Carlos Bilardo llegó a la Selección para reemplazar a César Luis Menotti y fue el primer DT elegido por Julio Grondona. En medio de fuertes disputas por su estilo de juego y con el apogeo del genio de Diego Maradona, la Selección ganó el Mundial de México en 1986 y fue subcampeón en Italia '90 pero fracasó en dos Copas América.

Entre la gloria y la polémica

F. Fernández Fanego y G. Sarthou

28 DE MARZO DE 2018

Carlos Salvador Bilardo llegó a la Selección Argentina en 1982 para reemplazar a Cesar Luis Menotti. Consiguió una Copa del Mundo (1986) y un subcampeonato (1990). Julio Grondona lo designó luego del fracaso de la selección en el Mundial de España y fue el primero elegido exclusivamente por el fallecido presidente de la AFA, después de haber conseguido el titulo con Estudiantes en el Torneo Metropolitano. Además, tenía como antecedente haber llegado a la final de la Libertadores con Deportivo Cali en 1978, que perdió ante Boca.

Su debut fue en un amistoso contra Chile en mayo de 1983, un partido que terminó empatado 2 a 2 y su primer torneo oficial fue la Copa América de 1983, quedando afuera en la primera ronda. El ciclo de Bilardo empezó de manera muy complicada. Entre 1984 y 1985 se jugaron una serie de amistosos con resultados irregulares. Además, el equipo no mostraba un buen fútbol, lo que generaba una lluvia de críticas. Inclusive del mismo Menotti, lo que produjo un cortocircuito entre los dos técnicos.

El diario Clarín era el medio que mas criticaba la gestión de Bilardo porque simpatizaba con la idea de juego de Menotti. Por ende, Carlos Salvador siempre aclara: “Clarín deportivo siempre me hacia la contra”. Por otro lado, periodistas importantes como Adrián Paenza, Fernando Niembro, Marcelo Araujo y Víctor Hugo Morales apoyaban su mandato en la selección.

Llegó el año 1985 y Argentina debió afrontar las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de México 1986. El conjunto nacional llegó al último partido ante Perú en el estadio Monumental con la necesidad de empatar o ganar para lograr la clasificación, pese a que había vencido de ida y de vuelta a Venezuela y a Colombia. Al término del primer tiempo, perdía 2-1 y se quedaba fuera de la Copa del Mundo, pero con un gol de Ricardo Gareca en la segunda etapa, logró rescatar un punto y así consiguió el pase para México.

En Marzo de 1986, noventa días antes del arranque del mundial, el gobierno de Raúl Alfonsin, a través del secretario de Deportes, Rodolfo O’Reilly y el subsecretario Osvaldo Otero trató de desplazar a Bilardo de su puesto ante la certeza de un fracaso en el Mundial. Pero Julio Grondona y los referentes del plantel, encabezados por Diego Maradona, defendieron a muerte la propuesta de su entrenador, quien pudo conservar su puesto. Para apartarse del clima en su contra, la selección viajo hacia México un mes antes del comienzo del torneo.

En la Copa del Mundo, entre la táctica de Bilardo y las genialidades de Maradona, por segunda vez, Argentina logró consagrarse Campeón del Mundo contra todos los pronósticos. Tras una histórica victoria 2-1 ante Inglaterra con dos goles de Diego (uno, el de “La Mano de Dios” y el otro, el mejor de todos los tiempos) y un 2-0 a Bélgica con otros dos goles del “Diez”, en una final dramática, la Selección venció 3 a 2 a Alemania Federal con tantos de José Luis Brown, Jorge Valdano y Jorge Burruchaga.

En 1987, Argentina fue la sede de una nueva Copa América. Pero el conjunto nacional, con la base del equipo campeón del mundo, decepcionó a todos, quedó afuera en semifinales al perder 0-1 con Uruguay en el estadio Monumental y finalizó cuarto al caer luego 1-2 con Colombia. Otro palo en la rueda para Bilardo que no obstante el título mundial alcanzado un año antes, cada vez recibía más críticas por su estilo de juego y sus decisiones.

Dos años más tarde, la selección de Bilardo tuvo la posibilidad de redimirse en la Copa América de Brasil. Dos victorias y dos empates hicieron que Argentina pase a la fase final. Tras dos duras derrotas contra Brasil, Uruguay y apenas un empate sin goles frente a Paraguay, el combinado nacional quedó tercero.

Al ser el campeón vigente, el seleccionado argentino no tuvo que disputar las eliminatorias para llegar al mundial. En los amistosos previos a la máxima cita del fútbol, los resultados fueron muy malos. Y las críticas aumentaron cada vez más. Casi un calco de lo que había pasado hace cuatro años.

En la Copa del Mundo de Italia 1990, Argentina perdió 0-1 el primer partido contra Camerún. Bilardo expresó: “Si nos quedamos afuera en primera ronda, tiro abajo el avión”. Y otra vez contra todos los pronósticos, el combinado nacional llegó a la final. Pero en esta oportunidad perdió 0-1con Alemania logrando el subcampeonato. Esa final fue el último partido de Carlos Bilardo como entrenador de la selección. Más allá del subcampeonato, Argentina tuvo un pobre desempeño futbolista en Italia. Goycochea y Maradona fueron los pilares para llegar a la final. El arquero fue clave en las definiciones por penales ante Yugoslavia (cuartos de final) e Italia (semifinal) en las que detuvo dos tiros. Diego no marcó goles mostró destellos de su calidad, pese a haber jugado muy lesionado, como en el partido de octavos de final ante Brasil en el que hizo la gran jugada previa al gol de Claudio Caniggia.

El mundial de 1990, fue un resumen del ciclo de Bilardo en la selección. Escaso nivel futbolístico, criticas por doquier y un Maradona sublime. Bilardo nunca pudo ganarse el cariño de la prensa pero si el de Maradona. El “Crack” de Villa Fiorito siempre defendió al entrenador. A pesar de todas las críticas, Bilardo disputó dos mundiales, jugando los 14 partidos. La Selección del “Doctor” tenía mística copera.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Seleccion Argentina

Un regreso sin gloria

Doce años después de haber cerrado su primera experiencia, Alfio Basile volvió a hacerse cargo de la selección. Pero no logró los resultados deseados en la Copa América de Venezuela en 2007 y en la primera rueda de las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica y debió dejar el puesto en octubre de 2008. 

Seleccion Argentina

El ciclo más breve

Sergio Batista se hizo cargo de la selección tras el Mundial de Alemania. Pero llegó a dirigir sólo 17 partidos. La eliminación en cuartos de final de la Copa América jugada en nuestro país en 2011 y la polémica convocatoria a Carlos Tévez aceleraron sus tiempos.

Seleccion Argentina

De la alegría al dolor

El primer ciclo de Alfio Basile como DT de la Selección fue exitoso hasta 1993, con la obtención de dos Copas América. Luego, el 0-5 ante Colombia, el repechaje ante Australia, el doping positivo de Maradona y la eliminación en octavos del Mundial de EE.UU en 1994 echaron todo a perder.