Capital Federal • T ° - H %

Romero junto a Andujar y Orión previo a la entrada en calor./Foto: Télam

Romero y la albiceleste

El arquero titular del equipo argentino, que jugará la final del próximo domingo contra Alemania en el Maracaná, tiene una vasta experiencia con la celeste y blanca, tanto a nivel sub 20 como mayor, y a pesar de haber sido cuestionado en muchos momentos de su carrera es un estandarte para esta selección.

COMPARTIR
Ignacio Agustín Fernández @NachoAFernández
11 de Julio de 2014

Sergio Romero vistió los colores de la selección desde sus inicios como jugador. Cuando tan solo era un joven de 19 años que soñaba con consagrarse en Racing Club, el equipo de sus amores, Hugo Tocalli lo llamó para que integrara el seleccionado sub 20 en el campeonato sudamericano que se disputó en Paraguay y donde consiguieron la clasificación al Mundial de aquel año. A base de buenas actuaciones, supo consagrarse en un campeonato en el que jugaban futbolistas que terminarían siendo estrellas de primer nivel como Arturo Vidal, Edinson Cavani, Alexandre Pato y Ángel Di María. Tras quedar por detrás de Brasil en la fase final, el equipo que integraba Chiquito pudo lograr el objetivo de clasificar al Mundial de Canadá.

Algunos meses después, Tocalli juntó a gran parte de ese plantel para lograr el bicampeonato en Norteamérica. Sergio volvió a vestir el buzo de la selección y fue parte de un sólido equipo. Durante los siete partidos que jugó, tan solo le convirtieron 2 goles. Esa selección integrada por Agüero y Di María, se consagró con el título y volvió a dar la vuelta en la categoría.

Un año más tarde, Sergio Romero ya vestía los colores del Az de Holanda, y Checho Batista, entrenador del seleccionado nacional en aquel momento, lo integró en el equipo olímpico que viajó a Beijing. Chiquito entró casi de casualidad al once titular, dado a que debió suplantar a Oscar Ustari que sufrió una rotura de ligamentos. El actual arquero de Mónaco se calzó los guantes en el último encuentro de la fase de grupos ante Serbia y, a partir de allí, se adueñó del arco. En los cuatro partidos que disputó, mantuvo la valla invicta y ganó la medalla de oro. Allí, en China, pudo conocer a un ídolo con quien mantendría una entrañable relación y una confianza mutua, Diego Armando Maradona.

Uno de los mejores 10 de la historia fue quien le dio la confianza en el arco de la selección mayor. Si bien había estado en el banco de suplentes cuando Alfio Basile era el entrenador, Romero estuvo en los once titulares de la mano de Diego. Luego de haber recibido tres goles en seis partidos y estar presente en duelos definitorios para que Argentina clasifique a la Copa del Mundo, Maradona lo integró en la lista de 23 jugadores que viajaron a Sudáfrica.

En la fatídica Copa, Chiquito recibió tan solo un gol en la fase de grupos por un desentendimiento defensivo. Además, se lo vio seguro con la complicada Jabulani. Con el entrenador de arqueros practicó mucho cómo rechazar la pelota con los puños, estrategia que supo emplear durante los partidos. Ya comenzada la segunda ronda, y luego de no poder evitar un tanto ante México, fue el arquero de la dura goleada ante Alemania. Los cuatro goles que convirtieron los europeos, significó el fin de un proceso en el que todos soñaron con levantar la Copa.

Con la llegada de Sergio Batista al seleccionado argentino, Romero continuó siendo el 1 del equipo nacional. Luego de algunos amistosos, Chiquito fue convocado para ser el arquero titular de la Copa América. Los dirigidos por el Checho no tuvieron un buen funcionamiento, pero Romero recibió tan solo dos goles en los cuatro partidos que disputó. Sin embargo, su actuación se vio opacada debido a que no pudo atajar ningún penal en la definición ante Uruguay en cuartos de final.

Cuando Alejandro Sabella llegó a la selección, Romero continuó siendo el titular. A pesar de que Mariano Andujar tuvo la oportunidad de estar entre los once, no perdió el puesto. Sin embargo, algunos errores individuales hicieron que la gente lo cuestione. A partir de allí, el público empezó a pedir por los arqueros que se destacaban en el campeonato local como Barovero, Marchesín y Orión. A las malas actuaciones, se le sumó la poca partición de Romero en su nuevo equipo, Mónaco.

A pesar de los reproches de los argentinos, Alejandro Sabella consolidó un grupo del que Chiquito era parte y cumplía el rol de arquero titular. Ya en la Copa del Mundo, Romero superó las expectativas y fue una de las figuras más influyentes para que Argentina esté en la final que se jugará el próximo domingo en el Maracaná de Rio de Janeiro, y nada más ni nada menos que contra Alemania, reeditando la final más disputada en la historia de los mundiales.

Argentina

Un regreso sin gloria

Doce años después de haber cerrado su primera experiencia, Alfio Basile volvió a hacerse cargo de la selección. Pero no logró los resultados deseados en la Copa América de Venezuela en 2007 y en la primera rueda de las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica y debió dejar el puesto en octubre de 2008. 

El ciclo más breve

Sergio Batista se hizo cargo de la selección tras el Mundial de Alemania. Pero llegó a dirigir sólo 17 partidos. La eliminación en cuartos de final de la Copa América jugada en nuestro país en 2011 y la polémica convocatoria a Carlos Tévez aceleraron sus tiempos.

De la alegría al dolor

El primer ciclo de Alfio Basile como DT de la Selección fue exitoso hasta 1993, con la obtención de dos Copas América. Luego, el 0-5 ante Colombia, el repechaje ante Australia, el doping positivo de Maradona y la eliminación en octavos del Mundial de EE.UU en 1994 echaron todo a perder.

Entre la gloria y la polémica

Carlos Bilardo llegó a la Selección para reemplazar a César Luis Menotti y fue el primer DT elegido por Julio Grondona. En medio de fuertes disputas por su estilo de juego y con el apogeo del genio de Diego Maradona, la Selección ganó el Mundial de México en 1986 y fue subcampeón en Italia '90 pero fracasó en dos Copas América.

La inesperada ovación

A pesar de ser uno de los jugadores más resistidos an la previa del Mundial, Rojo se ganó desde los primeros partidos un lugar en la concideración popular y fue uno de los mejores del equipo subcampeón.

El sueño más largo

Tras 24 años de larga espera, Argentina volvió a disputar la final de la Copa de Mundo. El rival, como en Italia '90, otra vez fue Alemania. Sin embargo, para llegar a esta instancia, el equipo recorrió un largo camino. Aquí, el paso a paso del Mundial

(+) relacionadas

Le pedimos a Leo que sea Messi

Toda la vida se le exigió un esfuerzo extra a aquellos que pueden darlo, pero no se puede pretender que todos reaccionen de la misma manera. El mejor jugador del mundo es líder pero a su estilo.

No se olvida de los amigos

Ángel Di María contrató un avión particular para llevar a diez de sus amigos de la infancia a ver la final del Mundial contra Alemania, en el Maracaná de Rio de Janeiro, con todos los gastos pagos. El zurdo se recuperó de la lesión y tiene chances de ser titular.

Capitán sin brazalete

Javier Mascherano demuestra, en cada partido, que el liderazgo es algo innato y no una circunstancia que se simboliza con una cinta. 

(d) noticias

Buenos Aires, "Ciudad del Skate"

La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires aprobó un proyecto de los diputados del PRO, Daniel Del Sol y Roberto Quattromano, para que Buenos Aires sea reconocida como "Ciudad del Skate", un deporte urbano que crece día a día y es practicado por miles de jóvenes.

¿Cómo se vive hoy de la música?

El Equipo habló con Javier Viñas, uno de los guitarristas nacionales con más proyección de la actualidad, sobre las novedosas maneras para sobreponerse a la crisis que sufre el sector musical.    

La Ley de Medios, al rescate de la pelota

Ya iniciada la televisación del fútbol por cableoperadores, aún queda un vacío legal: a pesar de las modificaciones por decreto, la norma aún contempla que el Poder Ejecutivo debe garantizar el acceso universal a los contenidos de interés relevante.

NBA

El traspaso de la temporada

Boston y Cleveland llegaron a un acuerdo para rotar sus bases, en una negociación de egos, discusiones y planes a futuro.

Argentina va por otro título en futsal

El campeón del mundo le ganó 6-0 a Bolivia en el CENARD, dando inicio a la Liga Sudamericana que organiza Conmebol, que se disputa del 16 al 20 de agosto. Los partidos son transmitidos en directo por la cuenta de Facebook de la Liga Sudamericana.

Las mil y una del Pato

Silva se quedó con la histórica carrera de los mil kilómetros de Buenos Aires, con la que el TC celebró sus 80 años de vida. La organización montó un espectáculo y la carrera estuvo a la altura de las circunstancias.

Rusia, otra vez en la mira

Las sospechas que desataron polémica en el atletismo ruso, ahora se desplazan al seleccionado de fútbol.

Facebook

Twitter

El arte del gol

El fútbol es arte y Maradona el máximo exponente de una actividad sensible para los argentinos. A 30 años…

Los goles después de “El gol”

Tras el “Gol del Siglo” a Inglaterra, Maradona le convirtió a Bélgica dos tantos maravillosos en…

Dibuje, maestro

Para Augusto Costhanzo, dibujante argentino, Diego fue el responsable de unir sus pasiones, de encontrar la relación…

El mejor compositor de la pelota

El fútbol es música y Diego interpretó la mejor melodía. En diálogo con El Equipo, Valeria…

Desaparecer dos veces

Jorge Julio López fue secuestrado y torturado durante la última dictadura cívico militar, pero volvió…

Los Espartanos: en libertad tras las rejas

En el penal de San Martín, 35 reclusos formaron un equipo de rugby que se enfrenta con clubes poderosos. El deporte…

La Peque de oro

Paula Pareto alcanzó la cima del judo olímpico y demostró, una vez más, por qué pertenece…

La Chapa del campeón

Con Retegui en la conducción, los Leones quedaron en la historia del deporte argentino con el oro en Río y…

La Torre de plata

El tenista argentino Juan Martín Del Potro perdió en la final ante el británico Andy Murray y no pudo…

Son leyenda

Luis Scola, Andrés Nocioni, Carlos Delfino y Emanuel Ginóbili fueron los cuatro sobrevivientes de la Generación…