Tras su diploma olímpico en Londres 2012, Federico Molinari, el mejor gimnasta argentino del momento, se entrena en el CENARD con la mirada puesta en el Mundial de China de fin de año y en la clasificación para los Juegos de Río en 2016 que disputará con dos compatriotas. 

El Señor de las Anillas

José María Delger

28 DE MARZO DE 2018

Sus brazos gigantes producen un contraste con su altura. Su metro sesenta y cinco dibuja un personaje que se hizo enorme arriba de unas anillas. Su sonrisa y buena predisposición, hablan de él como persona. Federico Molinari, el pequeño gigante que consiguió un diploma olímpico en Londres 2012 tras finalizar en octavo puesto, ratifica el dicho de que las personas humildes y trabajadoras nunca cambian su condición. “¿No me aguantas 20 minutos que tengo que almorzar?”, consulta el rosarino, acercándose al periodista, casi pidiendo por favor. La obligación de cumplir la rutina alimenticia no opaca los buenos modales y la buena predisposición.

Los deportistas van y vienen. Cargados con sus importantes bolsos, sus rostros liberados luego de la tensión del entrenamiento, desfilan por el patio principal del Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CeNARD). El colosal complejo, situado en Núñez, impacta con sus afiches de los deportistas más renombrados que pasaron por allí. Decenas de rostros, jóvenes y maduros, definen un contexto en el que lo único que se respira es deporte. Y Federico Molinari es la clara muestra de aquello. Recientemente fue finalista en los Juegos Panamericanos de Toronto, donde terminó en el cuarto puesto en anillasy en diálogo con El Equipo, comentó cuáles son sus objetivos para lo que resta del año, habló de la lesión que lo tuvo a maltraer desde marzo y las metas que se plantea para los juegos de Río 2016.

-Hace 2 años comentaste para Diario Publicable que veías venir una buena camada de jóvenes gimnastas. ¿Cómo lo ves al día de hoy?

-Sigo sosteniendo lo mismo, todavía los chicos están en crecimiento. Hay todo un programa de desarrollo para los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se van a hacer en Buenos Aires 2018, para eso faltan cuatro años, pero creo que hay chicos que van a aparecer y serán la base de la selección mayor para los Juego Olímpicos del 2024.

-¿Qué podremos ver sobre lo que adelantaste en los Juegos Olímpicos Juveniles de Nanjing?

-Los Juegos Olímpicos de la Juventud son muy complicados. Es un torneo de nivel mundial donde todos los países mandan a sus mejores deportistas. En la gimnasia nos representará Agustina Santamaría, quien va a estar compitiendo allá luego de conseguir la clasificación en el Panamericano de este año. La realidad es que es muy complicado, creo que puede hacer una buena tarea dentro de la gente que va a estar compitiendo. Mientras ella pueda hacer un buen papel, será un buen resultado.

-Una vez mencionaste que desde 2007 el Enard (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo) trabaja en la instalación de herramientas para los gimnasios, al día de hoy, ¿esa infraestructura sigue creciendo?

-La verdad que ha crecido mucho la infraestructura que tenemos, sobre todo en el Cenard. Se ha mejorado muchísimo de lo que fue el 2007 a esta parte. Tenemos por suerte aparatos nuevos, gimnasios bastante bien puestos, en buenas condiciones. Todavía falta, seguramente, más inversión a nivel nacional para que éste no sea el único gimnasio en condiciones, sino que haya varios en las provincias donde también hay gimnastas, como es el caso de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos y Mar del Plata. Creo que de a poco se va a ir logrando que la infraestructura que tenemos acá se vaya desparramando para el interior del país, lo que ayudará mucho al crecimiento de la gimnasia nacional.

-Y en eso es importante la difusión del deporte…

-Los eventos deportivos con buenos resultados permiten conocer deportes que no son tan populares. La infraestructura, a cargo de la secretaría de Deporte y el Enard, hay que tratar de mejorarlas en todas las provincias. Creo que los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018 ayudarán a comprar muchos materiales y repartirlos, luego, por todo el país.

-¿Cómo viene tu preparación en esta segunda mitad de año? ¿El Campeonato Mundial de China es el gran objetivo?

-Tuve una lesión en abril (distensión en el tendón del bíceps) que me frenó tres meses. Fue un tiempo bastante prolongado, estoy bastante bien, pero todavía no estoy al 100%. En lo individual, tengo el objetivo de llegar a la final en el Campeonato Mundial de China, a disputarse a fin de año. Habrá que ver como me encuentro con respecto a mi lesión, pero creo que podré cumplir con lo dicho.

-¿La lesión sufrió alteraciones?

-Es una lesión grave. La recuperación viene bien, pero tuve inconvenientes de por medio. Ahora no puedo determinar cuándo será la recuperación definitiva. Estamos a dos meses y medio del Mundial y todo depende de determinadas circunstancias de la suerte. Soy cauto con esto de ver cómo llego al Mundial.

-¿Se empieza a pensar en lo que va a ser Río 2016?

-Sí, el año que viene empieza la clasificación. En el Mundial de Glasgow 2015 tenemos que tratar de ganarnos la plaza para ir al Preolímpico de enero del 2016, donde buscaremos de lleno la clasificación para Río 2016. La competencia va a ser difícil porque competiré con compañeros de selección. Chicos como Nicolás Córdoba, Osvaldo Martínez, tienen chances de ir a los Juegos y bueno, vamos a tener ahí una disputa para ganar la plaza.

-A recordar esos nombres entonces, a tenerlos en cuenta.

-Sí, ellos hace rato que vienen con muy buen pie en este deporte. Nicolás Córdoba está entre los mejores del mundo en la barra fija y Osvaldo Martínez hizo un gran año en paralelas obteniendo varias finales. Son muy buenos deportistas, muy profesionales; va a ser una linda competencia.

VIDEO

JUEGOS ODESUR 2014

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Rio 2016

El orgullo de la única gimnasta argentina

Ailen Valente le cuenta a El Equipo lo que significa representar al país en los Juegos Olímpicos y cuenta que no siente presión al no tener compañeras de equipo.

Federico Molinari

"El objetivo es estar en la final de anillas y tratar de pelear una medalla"

De cara a los Juegos Panamericanos de Toronto, Molinari aspira a no bajar el nivel de los últimos año y sueña con volver a los Juegos Olímpicos, algo impensado años atrás: "Pensaba que después de competir en Londres 2012 me iba a retirar".