sólo 24 kilómetros... Comenzamos nuestra relación cuando yo tenía 15 años y ella 13. En mi vida existían dos amores: ella y el fútbol. En mi casa faltaba de todo, pero nunca un plato de comida, no me avergüenzo de decir que con 11, 12 ,13 años me iba a cuidar autos con mi abuelo para llevar algo de plata a mi casa. “Sofía me hizo el aguante siempre. La amo y es el amor de mi vida”. Detrás de estas palabras está Luis Suárez, jugador estrella del Barcelona y del seleccionado uruguayo.
En las relaciones amorosas no es todo color de rosa. Cuando Luis cumplió los 16 años, ya jugaba en las inferiores del Club Nacional de Football. Por ese entonces, Sofía junto a su familia debieron mudarse a Barcelona por trabajo de su padre. Luis entró en una depresión muy grande. Salió a trabajar más horas de lo habitual, pidió plata prestada y se tomó el primer avión que había con destino a Barcelona. “Apenas despegó el avión desde Uruguay de lo nervioso que estaba me empezó a sangrar la nariz. Tenía una camisa blanca que se tiñó de color rojo. Pero no me importaba nada, sabía que en el aeropuerto estaba ella”.
Sofía y Luis estuvieron juntos en Barcelona durante 15 días. Él tuvo que regresar a Uruguay y ella se quedó en la ciudad española. “Recuerdo que cuando me fui le dije que iba a volver y que me quedaría cerca de ella siempre. Me costó un montón. Pero yo tenía metido en la cabeza al fútbol y a Sofía, en el corazón”.
Con esfuerzo y dedicación, Luis llegó al primer equipo del Nacional y en su primera temporada anotó 12 goles en 34 partidos. Unos agentes del equipo holandés del Groningen se volvieron locos por él. Así que a los 19 años lo llevaron a Europa, su lugar soñado, ya que allí estaba su amada. Con el tema de los entrenamientos a Luis le costaba viajar desde Holanda a Barcelona y por esta razón, el delantero decidió pedir la mano de Sofía a su padre y llevársela a vivir con él a los Países Bajos.
“Aunque la gente no lo pueda creer, ella con 16 años y yo con 19 recién cumplidos nos fuimos a vivir a Holanda, a un país que no conocíamos. Hicimos muchas cosas que hoy en día valoramos y disfrutamos muchísimo. Tenemos la familia que siempre quisimos tener”. El amor triunfó para estos dos. En marzo de 2009 se casaron por iglesia y por civil. En agosto de 2010 nació Delfina, su primera hija y en septiembre de 2013 su hijo Benjamín. Los dos siguen juntos y nunca volvieron a separarse.

“Por ella hice cosas increíbles, como caminar desde Montevideo a Solymar”. Allí vivía Sofía, a tan sólo 24 kilómetros... Comenzamos nuestra relación cuando yo tenía 15 años y ella 13. En mi vida existían dos amores: ella y el fútbol. En mi casa faltaba de todo, pero nunca un plato de comida, no me avergüenzo de decir que con 11, 12 ,13 años me iba a cuidar autos con mi abuelo para llevar algo de plata a mi casa.

“Sofía me hizo el aguante siempre. La amo y es el amor de mi vida”. Detrás de estas palabras está Luis Suárez, jugador estrella del Barcelona y del seleccionado uruguayo.En las relaciones amorosas no es todo color de rosa.

Cuando Luis cumplió los 16 años, ya jugaba en las inferiores del Club Nacional de Football. Por ese entonces, Sofía junto a su familia debieron mudarse a Barcelona por trabajo de su padre. Luis entró en una depresión muy grande. Salió a trabajar más horas de lo habitual, pidió plata prestada y se tomó el primer avión que había con destino a Barcelona.

“Apenas despegó el avión desde Uruguay de lo nervioso que estaba me empezó a sangrar la nariz. Tenía una camisa blanca que se tiñó de color rojo. Pero no me importaba nada, sabía que en el aeropuerto estaba ella”.Sofía y Luis estuvieron juntos en Barcelona durante 15 días.

Él tuvo que regresar a Uruguay y ella se quedó en la ciudad española. “Recuerdo que cuando me fui le dije que iba a volver y que me quedaría cerca de ella siempre. Me costó un montón. Pero yo tenía metido en la cabeza al fútbol y a Sofía, en el corazón”.

Con esfuerzo y dedicación, Luis llegó al primer equipo del Nacional y en su primera temporada anotó 12 goles en 34 partidos. Unos agentes del equipo holandés del Groningen se volvieron locos por él. Así que a los 19 años lo llevaron a Europa, su lugar soñado, ya que allí estaba su amada.

Con el tema de los entrenamientos a Luis le costaba viajar desde Holanda a Barcelona y por esta razón, el delantero decidió pedir la mano de Sofía a su padre y llevársela a vivir con él a los Países Bajos.“Aunque la gente no lo pueda creer, ella con 16 años y yo con 19 recién cumplidos nos fuimos a vivir a Holanda, a un país que no conocíamos. Hicimos muchas cosas que hoy en día valoramos y disfrutamos muchísimo. Tenemos la familia que siempre quisimos tener”.

El amor triunfó para estos dos. En marzo de 2009 se casaron por iglesia y por civil. En agosto de 2010 nació Delfina, su primera hija y en septiembre de 2013 su hijo Benjamín. Los dos siguen juntos y nunca volvieron a separarse.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.

Rusia 2018

Mbappé, preparado para heredar el trono mundial

Con 19 años, es el mejor jugador joven de Rusia 2018: el planeta fue a ver a Lionel Messi y a Cristiano Ronaldo pero se encontró con Kylian Mbappé.