La marcha federal educativa convocó a más de 400 mil personas en una movilización histórica en reclamo por una paritaria nacional, como indica la ley. Docentes, alumnos y trabajadores de todo el país marcharon en defensa de la educación pública.

Estudiantes de La Plaza

Lorenzo Falcón @LoloFalcon

28 DE MARZO DE 2018

Yo me caí de la escuela pública”, rezaba el guardapolvo, bien blanco, de una nena parada en la esquina de Bolívar 1, haciendo referencia a la inoportuna frase del presidente Mauricio Macri. Ella y su familia formaron parte del colectivo de más de 400.000 personas, entre docentes, alumnos de todos los niveles y científicos de todo el país que marcharon a Plaza de Mayo en defensa de la educación gratuita y el pedido al gobierno de que cumpla la ley de paritarias nacionales libres.

Una manifestación que se puede comparar con la “Marcha Blanca” que sucedió en el año 1988 durante el gobierno de Ricardo Alfonsín o con la “Carpa Blanca”, instalada frente al Congreso en el año 1997 durante el gobierno de Carlos Menem, en contra de las medidas neoliberales y de ajuste, y que duró 1003 días. En ella participó mucha gente de la cultura, entre ellos el recordado Luis Alberto Spinetta.

En la Plaza se encontraron, además de los líderes de los distintos sindicatos de los educadores, las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que fueron ovacionadas y aplaudidas por la multitud presente. “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza”, corearon.

Hoy, en Argentina, solo siete de los 24 distritos resolvieron la discusión salarial, y algunos los cerraron por decreto (San Luis, con el 40%, Neuquén con un 35%, La Pampa el 28%, Salta el 19% pero con posibilidad de discutir a mitad de año, Mendoza el 17% por decreto y en Jujuy el gobernador Gerardo Morales llamó a conciliación obligatoria). La provincia de Buenos Aires ofrece un 19% (en cuotas y luego de varias discusiones) con cláusula y el frente gremial pide el 35% para, al menos, recomponer el salario perdido en 2016 por una inflación que superó el 40.

Llegó el momento del himno y, como ocurre desde hace un tiempo en los estadios donde juega el seleccionado, el canto del que se adueñó el futbolero se contagió. Entonces apareció en el aire aquella reflexión de Leonardo Ponzio, para que esos mundos se unifiquen y se identifiquen. En medio del conflicto salarial de los futbolistas, el emblema de River decía: “Hoy en día también se reclama el paro docente, y me parece más importante. Hay cosas más vitales para encaminar la sociedad y una de ellas es la educación”. Esto hace pensar que el deporte, y más precisamente el fútbol, no está tan lejos, ni ajeno, de los problemas cotidianos de la gente. De hecho, Nahuel Guzmán, arquero que ataja en Tigres de México y que el jueves -desde el banco del seleccionado- volverá a lucir guantes en conmemoración al 24 de Marzo, Día por la Memoria, la Verdad y la Justicia.

La jornada prosiguió entre cantos, banderas y aplausos. En los discursos predominaba la palabra “unidad” y “lucha”, cosas vitales para lograr lo que tanto se busca.

El cierre tuvo una sorpresa, la banda “Arbolito”, siempre involucrada en marchas sociales y de los trabajadores, puso ritmo con varias de sus canciones más escuchadas y más fuertes en el mensaje.

Los “caídos” en la educación pública demostraron, en la calle, que están mas de pie que nunca y que, además, no se piensan rendir.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Violencia de género

"Pedimos trabajar en paz"

Periodistas Unidas es una organización de mujeres que lucha para erradicar el acoso en el ambiente del fútbol y reclamar igualdad de oportunidades y condiciones de trabajo.

Encuentro Nacional de Mujeres

33 Encuentro Nacional de Mujeres: octubre revolución

Para empoderarse bien hay que venir al sur. El Equipo te cuenta desde Trelew cómo se vivió una jornada multitudinaria.

Mujeres

Primer encuentro de mujeres en Deportea

Fue organizado por el Espacio Común de Estudiantes de la escuela con el fin de generar un momento de reflexión respecto a la comunicación con perspectiva de género en la actualidad. Las invitadas fueron Luciana Peker, Liliana Hendel, Verónica Brunati, Malva Mariani, Marirro Varela, Danila Saiegh y Bárbara Crespo.