El equipo de Cristiano Ronaldo viene de ganar la Euro pero su desempeño no es extraordinario. Su entenador busca sacarse presión sin ceder protagonismo.

Candidatos, no favoritos: la estrategia de Portugal para ir por título

Joaquín Arias

28 DE MARZO DE 2018

Allá por 2009, cuando Huracán asomaba como escollo principal de Vélez en el Torneo Clausura, el diagnóstico le perteneció a Ricardo Gareca. Hace algunos meses, una idéntica evaluación fue realizada por Osvaldo Ardiles para referirse a las posibilidades de Argentina en Rusia. Ahora, con el mismo fin que el campeón del mundo en 1978, son el lateral portugués Cédric Soares y su entrenador Fernando Santos los propietarios de la sentencia “somos candidatos, no favoritos”.

Portugal es el vigente campeón del certamen más importante del continente con más trofeos mundialistas alzados pero, según su técnico, no está dentro del pelotón principal para abrazar la gloria el 15 de julio en Moscú aunque goce de Cristiano Ronaldo. Quizá la frase obedezca a una estrategia (¿para estimular a sus jugadores?, ¿para confundir al rival?, ¿o porque realmente lo siente así?) que ya supo darle dividendos a Santos: la había pronunciado previo al certamen europeo de 2016 y a la Copa Confederaciones 2017, en la que el conjunto luso finalizó tercero.

Si el ser favorito es justificado por un buen funcionamiento, ¿de qué argumentos carece para no serlo? La dificultad en la elaboración de juego es el mayor déficit de un seleccionado que apunta a replegarse para que no le conviertan y reaccionar rápido para contraatacar, pese a disponer de volantes creativos como Bernardo Silva y João Moutinho. Tampoco ofrece garantías en la presión de la salida del rival, en la que el irrenunciable 4-4-2 concede libertades a los defensores laterales adversarios, y, a su vez, cuando las circunstancias del juego le impiden el repliegue, el equipo suele volverse muy largo. Sin embargo, el ingeniero electrónico Fernando Santos logró afianzar un sistema operativo de defensa en el que los zagueros (Pepe y José Fonte o Bruno Alves, generalmente) y el volante central William Carvalho –todos de gran potencial físico- son piezas clave para desactivar insinuaciones de peligro y reiniciar el juego.

Si la candidatura responde a cuestiones ajenas al desempeño, ¿qué factores la legitiman? El peso propio de CR7 y el hecho de ser el último campeón de Europa, lógica y fundamentalmente; la sapiencia de los experimentados (Ronaldo y Pepe a la cabeza) combinada con la frescura de los incipientes jóvenes (Gonçalo Guedes y Bernardo y André Silva por ejemplo); el aliciente de las estadísticas: Portugal fue la segunda selección que menos goles recibió en las Eliminatorias (cuatro, uno más que España); y, se sabe, para conquistar la Copa del Mundo no siempre hay que superar a los equipos con mejor funcionamiento.

“Favoritos son Alemania, Francia, España, Brasil y Argentina”, sostuvo Santos. Candidatos para aterrizar en el cielo mundialista por primera ocasión en su séptimo intento, ellos también.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rusia 2018

Breves apuntes de lo que dejó Rusia 2018

Más de un mes, 64 partidos, un campeón y un sinfín de flecos para no dejar de pensar el Mundial.

Rusia 2018

¿Qué estaban haciendo los campeones del mundo hace cuatro años?

Desde la edición de Brasil a Rusia, son pocos los jugadores franceses que se mantuvieron dentro de la plantilla y pudieron levantar la Copa. ¿Dónde estaban en el 2014?

Rusia 2018

Deschamps, el bicampeón

Desde sus inicios en el rugby, el entrenador de la Francia campeona ya indicaba el carácter y la personalidad que mantuvo durante su mandato a partir de julio de 2012.