Nicolás Córdoba y Ailén Valente tuvieron buenos desempeños pero no alcanzaron para llegar a instancias decisivas.

Los argentinos dejaron una buena imagen en Río

Martín Buján, Juan Manuel Herraiz y Federico Simigliani

28 DE MARZO DE 2018

El argentino Nicolás Córdoba sólo compitió en la prueba de barra fija dentro del cronograma de la gimnasia artística y cumplió con una buena actuación pero no le alcanzó y quedó al margen de la final, a la que acceden los ocho mejores competidores, tras obtener 14.800 puntos y finalizar así en la 16ta posición de la clasificación general junto al coreano Minsoo Park.

El gimnasta nacido en Santa Fe, quien había ingresado a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016 en última instancia por la lesión del portugués Gustavo Simoes, no se mostró muy feliz al terminar la competencia y luego declaro frente a la prensa que fue un momento muy emocionante, pero que se va algo triste por un pequeño error que sufrió en la salida.

Los ocho clasificados para la final de barra fija son: Famian Hambuechen, de Alemenia, el holandés Epke Zonderland, el británico Nile Wilson, Danell Leyva y Samuel Mikulak, representantes de Estados Unidos, el brasileño Francisco Barretto Junior, el ucraniano Oleg Verniaiev y Manrique Larduet, proveniente de Cuba.

Además del aparato en el cual compitió Córdoba, hay otras cinco modalidades de competencia: ejercicio de suelo, caballo con arzones, anillas, barras paralelas y salto. En esta última, el francés Samir Ait Said protagonizó la imagen más impactante en lo que va de los Juegos cuando sufrió una fractura de tibia y peroné en el aterrizaje luego de la acrobacia.

Por su lado, Ailén Valente completó una digna presentación en su debut en los Juegos Olímpicos de Río 2016 donde ganó experiencia y un gran impulso para seguir persiguiendo sus sueños. La única mujer que representa a la Argentina en la especialidad registró 50.065 puntos y se ubicó vigésima en la general por lo que no pudo avanzar a las semifinales.

Valente se desenvolvió correctamente en paralelas, su primera prueba, con muy pocos errores y mucha destreza. Hizo una buena ejecución en sus movimientos, pero en la caída final dio un paso hacia al costado y los jueces la puntuaron con una nota de 13.033.

En la segunda instancia, barra de equilibrio, la argentina sufrió una caída pero lo superó, tuvo una buena salida y finalizó de manera adecuada. Sin embargo los jueces no le perdonaron el inicio fallido y le dieron un puntaje bastante bajo: 11.366.

La gimnasta bonaerense al ritmo de un tango realizó un buen trabajo en su exhibición en suelo, pero volvió a sufrir una caída sobre el final que le restó en el puntaje. Logró un total de 12.000 puntos en la tercera demostración de la jornada.

Por último, Valente cerró su gran ejecución con 13.666 en salto al potro, donde optó por hacer una pirueta en el aire y luego logró un aterrizaje prolijo. La atleta, entre los nervios que generan la competencia y las ganas de mostrarle al mundo lo que sabe hacer en una experiencia única como lo es la cita olímpica, se la vio feliz pese a las dos fallas y ahora resta seguir superándose en lo que se le viene.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Ceremonia Urbana

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 supieron sorprender desde un comienzo con su gran ceremonia de inauguración, que se realizó en la calle, por primera vez en la historia.

Juegos Olímpicos de la Juventud

Récord histórico en medallas para Argentina

Si bien en los Juegos Olímpicos de la Juventud no hay medallero, esta fue la mejor presentación argentina en un evento deportivo de esta importancia.

Buenos Aires 2018

Las dos caras de los Juegos Olímpicos de la Juventud

Los cuatro parques donde se desarrollaron los deportes estuvieron colmados los 12 días, pero más allá de la emoción que implica un evento de esta magnitud, ¿qué gastos y beneficios le dejó a nuestra ciudad?