Ambas selecciones argentinas de hockey sobre césped, tanto la masculina como la femenina, salieron campeonas en la Copa Panamericana que se disputó en la ciudad de Lancaster de Estados Unidos.

Dos rugidos de campeón

Rosario Nougues @RochiNougues

28 DE MARZO DE 2018

Los Leones viajaron al país americano con el objetivo bien claro: ganar el torneo para poder permanecer en lo más alto del ranking mundial y así aumentar la diferencia de puntos con su perseguidor, Australia. A pesar de que esta competencia otorga al ganador el pasaje directo a la Copa del Mundo, los dirigidos por Carlos Retegui no fueron con esa meta ya que habían logrado la clasificación en la etapa semifinal de la Liga Mundial de Londres, jugada en junio.

Los resultados demostraron la superioridad de Argentina ante sus rivales. Los Leones llegaron a la final ganando todos sus partidos por goleada. En fase de grupos derrotaron a Estados Unidos por 6-0, a Chile 9-2 y a Venezuela 12-0. En semifinales se cruzaron con Trinidad y Tobago, a quienes vencieron 8-1. En el último partido la diferencia fue sólo de dos goles porque el arquero de Canadá tuvo una gran actuación.

Ignacio Ortiz, volante de la Selección y autor del primer gol del partido consagratorio, analizó el nivel de juego que propusieron durante todo el torneo, considerando que fueron creciendo a lo largo del mismo. “Fuimos jugando de menor a mayor. La diferencia con los otros equipos era notoria, pero nosotros supimos aprovechar esa ventaja. Sin faltar el respeto a nadie, nos tomamos cada compromiso con mucha responsabilidad”, explicó el jugador de Banco Provincia.

Otra de las grandes noticias para los campeones olímpicos fue la mención a Matías Paredes como mejor jugador del torneo y máximo goleador junto con Gonzalo Peillat, ambos con siete tantos. A su vez, con este título, Los Leones lograron la tercera Copa Panamericana en su historia.

Por su parte, la selección femenina llegó a suelo estadounidense con el propósito de ganar rodaje y experiencia internacional, entendiendo que es un equipo que está en una etapa de recambio, tanto de jugadoras como de cuerpo técnico.

Luego de la salida de Gabriel Minadeo, este torneo se presentaba como el primer examen importante para el entrenador, Agustín Corradini. El extécnico de la selección juvenil pudo plasmar su idea de juego junto con la incorporación de jugadoras que él mismo dirigió en su paso por Las Leoncitas. Además, sumó al plantel experiencia con la reincorporación de Noel Barrionuevo, quien a través del corner corto y del tiro penal, salió goleadora de la Copa con cinco tantos.

Al igual que los chicos, Las Leonas tuvieron un torneo sin muchos sobresaltos. Ganaron todos sus partidos, primero ante Chile 2-1, a Uruguay 6-0 y en semifinales le ganaron 4-1 a Canadá. Con el mismo resultado se consagraron en la final ante Chile, dirigido por el argentino Sergio Vigil. Fue notorio el trabajo de Cachito, dando el batacazo tras derrotar a las locales en semifinales y alcanzando la final ubicándose en el puesto 20 del ranking mundial.

De esta forma, Argentina demostró que es la selección más importante del continente alcanzando su quinto título panamericano, la misma cantidad de veces jugados.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Jessica Millamán

Ganarle la pelea a la discriminación

Jessica Millamán, la jugadora de hóckey trans, peleó por sus derechos y ganó una lucha que significa un gran paso para todos y todas.

Donna Roca

"Jugar en Ciudad es único"

Donna Roca es una joven volante del actual equipo campeón metropolitano de hockey. En diálogo con El Equipo, habló de la importancia de haber sido compañera de Noel Barrionuevo y Carla Rebecchi y de sus aspiraciones para el torneo de este año.