El conflicto, que arrancó hace casi un mes y que dejó a más de 530 personas sin trabajo por el cierre de la fábrica Pepsico, tuvo un nuevo capítulo esta madrugada cuando Gendarmería e Infantería reprimieron para desalojar la planta que estaba tomada por los empleados que buscan recuperar su fuente laboral.

Se van los gases pero siguen las lágrimas

Alan Díaz (@alan-diaz12), Tomás Ganino (@Tomasganino10), Azul Kunath (@chulikunath) y Matías Barrientos (@matii_ds)

28 DE MARZO DE 2018

El olor a humo se huele todavía desde una cuadra antes de llegar. Objetos quemados en la calle, trabajadores aguantando el asedio policial y ciudadanos disputando frente a frente por sus derechos. Un clima de total tensión, en estos momentos, se respira en la sede de PepsiCo. Solidarizados con los reprimidos, Rubén “Pollo” Sobrero, dirigente gremial, asegura que “el objetivo del violento operativo fue amedrentar a los trabajadores para que no reclamen por su salario” y además, agrega: “Esta situación ya la vivió el país en los tiempos de Martínez de Hoz y de Menem”.

Miguel, vecino de la localidad de Vicente López, vio cómo todo comenzó a las tres de la madrugada cuando los gendarmes tiraron gas lacrimógeno, incluso dentro de su propia casa, detonando un profundo ardor en sus ojos. De cara a la continuidad del conflicto, Sobrero aseguró que hoy se reunirá con distintos delegados y miembros de la CGT para ver cómo avanzar, “priorizando el lugar de los trabajadores y su legítimo derecho a conservar sus fuentes de ingreso”.

De palitos y gaseosas

La intervención de esta madrugada se generó de manera violenta por el operativo policial que buscaba tomar el control y desalojar a los empleados que acampaban en las inmediaciones del lugar.

El problema comenzó el 20 de junio cuando la empresa cerró la planta y dejó a más de 530 personas sin empleo. La compañía norteamericana se excusó al argumentar que debido “a los obstáculos inherentes a la ubicación de la planta en un área mayormente residencial, su compleja estructura de costos y extensos requerimientos logísticos" derivó en la clausura.

Ante tal anuncio, los miembros de la comisión interna de la planta decidieron tomar la fábrica y reclamar mediante manifestaciones. La elección resaltó los distintos bandos que se encuentran dentro de la misma delegación: por un lado "Lista Verde", que responde al sindicato de alimentos en manos de Rodolfo Daer, y por el otro "Agrupación Bordó", mayoritarios dentro de la comisión interna, que no apoyó la negociación por la indemnización.

Fotos: Matías Barrientos (@matii_ds)

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mujeres

Primer encuentro de mujeres en Deportea

Fue organizado por el Espacio Común de Estudiantes de la escuela con el fin de generar un momento de reflexión respecto a la comunicación con perspectiva de género en la actualidad. Las invitadas fueron Luciana Peker, Liliana Hendel, Verónica Brunati, Malva Mariani, Marirro Varela, Danila Saiegh y Bárbara Crespo.

8M

Feministas en el mundo

Con hiyab, pero sin fútbol. De cómo el género femenino en Arabia Saudita de no tener voto universal, pasa a presenciar partidos de fútbol que antes tenían prohibidos. De cómo la lucha de las mujeres abre caminos y cómo el deporte es herramienta para cambiar la realidad.

8M

Goles en contra de la brecha salarial

Selecciones femeninas de fútbol luchan por equiparar sus sueldos anuales con el de los hombres mientras que las jugadoras de Noruega lograron marcar el camino de la igualdad y consiguieron una mejora salarial.