Los Leones obtuvieron por primera vez la medalla de bronce en un Mundial, con victorias incluidas a potencias del hockey. Un equipo revelación con grandes individualidades que busca estar en el lote de los mejores.

Un bronce con gusto a oro

@equipotyd

28 DE MARZO DE 2018

Tuvieron que dejar pasar doce Mundiales Los Leones para sonreír. Hasta entonces, todo era una acumulación de frustraciones, mientras permanecían a la sombra del equipo femenino, que no se cansaba de acuñar logros y que deslumbraba al mundo con sus jugadoras de altísimo nivel.

Pero ahora quedaron atrás todas las goleadas sufridas contra Alemania, Holanda o Australia, porque los muchachos, encabezados por Carlos el Chapa Retegui, se burlaron de la historia y lograron la medalla de bronce en el Mundial de La Haya, y nada más ni nada menos que frente a Inglaterra. Fue una hazaña, y a la vez una sorpresa, al tratarse de la primera vez que se consigue esta presea, ya que las mejores ubicaciones habían sido un sexto lugar, obtenidos en Londres 1986 y Kuala Lumpur 2002.

Antes del comienzo de la competición, el capitán del equipo, Lucas Rey, había dicho que “sería grandioso un quinto puesto con vistas a los Juegos Olímpicos”. Es que nadie esperaba llegar tan lejos ni se consideraban favoritos como para colarse entre los de arriba. Cuando golearon a Sudáfrica 5 a 1 y lograron el pasaje a la semifinal, ya era algo histórico, pero ahora lo es más.

Fue una selección que logró la proeza por la escalera. En su juego fue de menor a mayor. Superó la caída del debut ante la potencia de los holandeses, uno de los mejores del mundo y de todos los tiempos, y ganó los otros cuatro partidos restantes de su grupo. En esa racha, le faltó el respeto a equipos que lo tenían de “hijo” en este tipo de competencias, como a Nueva Zelanda (3-1), Alemania, que es bicampeón olímpico y a quien Argentina nunca había superado en Mundiales (1-0), e Inglaterra, que solo había caído una vez ante la Albiceleste, en el 2002. No pudo con Australia, uno de los mejores de todos los tiempos, que la vapuleó 5 a 1 en semis.

Es un equipo revolucionado, agresivo. Hizo mucho daño con el córner corto, arma con la que antes no lastimaba. En esta ocasión sí lo logró, por intermedio de su as de espadas y goleador del certamen con diez tantos, Gonzalo Peillat. Como anécdota, pero no menor, el Acha, de 21 años, es el segundo top scorer que tiene Argentina en Mundiales. El anterior fue Jorge Lombi, que marcó también una decena en Kuala Lumpur.

Sin duda, una buena señal para los compromisos internacionales que vienen. El recambio generacional en algunos puestos está empezando a dar sus frutos. Los muchachos de Retegui quieren que ésta sea apenas la primera página de su historia, que acaba de bañarse en bronce, aunque tiene sabor a oro. Con esfuerzo y con suerte, esto es sólo el comienzo, lo mejor está por venir. Ahora el próximo sueño son los Juegos de Río de Janeiro en 2016.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Las Leonas

Las nuevas Leonas tienen el camino marcado

Con fuerte recambio generacional, las chicas del hockey jugarán el Mundial de España con la idea de seguir en el podio.

German Orozco

Un cambio que hizo ruido

La Selección masculina de Hockey tiene nuevo técnico. Germán Orozco  reemplaza a Carlos Retegui en medio de un proceso polémico.

Jessica Millamán

Ganarle la pelea a la discriminación

Jessica Millamán, la jugadora de hóckey trans, peleó por sus derechos y ganó una lucha que significa un gran paso para todos y todas.