Las esperanzas de la remera argentina Lucía Palermo de estar en los cuartos de final de la categoría Single Scull en estos Juegos de Río tendrán que esperar. La competencia programada para el día de hoy se suspendió por factores climáticos y se pasó para mañana el repechaje que clasifica para la instancia siguiente.

Los vientos de Palermo

Ignacio Mata

28 DE MARZO DE 2018

El quinto puesto conseguido ayer en su regata de clasificación obligó a Lucía Palermo, de 30 años y del Club San Fernando, a tener que competir hoy en el repechaje por un lugar en cuartos de final y así seguir con vida en los Juegos Olímpicos de Río 2016. Estaba previsto que la competencia arranque a las 8.30 y que Palermo salte a las aguas del Lagoa Stadium media hora más tarde. Sin embargo, vientos fuertes acecharon la zona del remo y se pospuso toda la actividad para una hora y media más tarde.

Pero el reloj marcaba las 10.30 y todavía no había competencia. Los excesivos vientos persistían y entonces se decidió que toda la jornada pase para mañana y allí estará Palermo con su ilusión de mejorar su tiempo y de estar entre las primeras dos posiciones de su regata para avanzar.

"Son cosas que pasan, es un lugar donde se pica el agua", sentenció la remera argentina. El fuerte oleaje hacía imposible competir. Por último, Brian Russo, el otro remero argentino, compite el martes por la misma categoría los cuartos de final.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Ceremonia Urbana

Los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018 supieron sorprender desde un comienzo con su gran ceremonia de inauguración, que se realizó en la calle, por primera vez en la historia.

Juegos Olímpicos de la Juventud

Récord histórico en medallas para Argentina

Si bien en los Juegos Olímpicos de la Juventud no hay medallero, esta fue la mejor presentación argentina en un evento deportivo de esta importancia.

Buenos Aires 2018

Las dos caras de los Juegos Olímpicos de la Juventud

Los cuatro parques donde se desarrollaron los deportes estuvieron colmados los 12 días, pero más allá de la emoción que implica un evento de esta magnitud, ¿qué gastos y beneficios le dejó a nuestra ciudad?