La pareja masculina argentina de beach volley, integrada por Mauro Zelayeta y Bautista Amieva consiguió la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de la Juventud,  tras vencer 2-0 (21-15 21-15) a la dupla húngara, esta tarde en el Parque Verde.

Bronce que ilusiona al beach vóley

Iñaki Aizaga

28 DE MARZO DE 2018

En una tarde calurosa y con un sol agobiante en la Ciudad de Buenos Aires, se disputó el partido por el tercer puesto en el beach volley. La dupla argentina buscaba obtener el tercer lugar, el cual se les había negado en Nainjin, China, en el mundial sub 19 donde obtuvieron el cuarto lugar. A las 14 comenzó el partido que más esperó el público local: Argentina contra Hungría. Los espectadores ya habían encontrado cierto grado de identificación con la dupla albiceleste, y mucha gente se quedó afuera del estadio de Palermo queriendo presenciar el encuentro, pero las gradas ya estaban colmadas.
Al igual que en el resto de los partidos, el equipo rival mantuvo el saque sobre Zelayeta durante gran parte del primer set, pero al cierre de éste, los húngaros cambiaron su táctica y el servicio comenzó a ser dirigido hacia Amieva. El mendocino no tuvo problemas al respecto. Logró sumar puntos mediante el ataque luego de su recepción, sumado a sus buenas defensas y a los 11 puntos de Zelayeta (8 de ataque y 3 de bloqueo) se llevaron el primer parcial 21 – 15.
En el segundo pascial, la selección de Hungría todavía mantenía las esperanzas y el bloqueo de Artur Hajos les permitía ilusionarse en remontar el partido. El húngaro de 2,03 metros Logró sumar varios puntos mediante esta vía, pero luego, Zelayeta de manera audaz logró evitarlos. El marplatense hizo varios tantos aflojando el ataque por encima del alto bloqueo de Hajos y hasta anotó en diferentes ocasiones esquivándolo con su mano menos hábil, la izquierda. Por su parte, Amieva mantuvo la lectura y la velocidad en defensa que lo caracteriza y que mantuvo durante toda la competencia.
“Cumplimos nuestro objetivo. Sólo me queda agradecer a toda la gente por el apoyo que mostraron en las buenas y en las malas”, transmitió emocionado Mauro Zelayeta al finalizar el partido, seguido de una ovación para él y su compañero. La dupla argentina podrá colgar este bronce en su medallero personal. Ya habían obtenido un primer lugar en el Sudamericano sub 19 y en los Juegos Odesur de Chile, además del cuarto puesto en el Mundial mencionado anteriormente y una quinta posición en la final Sudamericana de mayores disputada en abril. Los fantásticos resultados que está obteniendo esta pareja prometen e ilusionan al futuro, y al presente del beach volley argentino.

En una tarde calurosa y con un sol agobiante en la Ciudad de Buenos Aires, se disputó el partido por el tercer puesto en el beach volley. La dupla argentina buscaba obtener el tercer lugar, el cual se les había negado en Nainjin, China, en el mundial sub 19 donde obtuvieron el cuarto lugar. A las 14 comenzó el partido que más esperó el público local: Argentina contra Hungría. Los espectadores ya habían encontrado cierto grado de identificación con la dupla albiceleste, y mucha gente se quedó afuera del estadio de Palermo queriendo presenciar el encuentro, pero las gradas ya estaban colmadas.


Al igual que en el resto de los partidos, el equipo rival mantuvo el saque sobre Zelayeta durante gran parte del primer set, pero al cierre de éste, los húngaros cambiaron su táctica y el servicio comenzó a ser dirigido hacia Amieva. El mendocino no tuvo problemas al respecto. Logró sumar puntos mediante el ataque luego de su recepción, sumado a sus buenas defensas y a los 11 puntos de Zelayeta, 8 de ataque y 3 de bloqueo, y se llevaron el primer parcial 21–15.


En el segundo parcial, la selección de Hungría todavía mantuvo las esperanzas y el bloqueo de Artur Hajos les permitió ilusionarse en remontar el partido. El húngaro de 2,03 metros Logró sumar varios puntos mediante esta vía, pero luego, Zelayeta de manera audaz logró evitarlos. El marplatense hizo varios tantos aflojando sus ataques por encima del alto bloqueo de Hajos y hasta anotó en diferentes ocasiones esquivándolo con su mano menos hábil, la izquierda. Por su parte, Amieva mantuvo la lectura y la velocidad en defensa que lo caracteriza y que mantuvo durante toda la competencia. La dupla local fue superior y festejó tras cerrar el set también 21-15.


“Cumplimos nuestro objetivo. Sólo me queda agradecer a toda la gente por el apoyo que mostraron en las buenas y en las malas”, transmitió emocionado Mauro Zelayeta al finalizar el partido, seguido de una ovación para él y su compañero. La dupla argentina podrá colgar este bronce en su medallero personal. Ya habían obtenido un primer lugar en el Sudamericano sub 19 y en los Juegos Odesur de Chile, además del cuarto puesto en el Mundial mencionado anteriormente y una quinta posición en la final Sudamericana de mayores disputada en abril. Los fantásticos resultados que está obteniendo esta pareja prometen e ilusionan al futuro, y al presente del beach volley argentino.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Ceremonia Urbana

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 supieron sorprender desde un comienzo con su gran ceremonia de inauguración, que se realizó en la calle, por primera vez en la historia.

Juegos Olímpicos de la Juventud

Récord histórico en medallas para Argentina

Si bien en los Juegos Olímpicos de la Juventud no hay medallero, esta fue la mejor presentación argentina en un evento deportivo de esta importancia.

Buenos Aires 2018

Las dos caras de los Juegos Olímpicos de la Juventud

Los cuatro parques donde se desarrollaron los deportes estuvieron colmados los 12 días, pero más allá de la emoción que implica un evento de esta magnitud, ¿qué gastos y beneficios le dejó a nuestra ciudad?