Agustín Corradini, director técnico de Las Leonas, e Ignacio Fernández Lobbe, coordinador de juveniles en Delta Rugby Club, hablan con El Equipo sobre el rol del entrenador en los equipos infantiles.

Acompañar en el camino del aprendizaje

Agustín Charriere y Bruno Dupuy

28 DE MARZO DE 2018

“Los entrenadores son muy importantes para la formación de los jugadores juveniles, sobre todo si se predica con el ejemplo. Los chicos de hoy no aprenden como nuestros padres que lo hicieron a los golpes, son criados bajo el cariño y las herramientas. Dales herramientas y dales cariño que ellos van a responder”, afirma Agustín Corradini, actual entrenador de Las Leonas y extécnico del seleccionado nacional de hockey sub 21 que obtuvo el último mundial juvenil en Chile 2016.

“Lo importante, como entrenador, es bajar un mensaje, tanto a nivel club o a nivel seleccionado. Los chicos están para formarse y divertirse. En el momento que se desvía de ahí el foco, se comienzan a cometer errores”, agrega Carlos Ignacio Fernández Lobbe, coordinador de infantiles y juveniles en Delta Rugby Club y exentrenador de Los Pumitas, que obtuvieron el tercer puesto en el mundial de 2016. “Es importante desarrollar jugadores no sólo en la parte rugbística, sino también en la humana, trasmitir valores como el respeto, la disciplina o el compañerismo”, continuó.

Para preservar a las jugadoras del seleccionado juvenil de hockey en el Mundial de 2016, Agustín Corradini tomó la decisión de prohibirles el uso de redes sociales durante el mes de competencia. “Las redes son una herramienta fantástica, que te puede potenciar y que te puede aniquilar- dice Corradini-. A algunas chicas les ponen ‘te amo, quiero ser como vos’, pero les intento hacer entender que eso lo dice la gente pero que ellas son pibas normales. Hay que tener mucho cuidado con eso”.

Ambos entrenadores coinciden en que el contexto en el que se desarrolla un deportista juvenil cambió mucho en los últimos años. “Hoy hay más canchas y, para el alto rendimiento, existe el ENARD, y eso ayuda mucho”, dice Corradini. “Hace 15 años le preguntabas a un chico qué quería ser de grande y te decía jugador de fútbol u otra carrera. Hoy ya hay muchos que juegan al rugby y quieren llegar a ser profesionales en esto, ya sea en Jaguares, la Selección o irse a Europa. Antes llegabas a la primera de tu club y si te diferenciabas jugabas en un seleccionado provisional y nada más”, agrega Fernández Lobbe.

Son muchas las presiones que puede recibir un menor que se destaca en una disciplina, tanto de parte de los padres como de los entrenadores. Por eso es importante preservarlo, por ejemplo, del sentimiento de frustración. “Lo fundamental en el aprendizaje es saber qué hiciste mal y ver cómo poder mejorarlo para no frustrarte”, dice Fernández Lobbe. “Siempre hay que disfrutar del juego. Van a ganar y perder millones de partidos, pero uno debe aprender de las derrotas. Yo les digo que ellos tienen la suerte de ganar o perder dentro de una cancha de rugby con la camiseta de su país”. Por su parte, Corradini sostiene que “en la derrota no hay contención. Si vos no das herramientas antes, por más que te abrace, te hable, no sirve de nada. El trabajo es anterior”.

Un entrenador de menores también debe cuidar que los deportistas, por más que participen de torneos internacionales, no se conviertan en resultadistas. “No importa el resultado”, sostiene Fernández Lobbe, quien logró el bronce con Los Pumas en el mundial de 2007. “Lo que importa son las formas, cómo te preparás física y mentalmente. Si vos ganás y las formas no fueron las correctas, es un resultado a corto plazo, pan para hoy y hambre para mañana. Es importante tener un proyecto y desarrollar a los jugadores sabiendo que en algún momento el laburo bien hecho y planificado paga”.

El objetivo dentro de un club, según Fernández Lobbe, debe ser “seguir formando jugadores y desarrollarlos para un futuro equipo mayor. Es importante entregarle al plantel superior un jugador que pueda tener todas las destrezas, capacidad de tomar decisiones y la condición física para poder jugar el plan de juego que el entrenador quiera”.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Horacio Cangueiro

Campeón de la vida

Sentado en su silla de ruedas, Horacio Cangueiro condujo al campeonato a la división M 19 de Belgrano Athletic. Un ejemplo.

Rugby

Rugby argentino 2017: todo lo que pasó en un año cargado de emociones

Los Pumas, Jaguares y el Top 12 fueron los que vivieron los momentos más destacados. Pasen y vean, día por día, cómo se movió la guinda.

Los Pumas

El bronce, un punto de despegue

El podio conseguido en Francia 2007 fue un punto de partida para el crecimiento del rugby argentino. Surgimiento de equipos, buenos resultados y más competencias ganadas.