Tras las cuatro medallas (tres doradas y una de plata) que consiguió este año, Paula Pareto, la máxima referente de la actividad en la Argentina y también egresada de Medicina, habló sobre la violencia de género, los exámenes durante los torneos, el crecimiento del deporte y su futuro en el mismo

"El Judo te da un poder más mental que físico"

David Herrera @davidherrera5 y Ezequiel Max Tizzani @ezequielzeck

28 DE MARZO DE 2018

“Uno no quiere ser héroe de nadie. Si el hecho de ganar una medalla puede ayudar a la gente y ser un buen ejemplo, es genial”, es una de las frases de Paula Pareto que reflejan su humildad y lo que es como persona. Una deportista gigante a pesar de su metro y medio de estatura. Ella es La peque.

Se encuentra en el comedor del CeNARD, saluda y recomienda ir hacia la entrada del gimnasio en el que practica ya que va a haber menos ruido. Pregunta como estamos, si nos costó entrar, busca charla mientras camina con su bolso colgado en su hombro. Asegura que estuvo a punto de no hacer la entrevista porque se encuentra engripada, pero que está contenta de hacerla. Sencilla y buena onda. Cuenta que ya hizo pesas a la mañana y que en media hora comienza a entrenar otra vez. Cansada y medio enferma, la egresada de medicina en la UBA y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 habló con EL EQUIPO sobre sus logros, comentó como llevó la carrera de medicina mientras competía y opinó sobre la violencia de género que se vive hoy en día en el país.

  • -No sólo sos judoka, si no también sos médica. Con tantos días de competencia y viajes, ¿Cómo hacías para estudiar una carrera tan amplia como la medicina?

  • -Me llevaba los libros básicamente. No hay ningún secreto más que estudiar en los momentos libres que, si bien hay pocos, se puede usarlos de la mejor manera posible y ordenarse. Terminé dos años más tarde que la mayoría de mis compañeros. Quería terminar, no me quería apurar. Me tomé mi tiempo, tenía una meta clara.

  • -¿Se puede estudiar y ser un atleta de alto rendimiento a la vez?

  • -Si, creo que se puede. Antes lo que hacía era saber ya la fecha de las competencias y saber cuando iba a estar para rendir un examen y cuando no. Hablaba previamente con los profesores que en general tienen una buena predisposición y entienden, el hecho de que se pongan del otro lado del banquito ayudó mucho a que pueda terminar la carrera.

- ¿Pensás que es fundamental la educación tanto en un atleta de alto rendimiento como en alguien que no lo es?

- Sí, es importante en todos. Es lo que el día de mañana te va a dar plata para poder vivir básicamente. Sería bueno que todos puedan acceder a estudiar. Me parece genial que en Argentina haya universidades públicas, porque eso no pasa en muchos lugares del mundo. Eso es como una justificación más para poder estudiar. Está bueno que todos puedan hacerlo o intentarlo, con intentarlo no perdés nada.

De pequeña sus padres le inculcaron, además de que tenía que estudiar, que hacer un deporte estaba bien sin importar cuál fuera, y Paula optó por el judo. “Muchos años fui solo yo en la escuelita, me trataban como una reina”, comenta la judoka, quien asegura nunca haber sentido ningún tipo de exclusión por el hecho de ser mujer.

  • -¿Cuál es tu opinión con respecto a la violencia de género que se vive en el país?

  • -Es algo que siempre estuvo. Ahora gracias a Dios es más visible, digo así porque hay más campañas, más gente que se preocupa porque lo denuncien y eso, espero, hace que pase menos. Está relacionado con el judo. Muchos empiezan a hacer judo justamente por defensa personal y creo que les sirve desde el punto psicológico a las mujeres, más allá de que después tal vez no lo usen. En el Club San Fernando, en el que yo empecé, hay defensa personal y muchas mujeres lo practican. Dicen que van por miedo y porque les da seguridad de saber como defenderse. Te da un poder, tal vez, mental más que físico.


  • Sin querer queriendo, como de sorpresa, su medalla de bronce en Beijing 2008 y su historia ayudaron a las mujeres a empezar, o a volver, a practicar éste deporte. “Los profesores se me acercan y me cuentan que desde mi medalla muchas chicas empezaron a practicarlo. También vienen mujeres y me cuentan que lo entrenan porque sienten miedo y el judo les da un poder, aunque sea mental, de que se podrán defender”.

  • -¿Qué vale más, una medalla o la enseñanza, el hecho de que por vos mucha gente volvió a hacer cosas que le gustan como el judo?
    -Que el logro deportivo pueda ayudar a alguien, es un plus de alegría. Uno no quiere ser héroe de nadie sino sólo entrenar. . Si el hecho de ganar una medalla puede ayudar a la gente y ser un buen ejemplo, es genial. Esas cosas son como un extra que te hacen mucho más feliz que una medalla. Obviamente que uno compite y entrena y todo, para ganar. Sin embargo, la medalla es algo que uno busca, por eso te hace feliz, lo otro es impensado, es una sorpresa que te da un plus.

Confiesa que nunca se imaginó tener los logros deportivos que tiene hoy en día, medalla olímpica, subcampeona mundial y medalla dorada en panamericano, entre otros, mientras continúa con su preparación de cara a las competiciones que se vienen entrenándose mañana y tarde, doble turno, en el CeNARD.


La competencia más próxima de Paula Pareto serán los Juegos Panamericanos, que se desarrollarán en Toronto, Canadá,en julio próximo. Allí se presentarán algunos de los máximos exponentes a nivel mundial: Cuba y Brasil. Por otro lado, en Edmonton, donde consiguió la medalla de plata, logró un resultado fundamental ya que ese torneo suma puntos al ranking mundial, que es el que otorga la clasificación a los Juegos Olímpicos de Rio en 2016, donde Paula obtuvo grandes resultados: 5° puesto en el Mundial de 2007 y campeona del Grand Slam en 2012. “Que sea cerca te beneficia, aunque sea es una mínima ventaja con respecto a los demás rivales, ojalá esa ventaja pueda ser bien aprovechada tanto por mí, como por el resto de los argentinos y podamos traer más medallas que en el resto de los Juegos Olímpicos”.

VIDEO

Paula Pareto gana la final en Turquía

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Buenos Aires 2018

Esa dorada ilusión

Agustín Gil, la joven promesa de judo argentino que con 16 años se consagró ganador de la medalla de oro en los Juegos Odesur de la Juventud, sus inicios, expectativas y actividades cotidianas.

Juegos Olímpicos

Baccino: “Quiero estar en un quinto Juego Olímpico”

El judoca argentino, el máximo ganador de medallas a nivel continental, le contó a El Equipo qué lo motiva a sus 46 años para intentar ir a la cita de Tokio.

Judo

"El judo me da alegría"

Gustavo Picate tiene 46 años y desde hace 40, es un judoca que ha ganado tres títulos del mundo como veterano. Enamorado de su especialidad, le dijo a El Equipo que se pudiera vivir de ella, lo haría sin dudarlo un segundo. "Mas que un deporte, es un estilo de vida" reconoce sin dejar de entrenarse un solo dìa en su casa.