Con 21 años y 60 partidos internacionales con la camiseta argentina, fue el goleador del último Mundial de La Haya. Y para Carlos Retegui, tiene todo para ser el mejor jugador del mundo. Flamante defensor del HGC de Holanda, su próximo objetivo es llegar a los Juegos de Río 2016.

Peillat adelanta el futuro

Ezequiel Romero

28 DE MARZO DE 2018

En un deporte en el que parecía difícil destacarse a nivel mundial, Gonzalo Peillat, no sólo fue el goleador del último Mundial disputado en La Haya, sino también la mayor promesa del hockey sobre césped nacional.

Con apenas 21 años, más de 60 partidos en la Mayor y el sueño de ser campeón del mundo con la celeste y blanca, el “Acha”, como se lo conoce a Peillat, cuenta, no solo con un inmejorable presente, sino también con un prometedor futuro. Carlos Retegui, su entrenador en el seleccionado, aseguró que estamos frente a quien, posiblemente, será el mejor jugador del mundo.

Pero el hockey no sólo le dio alegrías en el deporte: Peillat está en pareja con Florencia Habif, integrante de “Las Leonas” y elegida como mejor jugadora junior de la última Copa del Mundo de Mayores. El tercer puesto en La Haya y el gran Mundial de este joven defensor, deslumbró al HGC (H.O.C. Gazellen-Combinatie), de la poderosa liga holandesa, donde ya debutó e incluso, marcó un gol.

-¿A qué edad y por qué empezaste a jugar al hockey?

-Empecé en el Club Mitre a los 4 años. Mi papá y mi mamá eran jugadores del club, entonces siempre que ellos iban a jugar, me ponía a un costado con los hijos de los demás y jugábamos juntos. Hasta que empecé oficialmente en la décima categoría. Era un deporte que hacía mi familia y al mismo tiempo, me gustaba.

-¿En qué momento te diste cuenta que podrías vivir de esto?

-Creo que nunca me di cuenta que podía vivir de esto. La paso bien con mis amigos y me ayuda a distraerme de otras cosas. En el hockey se puede ganar algo de plata, pero no tanta como en otros deportes. Hoy, con la ayuda del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) y de la Secretaría de Deportes, se puede entrenar a la par de los mejores, ya que no se necesita trabajar como pasaba antes, que muchos entrenaban en los seleccionados, trabajaban y estudiaban. Ahora, este sistema de becas te ayuda un poco y podés jugar al hockey y estudiar. Después, están los que se van a jugar a Europa, que es donde se puede llegar a hacer una diferencia un poco más grande, pero no es para toda la vida, como en el fútbol.

-En tu primer Mundial de mayores fuiste el goleador del torneo. ¿Qué te genera saber que sos parte importante del seleccionado argentino?

-La verdad es que llegamos muy bien a este Mundial, tanto en lo táctico como en lo físico y lo grupal. Teníamos muchas ganas de entrar entre los mejores y estábamos convencidos de que lo podíamos hacer. En lo personal estaba muy metido en eso y no pensaba en conseguir algún título personal. Pero bueno, a lo largo del torneo se dio que pude convertir muchos goles de córner corto. Traté de concentrarme más aún en la parte que me tocaba a mí, que era la de ejecutarlos sin tratar de pensar en lo que todo el mundo me decía: que podía llegar a ser el goleador del torneo. Sólo me concentraba en eso. Cuando terminó el torneo la verdad que me puso súper contento saber que había sido el goleador del Mundial. Es algo que te da confianza para seguir y sabés que todo el esfuerzo que uno hizo y hace no es en vano.

-El Chapa Retegui dijo que tenés condiciones para ser el mejor jugador del mundo. ¿Qué se siente que tu propio entrenador opine eso?

-Que un entrenador te dé palabras de aliento y no siempre sea una “cagada a pedos” o te digan las cosas que por ahí no tendrías que haber hecho, me parece que es algo muy importante. Creo que todos los entrenadores tendrían que fijarse en estas cosas, son detalles que al jugador le dan confianza y es lo que uno por ahí más necesita en los malos momentos y no tanto en los buenos. Son detalles que hacen la diferencia.

- Dicen que lo más difícil es mantenerse en la cima. ¿Cómo crees que serán las cosas para el seleccionado luego del histórico tercer puesto en el Mundial de La Haya?

-Creo que lo más difícil es mantenerse en los puestos más altos. Llegar no me parece algo imposible. El tema es la constancia, son etapas y períodos de jugadores y eso es lo que hay que mantener para estar en la cima. Si las camadas que nos siguen no se entrenan de la mejor manera o se falla en los detalles, bajás muy rápido.

- ¿Cuál es tu próximo objetivo con la celeste y blanca?

-Mi próximo objetivo con la selección son los Juegos Olímpicos de Rio 2016. Mi gran sueño es salir campeón del mundo.

- Firmaste con el HGC de Holanda. ¿Qué esperás de tu carrera en Europa?

La verdad que hace muchos años que tenía ganas de esto. Siempre me gustó la idea de irme a jugar a Europa y más a Holanda, que es la mejor liga a nivel mundial. Espero que salga todo bien como uno lo piensa. Va a ser mi primer experiencia en el exterior así que espero hacer un buen papel y poder demostrar que puedo estar en ese lugar, ya que es un gran equipo y esperan que dé lo mejor de mí.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Las Leonas

Las nuevas Leonas tienen el camino marcado

Con fuerte recambio generacional, las chicas del hockey jugarán el Mundial de España con la idea de seguir en el podio.

German Orozco

Un cambio que hizo ruido

La Selección masculina de Hockey tiene nuevo técnico. Germán Orozco  reemplaza a Carlos Retegui en medio de un proceso polémico.

Jessica Millamán

Ganarle la pelea a la discriminación

Jessica Millamán, la jugadora de hóckey trans, peleó por sus derechos y ganó una lucha que significa un gran paso para todos y todas.