Capital Federal • T ° - H %

Galería fotográfica: Irina Lavallena @iirinistica

Viejos amores que no están

COMPARTIR
Lorenzo Falcón @LoloFalcon
20 de Septiembre de 2016

Hace nueve meses que estoy escondido acá. En el pueblo más recóndito que conocía de la provincia de Buenos Aires, Agustín Roca. Nadie sabe quién soy, ni quién fui. No conocen mi vida ni mis peleas. Me siento a salvo.

Son cerca de las 23:00 y la luna me encuentra esta vez a mí, caminando. El frío del invierno se hace notar en la escarcha de los campos y en la calle de tierra. Los dos focos que hay en la cuadra me indican el camino. El silencio predomina ante todo. Solo es perturbado por el ladrido de algún que otro perro que se asusta con mi figura.

Amo caminar por las noches. Y hoy por hoy es un lujo que me puedo dar en este lugar, ya que estuve años guardado en la gran ciudad, esperando y luchando sin disfrutar.

En mis caminatas recuerdo todo y a todos. A María Ester, mi hermana, una mujer fuerte como pocas, no muy alta pero con un carácter que la agigantaba. También cruza por mi mente Tomás, el novio de ella, un pibe de barba y pelo largo con ideas tan utópicas que nadie podía entender cómo las defendía con tanta fuerza, con tanta fe. A ellos los llevaron en el ’77. Los agarraron mientras dormían en un hotel cerca de Pehuajó. A mí me quedó la idea que alguien los vendió, pero que sé yo, creo que nunca lo voy a saber ya que no tengo esperanzas de que vuelvan.

Después en mi memoria está ella, la mujer que amé y seguiré amando siempre, Estela. Nos conocimos en la facultad en el año ‘73, ella estudiaba, al igual que yo, Letras. Me hablaba de Walsh y su interminable amor al periodismo y la verdad, y de Cortázar. Le encantaba charlar sobre las mil formas que interpretaba “Rayuela”.

Con apenas 20 años le pedí que fuera mi compañera, y ella aceptó acompañarme y guiarme en todo.

Ambos veníamos de familias peronistas, y en el ’76, poquito después del golpe, nos unimos a Montoneros porque sentíamos la obligación en el pensamiento de que algo había que hacer contra estos fachos.

A partir de ahí todo pasó tan rápido que no recuerdo bien. Llegaban las reuniones secretas, nuestras despedidas a los seres queridos para no involucrarlos en esto, las primeras desapariciones de compañeros cercanos, el miedo…Sí, el miedo. Pero un miedo que no nos espantó, sino que nos dio más fuerza para seguir y proyectar.

Nuestro momento más duro como militantes fue en junio del ’77, cuando desapareció María Ester y Tomás. Estela me pidió que nos exiliáramos, me dijo que ya no nos quedaba nada para hacer. Yo le hablé y hablé hasta que pude convencerla de seguir. Ahora me pregunto con rabia por qué mierda no le hice caso.

Así pasó el año, y llegó el ’78. Sin muchos cambios en nuestras vidas llenas de odio al presente pero con esperanza para conseguir un país como ideábamos.

La noche antes del partido entre Argentina-Perú, en el Mundial, yo salí de mi casa a comprar algo para cenar. Me fui sin saludar a Estela porque minutos antes habíamos discutido, nuevamente. Las peleas ya eran parte de nuestra relación. Estábamos cansados de lo que se estaba viviendo: más compañeros amenazados, muertos y desaparecidos. Estas situaciones generaban rispidez en la pareja.

Camino hasta el almacén de la vuelta y veo pasar por la esquina de Sarmiento y Ecuador un Falcon verde en dirección a mi casa. El miedo y la preocupación llegaron a un punto tan alto que me agarró nauseas y casi caigo desmayado en medio de la calle. Me compongo como puedo y camino distraído hacia una posición que me deje ver pero que no me delate. En ese momento el pensamiento mas oscuro se convirtió en verdad, militares entraban corriendo a mi hogar donde estaba Estela, sola. Lo único que atiné a hacer es correr, lejos, bien lejos, con los ojos llorosos y la piel de gallina.

Nunca más volví a ver a Estela, nunca más regresé a esa casa.

Hoy, dos años después, me encuentro acá, en Roca, caminando y buscando mis ideas, porque ya no las tengo. Se escaparon con el dolor. Se fueron con mi amor. Hoy busco un nuevo camino, pero sé que a pesar de todo la lucha no me abandonó.

Noticias

Estudiantes de La Plaza

La marcha federal educativa convocó a más de 400 mil personas en una movilización histórica en reclamo por una paritaria nacional, como indica la ley. Docentes, alumnos y trabajadores de todo el país marcharon en defensa de la educación pública.

Violencia es mentir

Antes del ingreso de la masa de gente hubo controles en el ingreso al predio La Colmena.

Van a ladrar a lo bobo

De la fiesta a la desazón. El recital del Indio empezó con la temperatura alta, pero se fue enfriando a medida que el cantante pedía calma. Los medios oportunistas buscaron ensuciar la figura del artista.

La NO noticia

Los medios desinformaron sobre el número y las causas de las muertes en el recital del Indio Solari en Olavarría.

No lo soñó

La primera misa terminó con un sabor amargo. La ilusión se rompió en Olavarría y los debutantes se quedaron con las ganas.

(+) relacionadas

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió de la muerte para dar testimonio en el juicio al represor Miguel Etchecolatz. Después, en plena democracia, desapareció para siempre.

(d) noticias

Hay que ver el vaso medio lleno

El conjunto dirigido por Sebastián Ginóbili se transformó en el subcampeón de la Liga de las Américas al caer en la final por 88 a 65 ante el reciente bicampeón de la competencia, Guaros de Lara de Venezuela. El Equipo analiza el valor que tiene este segundo puesto para el plantel bahiense.

Expectativas post Generación Dorada

Con la renuncia de Emanuel Ginobili y Andrés Nocioni a la Selección Argentina de Básquet, dos de sus máximos referentes en los últimos 20 años, se puso punto final a la famosa “Generación Dorada”, y quedó solamente de esa camada el ala-pívot y capitán Luis Scola. Hay tiempo de recambio y su entrenador, Sergio Hernández, lo sabe.

NBA

Durant y Westbrook, una vez hermanos

Soñaron con llevar a Oklahoma a lo más alto de la NBA, pero hoy son enemigos. Cómo recibió a Durant la ciudad que lo vio nacer y que hoy solo cuenta con el talento de Westbrook para no caerse del mapa.

Como si fuera la primera vez

Federer y Nadal volvieron a cruzarse en una final, más cerca del final de sus carreras que de los viejos enfrentamientos que los convirtió en los rivales preferidos del mundo. 

NBA

Dos triunfos impensados para los Mavs

Los Dallas Mavericks volvieron a sorprender al mundo del básquet al ganar 104-97 frente a los Cleveland Cavaliers de LeBron James, obteniendo así dos victorias consecutivas ante los mejores equipos de la NBA.

NBA

Y un día ganó Dallas

Luego de 12 derrotas seguidas ante los Spurs de San Antonio, Los Dallas Mavericks lograron romper la mala racha y vencieron 105-101, donde Nicolás Brussino sumó cuatro minutos y medio más a su experiencia en la NBA.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…