El japones Kou Gotou quería jugar al fútbol en el país de Diego Maradona. Y lo logró. Debutó en Almirante Brown e hizo un gol. Mejor imposible.

Un cuento japonés

Sebastián Madero Torres

28 DE MARZO DE 2018

Me gusta como juega Messi, es el mejor del mundo, pero Maradona es otra cosa. Es mi ídolo, no tiene comparación, es distinto lo que siento”, expresó emocionado Kou Gotou, un deportista japonés que vive en La Matanza.

Gotou es totalmente diferente a los argentinos, sus rasgos físicos, su cultura, su religión. Sin embargo, hay algo que une al japonés, quien durante las mañanas camina por la Avenida José Ignacio Rucci de Isidro Casanova. a la pasión de los argentinos.

Más allá del mate, el asado, o el tango, hay una razón por la cual el asiático viajó 18.000 kilómetros solo, y fue gracias al actual entrenador del Dorados de Sinaloa Diego Armando Maradona, quien cumplió 58 años y a lo largo de su vida ha sido uno de los deportistas referentes para millones de personas.

Durante la fecha 13 en medio de un partido de la Primera B se produjo algo histórico: debutó quién había dicho: “Quiero jugar al fútbol profesionalmente en el país de Diego Armando Maradona”. Sí, en el país de Maradona dijo el joven de 22 años que vive hace tres años en Argentina y llegó con el afán de jugar en la tierra del diez.

De estatura pequeña, tez blanca y gracias a la decisión del entrenador Blas Giunta, saltó al verde césped a los 25 minutos del segundo tiempo y se convirtió en el primer jugador japonés en disputar un encuentro con la camiseta de Almirante Brown. Además, al igual que su recordado compatriota, el ex jugador de Boca Naohiro Takahara, anotó y dio vuelta el marcador, aunque más tarde los visitantes igualaron.

“Mi papá y mi profesor de la escuela de fútbol me mostraron videos de Maradona. Desde ese momento todos los días miraba cosas sobre él”: contó el jugador de la Fragata quien luego agregó: "Desde chico quería jugar en Argentina. Siempre me gustó y escuchaba La mano de Dios, la canción de Rodrigo".

El camino no fue fácil para el oriundo de Kamakura ya que empezó desde muy chico. Su carrera deportiva comenzó en Japón en el Yokohama Marinos y cuando cumplió 18 años decidió probar suerte en Argentina.

Solo, en plena adolescencia y sin entender español, aunque aprendió escuchando hablar a sus compañeros, el Ponja inició su recorrido en Argentinos Juniors, donde tuvo su primera prueba en la cual quedó, y estuvo alrededor de 10 meses en la cuarta división, pero lamentablemente no pudo jugar debido a problemas con su documentación y después, a causa del cambio de dirigencia, lo dejaron libre.

Siguió por Deportivo Riestra, también en la cuarta, pero al poco tiempo sufrió una hernia de disco y regresó a su ciudad. "Me volví a Japón y trabajé en el correo de cartero cuatro meses para recuperarme y porque estaba mal económicamente. Tenía que juntar plata, regresar y seguir intentando”.

Tras recuperarse, volvió al fútbol local y pasó por Defensores de San Antonio de Litín de la Liga Bellvillense en Córdoba. El deportista contó que le costó bastante ya que era una liga muy competitiva, había muy buenos jugadores y las canchas estaban en malas condiciones, pero le sirvió porque ganó experiencia.

Más tarde, el destino lo llevó a Racing de General Madariaga, del Federal C en ese entonces. “Racing me cambió la vida. Fue muy importante para mí”, dijo Gotou quien acompañó en el equipo a Claudio Morel Rodríguez, Jorge Torales ex Chacarita y Emelec, y hasta otro japonés llamado Hiroyuki Koyama.

“Torales es muy amigo mío ahora, voy a su casa y tenemos una buena relación. Siempre me da consejos y me apoya junto con el técnico Eduardo Rincón. Además, me ayudador con los papeles para el documento y estoy muy agradecido con todos porque me hicieron sentir muy bien”, concluyó.

Por último en Madariaga, el ex dirigente de Almirante Brown Alberto Papaiani lo descubrió y lo llevó a una prueba para Almirante. Allí Giunta definió que sería parte del plantel y el 13 de julio pasado firmó su primer contrato.

Luego de su debut declaró: “No había jugado todavía con tanta gente. No se escuchaba nada en la cancha y realmente estoy muy contento”, y agregó: “El gol se lo quiero dedicar a mi familia que siempre me ayudan y me hablan. Además, a mis amigos de Japón y especialmente a mi abuela que falleció el mes pasado”.

En la actualidad Gotou disfruta de su vida profesional en el deporte, vive en la pensión del club y entrena todos los días para seguir con su amor, el fútbol.

VIDEO

Palabras de un goleador

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Almirante Brown

"Yo me quiero sentar en la mesa del otro equipo"

Almirante Brown integra MACFUT, la entidad que nuclea a las mujeres asociadas a clubes de futbol. La idea es erradicar la violencia y valorar al rival como adversario, no como enemigo. 

Divisiones Inferiores

Formar, vender y volver a formar

Ante las dificultades de incorporar futbolistas y de sumar ingresos por la crisis, las divisiones inferiores se volvieron el principal activo de los clubes, tanto en lo futbolístico como en lo económico.

superliga

El fútbol argentino, en riesgo

La crisis económica que atraviesa Argentina se profundizó exponencialmente durante todo el año. La devaluación del peso y el aumento indiscriminado del dólar afecta a cada ámbito, rincón y vida de los argentinos. Por supuesto, el fútbol no está aislado de la suba compulsiva de la divisa estadounidense.