Joaquín Menini, actual jugador de hockey del HGC en Holanda y formado en el Club Ferrocarril Mitre, dijo que a pesar de estar compitiendo en un nivel superior al de Argentina, no se compara con jugar el Metropolitano de Buenos Aires.

“Aunque esté en Holanda, no hay como jugar en Mitre”

Lucía Pinillos @lupinillos

28 DE MARZO DE 2018

“Me gustaría seguir jugando acá en Holanda unos años más, pero pienso todos los días de mi vida en volver al club porque jugar en Mitre para mí es lo más lindo que hay” asegura emocionado uno de los delanteros de la Selección que ganó el oro en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

No sólo es la infraestructura -canchas de agua- lo que le falta al país para apuntar más arriba, sino que la parte económica es uno de los grandes factores por el cual los jugadores emigran a otras ligas, en su mayoría europeas.

El hockey en Europa, tanto masculino como femenino, es semiprofesional y la mayoría de los jugadores cobran un sueldo. “Acá en Holanda son todas canchas de agua y toman al deporte como un trabajo, es por esto que el nivel de juego es más alto y exigente”, cuenta a El Equipo desde el otro lado del Atlántico.

Ni la comida ni el idioma es lo que más cuesta para adaptarse en otro continente. Es gracias al inglés que se comunican entre todos. Particularmente, Menini vive con otro jugador de Mitre, Lucas Martínez, y un español. En lo que respecta a la alimentación, dijo que no es muy diferente y que generalmente cocinan ellos en su casa.

“Lo que más se extraña son mis amigos, el club y mi familia. Ese tiempo es díficil llenarlo, hacer un asado con los chicos, comer con ellos, tomar mate con mi familia. Eso no lo tenés y no lo podés comprar en ningún lado”, confiesa el jugador.

De igual modo, estar con un amigo genera que adecuarse al lugar sea más sencillo. Un día normal de ellos en Holanda se basa en ir al gimnasio, cocinar, entrenar o ser entrenador de los menores del HGC. “Antes cuando hacía calor iba a la playa, sino me gusta tomar mate escuchando la radio en un balconcito lindo que tenemos”,relata.

Pero aún así, jugar afuera tiene la ventaja de que se vive tranquilo, es un trabajo estable a diferencia de Argentina, donde los jugadores no reciben remuneración ya que el hockey es completamente amateur. “El rendimiento de los argentinos acá es excelente, estamos bien vistos porque nos caracterizamos por ser jugadores buenos con mucha garra y amor propio”, afirma Menini.

Una desventaja importante es el estudio. Joaquín tuvo que dejar la carrera de Administración que había empezado en la Universidad Nacional de San Martín para dedicarse de lleno al deporte, pero de igual modo, y con la ayuda de directivos, intentará rendir materias libres.

Además, mencionó que siguen al Metro minuto a minuto, todos los domingos les van contando a través del grupo de Whatsapp de la Primera de Mitre qué es lo que está pasando en el partido. “La verdad que estoy muy contento porque a los chicos no solo les está yendo bárbaro, sino que están jugando increíble”, concluye.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Jessica Millamán

Ganarle la pelea a la discriminación

Jessica Millamán, la jugadora de hóckey trans, peleó por sus derechos y ganó una lucha que significa un gran paso para todos y todas.

Donna Roca

"Jugar en Ciudad es único"

Donna Roca es una joven volante del actual equipo campeón metropolitano de hockey. En diálogo con El Equipo, habló de la importancia de haber sido compañera de Noel Barrionuevo y Carla Rebecchi y de sus aspiraciones para el torneo de este año.

Copa Panamericana

Dos rugidos de campeón

Ambas selecciones argentinas de hockey sobre césped, tanto la masculina como la femenina, salieron campeonas en la Copa Panamericana que se disputó en la ciudad de Lancaster de Estados Unidos.