La selección argentina femenina de handball se despidió de Río con una derrota por 28-22 frente a Korea en la última fecha del grupo B. Ya sin chances de avanzar, Valentina Kogan, arquera y máxima figura del equipo, se retirará del deporte.

Una despedida no tan triste

Thais Pubul

28 DE MARZO DE 2018

A pesar de la derrota y de no haber clasificado, todo es alegría en el combinado albiceleste de handball femenino. Años se necesitaron para lograr el histórico pase a los Juegos Olímpicos y las dirigidas por Eduardo Peruchena le jugaron de igual a igual a las máximas potencias mundiales de esta disciplina. Nada que reprochar. Mucho para pensar, para modificar, para corregir y para seguir avanzando en el crecimiento de un seleccionado que tiene un futuro por demás brillante.

Sin dudas, el nivel de este último encuentro de “La Garra” no dejó la mejor imagen tras el excelente partido que habían hecho frente a Rusia. En los primeros minutos, la defensa argentina mostró descoordinaciones y errores que Korea no desaprovechó para marcar la primera ventaja de tres goles en el marcador. Sin embargo, con el correr de los minutos las de Peruchena tomaron ritmo y encontraron su juego a pura intensidad en la recuperación y el contraataque, la mayor fuente de goles del seleccionado argentino.

Saber que no había ya chances de pasar de ronda no significó para el conjunto albiceleste una excusa para no dejar todo en la cancha. Las argentinas se mantuvieron siempre metidas en el partido frente a un conjunto que, a pesar de haber involucionado en nivel en estos últimos años, ha conseguido cinco medallas en su historia olímpica y está considerado como uno de los grandes de la rama femenina.

El complemento tuvo un comienzo más que áspero. Una temprana infracción dejó a las asiáticas con una menos en cancha pero “La Garra” no supo aprovechar la situación y, en sólo cuatro minutos, Korea llegó a la máxima diferencia del encuentro en un parcial de 15-11. En esta escala de juego, hay errores que se pagan más que caros y las argentinas cometieron dos serias equivocaciones en los cambios de jugadoras que dieron la posibilidad al rival de estirar el marcador aun más. Un bache de desprolijidad y desconcierto albiceleste dieron ese último batacazo para que las koreanas, que tampoco pudieron clasificarse, cerraran el resultado a su favor.

La figura del equipo argentino fue, sin dudas, la arquera y capitana del equipo Valentina Kogan que con un rendimiento superior al 50 por ciento le dio al equipo la seguridad necesaria desde el fondo para contraatacar y golpear rápidamente al rival. Con 36 años y explícitas ganas de dedicar más tiempo a su familia y a su vida personal anunció antes del comienzo de estos juegos su inminente retiro tras más de 20 años con la camiseta en su pecho. Toda una historia que culmina de la mejor manera.

De esta forma finaliza la participación argentina de handball femenino en su primera presentación en un Juego Olímpico. Por primera vez en la historia del deporte argentino, hubo representación en ambas ramas del deporte y eso es motivo de festejo más allá de cualquier resultado. Argentina terminó última en el Grupo B con cuatro derrotas ante Suecia (31-21), Holanda (26-18), Francia (27-11), Rusia (35.29) y Korea (28-22) y deberá apostar a un nuevo proyecto con vistas a seguir haciendo historia. Tokio 2020 no está tan lejos como parece.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Ceremonia Urbana

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 supieron sorprender desde un comienzo con su gran ceremonia de inauguración, que se realizó en la calle, por primera vez en la historia.

Juegos Olímpicos de la Juventud

Récord histórico en medallas para Argentina

Si bien en los Juegos Olímpicos de la Juventud no hay medallero, esta fue la mejor presentación argentina en un evento deportivo de esta importancia.

Buenos Aires 2018

Las dos caras de los Juegos Olímpicos de la Juventud

Los cuatro parques donde se desarrollaron los deportes estuvieron colmados los 12 días, pero más allá de la emoción que implica un evento de esta magnitud, ¿qué gastos y beneficios le dejó a nuestra ciudad?