Mateo Delmastro dejó su lugar de origen, renunció a su viaje de egresados y terminó la escuela por internet para ser el primer argentino en representar al país en bádminton en los Juegos Olímpicos.

Mateo Delmastro dejó su lugar de origen, renunció a su viaje de egresados y terminó la escuela por internet para ser el primer argentino en representar al país en bádminton en los Juegos Olímpicos de la Juventud.Mateo Delmastro dejó su lugar de origen, renunció a su viaje de egresados y terminó la escuela por internet para ser el primer argentino en representar al país en bádminton en los Juegos Olímpicos.

Mateo Delmastro, de Bariloche al mundo

Fernando Bajo

28 DE MARZO DE 2018

En la película de Robín Hood de Walt Disney, estrenada en 1973, Lady Marian, una zorra, y Lady Kuck, una gallina, se enfrentaron en un partido de bádminton. Mateo Delmastro recuerda aquel episodio que le llamó la atención.
Delmastro tiene 18 años, nació el 14 de abril del 2000 en Bariloche y se convertirá en el primer argentino en representar al país en bádminton en la historia de los Juegos Olímpicos.
Cuando tenía 7 años Mateo fue a jugar al fútbol, deporte que practicaba mucho de chico, a un gimnasio. Al llegar, él y sus compañeros se encontraron con que el lugar estaba ocupado por dos hombres que estaban disputando un partido de bádminton. A pesar de protestar porque les habían ocupado la cancha, a Mateo le llamó la atención ese encuentro que estaba viendo. Algo se despertó en él. Tiempo después aquellos jugadores se transformaron en sus entrenadores.
“Al principio mi familia no entendía mucho que era este deporte”, confesó en una entrevista con el programa radial Boomerang. Actualmente su hermano, Dino, de 22 años, también juega al bádminton.
Mateo triunfó en los Juegos Evita 2014, y en los Juegos Sudamericanos de la Juventud de Santiago 2018, salió quinto. Gracias a sus éxitos deportivos se ganó un lugar en este torneo que se desarrollará en Argentina. Sin embargo, el camino no fue fácil.
Para prepararse para la competencia viajó dos veces a entrenar a España, además este año se vino a vivir al Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), donde hizo muchos amigos, pero también extraña su lugar de origen. “Lo que más extraño es a mi mamá, y también a mis amigos. Extraño abrir la puerta de mi casa, caminar 200 metros y ver el lago”, confesó el deportista.
Debido a que se mudó a Buenos Aires tuvo que terminar el secundario por internet y también canceló su viaje de egresados porque le quitaba tiempo de preparación para el torneo. Sí, justamente un joven nacido en Bariloche, ciudad que es elegida por la mayoría de los egresados como destino en el último año escolar, no pudo tener su viaje con sus compañeros.
Delmastro actualmente ocupa el puesto número 125 del ranking Mundial Junior, y en una entrevista con Argentina Dorada confesó a qué rivales prefiere evitar: “Es muy difícil medirse con los asiáticos, son muy buenos”. Sin embargo, en el grupo C el argentino enfrentará al laosiano Kettiya Keoxay, al salvadoreño Uriel Cartuja Artiga y al irlandés Nhat Nguyen.
El rionegrino reconoce su admiración por el chino Lin Dan, jugador de bádminton que se consagró campeón olímpico en Beijing 2008 y Londres 2012, recalca que le gustó mucho todo lo que logró Manu Ginóbili, a quién describe como “un gran competidor” y sueña con que la gente se acerque a verlo y conozca más el deporte que tanto le gusta.

En la película de Robín Hood de Walt Disney, estrenada en 1973, Lady Marian, una zorra, y Lady Kuck, una gallina, se enfrentaron en un partido de bádminton. Mateo Delmastro recuerda aquel episodio que le llamó la atención.

Delmastro tiene 18 años, nació el 14 de abril del 2000 en Bariloche y se convertirá en el primer argentino en representar al país en bádminton en la historia de los Juegos Olímpicos.

Cuando tenía 7 años Mateo fue a jugar al fútbol, deporte que practicaba mucho de chico, a un gimnasio. Al llegar, él y sus compañeros se encontraron con que el lugar estaba ocupado por dos hombres que estaban disputando un partido de bádminton. A pesar de protestar porque les habían ocupado la cancha, a Mateo le llamó la atención ese encuentro que estaba viendo. Algo se despertó en él. Tiempo después aquellos jugadores se transformaron en sus entrenadores.

Al principio mi familia no entendía mucho que era este deporte”, confesó en una entrevista con el programa radial Boomerang. Actualmente su hermano, Dino, de 22 años, también juega al bádminton.

Mateo triunfó en los Juegos Evita 2014, y en los Juegos Sudamericanos de la Juventud de Santiago 2018, salió quinto. Gracias a sus éxitos deportivos se ganó un lugar en este torneo que se desarrollará en Argentina. Sin embargo, el camino no fue fácil.

Para prepararse para la competencia viajó dos veces a entrenar a España, además este año se vino a vivir al Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD), donde hizo muchos amigos, pero también extraña su lugar de origen. “Lo que más extraño es a mi mamá, y también a mis amigos. Extraño abrir la puerta de mi casa, caminar 200 metros y ver el lago”, confesó el deportista.

Debido a que se mudó a Buenos Aires tuvo que terminar el secundario por internet y también canceló su viaje de egresados porque le quitaba tiempo de preparación para el torneo. Sí, justamente un joven nacido en Bariloche, ciudad que es elegida por la mayoría de los egresados como destino en el último año escolar, no pudo tener su viaje con sus compañeros.

Delmastro actualmente ocupa el puesto número 125 del ranking Mundial Junior, y en una entrevista con Argentina Dorada confesó a qué rivales prefiere evitar: Es muy difícil medirse con los asiáticos, son muy buenos”. Sin embargo, en el grupo C el argentino enfrentará al laosiano Kettiya Keoxay, al salvadoreño Uriel Cartuja Artiga y al irlandés Nhat Nguyen.

El rionegrino reconoce su admiración por el chino Lin Dan, jugador de bádminton que se consagró campeón olímpico en Beijing 2008 y Londres 2012, recalca que le gustó mucho todo lo que logró Manu Ginóbili, a quién describe como “un gran competidor” y sueña con que la gente se acerque a verlo y conozca más el deporte que tanto le gusta.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Resumen de la doceava jornada

En el último día de competición la delegación argentina consiguió dos medallas de bronce en boxeo femenino y masculino.

Buenos Aires 2018

“Dale que tienen miedo”

En la previa de los Juegos Olímpicos de la Juventud no se sabía cuánto público argentino concurriría a ver los distintos deportes y cómo alentaría.

Buenos Aires 2018

Boxeador de oro y promesa argentina

Brian Arregui tiene 18 años y se consagró campeón olímpico. A los 9 sufrió el golpe más duro de su vida, con la pérdida de su padre. Conoció a su mujer por el deporte y tuvieron una hija.