La agencia privada de noticias más importante del país fue disuelta por decisión de sus cuatro socios propietarios, entre los que se encuentra el grupo Clarín y el diario La Nación. Sus 100 trabajadores dan pelea para que ello no ocurra o por lo menos para poder reinsentarse en el medio y seguir trabajando como periodistas.

DYN no se quiere ir

Enzo Silva, Lucas Viva, Magalí Robles y Pedro Carbone

28 DE MARZO DE 2018

Es 3 de marzo de 1982 y sobre la Avenida Presidente Julio A. Roca al 636 se instala la Agencia Diarios y Noticias. Ese miércoles nació DyN, que luego se convertiría en la mayor agencia de noticias privada del país, esa a la que un grupo de accionistas, 35 años después, cierra, sobrepasando trabajadores, anécdotas y periodismo.

Treinta y cinco años. 35, la edad del retiro deportivo. Pero esta vez no fue voluntario. Obligado a rescindir el contrato, se retira en silencio, sin merecer ese grado de indiferencia atroz.

Como en cualquier redacción, la sección destinada a Deportes no podría haber quedado afuera. Cientos de periodistas que ejercen la profesión con ética, pasión y trabajo se hicieron cargo de ella. Fue el 14 de marzo cuando Adrián Villegas, apenas a once días del nacimiento de la agencia, se sumó como redactor. Se dice que para ser periodista hay que ser buena persona y, para sumarse a esa redacción tan apasionante, él tampoco podría haber quedado afuera. Y fue en 1988 cuando lo ascendieron para que sea Jefe de la Sección después de Ezequiel Fernández Moores. Duró 20 años.

Era 2 de abril del 1982 y Jorge Búsico, periodista, llegó a las siete de la mañana a su turno en Deportes, y fue enviado a la Plaza de Mayo, a tres cuadras de allí. Es que el país se había iniciado en guerra contra Inglaterra en las Islas Malvinas, y los redactores de deportes no se negaron a estar presente junto al pueblo.

Era septiembre de 1986 y el periodista Raúl Armando Pérez comenzó a colaborar para la agencia. A lo largo de 31 años, él también fue parte de esa gran redacción. “Obtuve una gracia de Adrián Villegas, mi nuevo jefe, a quien conocía desde los tiempos de La Opinión: “Dame todos los partidos de Boca”, le pedí. Lo pensó unos segundos y me dijo que sí. Me quería mucho, Adrián. Eso fue en el 91. Desde entonces, salvo excepciones, cubrí a Boca”, contó.

Pasó el Mundial de 1990, ese julio en Italia en el que el pueblo lloró junto a Diego Maradona, porque, en la corta vida de la agencia, también pasó él: el Diego. Pasaron finales contra Alemania, DyN dedicó tinta al por mayor a las penas de Dios, amputadas por designios irreversibles. Pasaron los Juegos Olímpicos y pasó también la Generación Dorada, y con ella pasó Manu Ginóbili. Pasó Lionel Messi, ese chico que carga consigo el peso de ser el mejor jugador del mundo. Pasó Japón: pasó Boca y pasó Vélez; pasó Carlos Bianchi. Pasó la quimera cuerva por volver a tierra santa, ahí, al barrio de Boedo. Pasaron de microcentro hacia Japón, a compartir esos sueños que tuvieron desde que son pibes.

Pasó la vida de esos periodistas en esa redacción que, entre idas y venidas, laburaron con ética, y trabajo; con adrenalina y frustraciones. Pasaron editores y redactores; pasó Fernández Moores, Búsico, Raúl Pérez, Villegas. Y DyN estuvo ahí. Y ellos estuvieron ahí, y siguen pensando: “esta es la mejor profesión del mundo”, pasen las injusticias y ladren lo que ladren los demás.

Ahora pasaron 35 años y esos primeros días de vida de la Agencia quedaron en la memoria de los periodistas. Es 2017 y ese día de 1982 quedó lejano. Porque ahora la agencia, cuyos dueños son Clarín, La Nación, Río Negro y La Gaceta (Tucumán), anunció su cierre.

Quieren cerrar la agencia y silenciar a casi 100 voces, aunque los trabajadores de prensa no se callan y responden pidiendo justicia y defendiendo 35 años de periodismo, “porque sin trabajo no hay libertad de expresión”.

Ernesto Behrensen, quien era el director de la agencia, les anunció a los trabajadores el 3 de noviembre que el lunes 6 se iba a oficializar en el boletín el cierre de la agencia. Ese día, Ernesto renunció. “Nos avisó primero a nosotros para que no nos enteremos por medio del boletín”, manifestó Diego Bomparola, periodista integrante del sector de Deportes desde hace tres años.

Santiago Magrone es periodista y miembro de la Comisión Gremial Interna de los Trabajadores de DyN, y contó: “En algún momento, la empresa esbozó la posibilidad de avanzar con un esquema de retiros voluntarios, es decir, la reducción de la estructura del personal. Pero tampoco había oficializado el cierre de la agencia. Así que estábamos a la espera de novedades. Ahora nos enteramos que la decisión final es el cierre de DyN, que tiene ya 35 años de creada, con un numeroso e importante grupo de diarios de todo el país”.

La empresa confirmó su decisión de cerrar la agencia; sin embargo, están todavía en discusiones para buscar una salida a este conflicto que implica la desocupación para casi 100 trabajadores. “Nosotros veníamos consultando a la agencia, en los meses previos, acerca de versiones que habían circulado sobre un posible cierre, versión sobre la cual no se hizo cargo en ningún momento”, afirmó Magrone.

El directorio convocó a una asamblea general de accionistas para este jueves 23 de noviembre, en la que se considerará la disolución anticipada de la sociedad y el nombramiento de un liquidador.

El argumento planteado en principio por la empresa es el de las dificultades económicas y financieras que tiene la agencia, dado que hay accionistas que han dejado de realizar sus aportes porque tienen dificultades en sus propios diarios. “Eso es un argumento que le pueda caber a algún accionista minoritario del interior –afirmó Magrone-, pero de ninguna manera ese es un argumento que le cabe como explicación ni a Clarín ni a La Nación. Consultando balances, todo el mundo puede corrobrorar que son grupos empresarios muy poderosos y que están haciendo innumerables negocios millonarios dentro y fuera del espectro de los medios de comunicación. La decisión, que finalmente la van a tomar los accionistas mayoritarios, no puede ser explicada por razones económicas, y en todo caso se trata de decisiones de política empresarial”.

El servicio sigue saliendo por la propia decisión de los trabajadores. De concretarse el cierre de la agencia, los trabajadores no descartan ninguna alternativa. Por lo pronto, están ahora muy abocados al reclamo del no cierre de la agencia. “Si llegamos al final de este ciclo, seguramente se nos ocurrirán alternativas que nos permitan una reinserción laboral en un momento gravísimo por el que atraviesa todo el gremio de prensa, ya que en los últimos dos años se perdieron más de 2500 puestos de trabajo en todo el país”, afirmó el delegado de la agencia.

"El miedo más grande que tenemos todos es no poder trabajar más de periodistas, no conseguir un trabajo como periodistas. A mí me duele mucho el cierre de DyN por todo lo que significa la agencia: es una escuela de periodismo”, manifestó Diego Bomparola.

Porque si la historia la escriben los que ganan, eso quiere decir que hay otra historia: y, a esa, la escriben los trabajadores de DyN.

VIDEO

CAMARAZO EN EL CONGRESO

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mujeres

Primer encuentro de mujeres en Deportea

Fue organizado por el Espacio Común de Estudiantes de la escuela con el fin de generar un momento de reflexión respecto a la comunicación con perspectiva de género en la actualidad. Las invitadas fueron Luciana Peker, Liliana Hendel, Verónica Brunati, Malva Mariani, Marirro Varela, Danila Saiegh y Bárbara Crespo.

8M

Feministas en el mundo

Con hiyab, pero sin fútbol. De cómo el género femenino en Arabia Saudita de no tener voto universal, pasa a presenciar partidos de fútbol que antes tenían prohibidos. De cómo la lucha de las mujeres abre caminos y cómo el deporte es herramienta para cambiar la realidad.

8M

Goles en contra de la brecha salarial

Selecciones femeninas de fútbol luchan por equiparar sus sueldos anuales con el de los hombres mientras que las jugadoras de Noruega lograron marcar el camino de la igualdad y consiguieron una mejora salarial.