Ariel Holan, actual ayudante de campo de Matías Almeyda en Banfield, es también uno de los más expertos entrenadores de hockey sobre césped en la Argentina. En diálogo con El Equipo trazó las diferencias y las coincidencias que hay en la preparación y el entrenamiento de los dos deportes.

"El hockey aventaja mucho al fútbol"

Belén Di Spalatro y Pedro Taján

28 DE MARZO DE 2018

El actual ayudante de campo de Matías Almeyda en Banfield y uno de los entrenadores con más trayectoria en el hockey argentino, Ariel Holan, expresó las notorias similitudes entre estos dos deportes a partir de sus vivencias personales. Trabajo y disciplina, son las principales características que lo identifican. Su exitoso paso por el hockey y el reconocimiento que recibió fue tal que lo llevó a dictar clínicas de fútbol en Estados Unidos y luego se convirtió en una pieza muy importante en el cuerpo técnico de Almeyda primero en River y ahora Banfield, club en el que ya había estado junto con Jorge Burruchaga.

-¿Cómo empezó tu relación con el deporte?

-El fútbol era el deporte que más me gustaba. De hecho, me fui a probar a Banfield cuando era chico y entré, pero mi papá no me permitía dejar el colegio porque era bilingüe y de doble escolaridad. Eso me imposibilitaba entrenar por la tarde.

-¿Por qué empezaste a relacionarte con el hockey?

-Entré el hockey porque era lo más parecido al fútbol que podía jugar y me gustó mucho. Igual enseguida me dí cuenta que lo que más me gustaba era ser entrenador. A los 16 años ya dirigía.

-¿Cuántas son las principales similitudes entre ambos deportes?

-Muchas. En cuanto al sistema de juego, en los dos es fundamental el pase y la recepción, y en el fútbol moderno va a ser determinante. También existen transferencias importantes de posturas a pesar de la diferencia de cada deporte. En relación a las alineaciones, en ambos se juega de once. Por más que las formas de convertir sean diferentes, el juego tácticamente es similar, los dibujos tácticos también.

-¿Extrañás algún aspecto del hockey?

-No extraño nada del hockey porque le dí más de 20 años de mi vida. Lo único que me faltó fue dirigir las Selecciones, después hice todo lo que quise.

-¿Por qué decidiste continuar tu carrera como entrenador en el fútbol?

-Porque me quise dar el gusto que no me pude dar en la juventud. comencé a prepararme en el 2001 y en el 2003 empecé a trabajar. Fui haciendo la transición lentamente del hockey porque creía que económicamente era la única forma que lo podía realizar.

-¿Creés que alguno de los dos deportes aventaja en preparación al otro?

-El hockey aventaja mucho al fútbol en cuanto a la competencia porque hay mini hockey y no existe el mini fútbol. En el fútbol, juegan desde pequeños con las mismas reglas que lo harán de grandes. Eso en Argentina marca una gran diferencia. En países como Holanda o Alemania esto ya se copió del hockey. Es más, en el Mundial de Brasil ambos equipos llevaron a entrenadores de hockey que los ayudaron en la preparación de los equipos. Las potencias mundiales ya se dieron cuenta de esto y trabajan con entrenadores de este deporte.

-¿Cuáles fueron tus primeros acercamientos con Jorge Burruchaga?

-Con Jorge empecé a hacerle videoanálisis en el 2003 hasta que llegué a Banfield en el 2008. Fue una muy linda experiencia porque después me convertí en su ayudante de campo y después me largué como entrenador.

-¿Qué diferencias encontras entre el modelo de Burruchaga y el de Matías Almeyda?

-Son momentos diferentes. En aquel entonces nos tocaba armar un equipo competitivo porque la necesidad de Banfield era pelear cosas importantes. Armamos la base del equipo que salió campeón con Falcioni. Con Matías, las necesidades eran otras: teníamos que llevar a Banfield al lugar que nunca tenía que haber perdido, la Primera División. Empezamos un proyecto que ahora busca consolidar a Banfield en Primera basándonos en un proyecto en las Menores.

-¿Cómo empezaste a trabajar con Almeyda?

-Yo dirigía la sexta de Argentinos Juniors y Passarella, que en ese momento era presidente de River, lo llamó al profe para decirle que le iba a dar el primer equipo a Almeyda. Matías cuando tuvo que conformar su cuerpo técnico llamó al profe y a mí.

-¿Qué te genera que el técnico de la Selección argentina resalte el trabajo de Banfield?

-Siempre es importante que un entrenador de la trayectoria del Tata Martino privilegie el análisis del contenido independientemente del resultado. Es un honor. De todas maneras tenemos que profundizar el modelo de nuestro juego porque la Primera es distinta a la “B” y en la medida que lo logremos y aumentemos la eficacia vamos a poder obtener los resultados.

- Las dos últimas son de hockey. ¿Que opinás de la llegada de Aníbal Fernández a la presidencia de la Confederación Argentina de Hockey (CAH)?

-Me gusta que Aníbal esté al frente del hockey porque tiene conducción y experiencia como dirigente. Obviamente él no está solo. Es un hombre de hockey porque siempre acompañó a sus hijos que juegan a este deporte. Me parece que tanto él como los demás dirigentes han contribuído para que el hockey sea lo que es

-¿Y que te parece el inminente retiro de Lucha Aymar?

-Uno cuando ve a una deportista de esta envergadura le pide a Dios que Lucha juegue para siempre, pero el paso del tiempo es inexorable y me gustaría que ella siga vinculada al hockey porque es una de las personas que más tiene para aportarle.

VIDEO

ARIEL HOLAN

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Las Leonas

Las nuevas Leonas tienen el camino marcado

Con fuerte recambio generacional, las chicas del hockey jugarán el Mundial de España con la idea de seguir en el podio.

German Orozco

Un cambio que hizo ruido

La Selección masculina de Hockey tiene nuevo técnico. Germán Orozco  reemplaza a Carlos Retegui en medio de un proceso polémico.

Jessica Millamán

Ganarle la pelea a la discriminación

Jessica Millamán, la jugadora de hóckey trans, peleó por sus derechos y ganó una lucha que significa un gran paso para todos y todas.