San Lorenzo y River, con la mirada desde el campo de juego y donde el grito de gol es libre. Fútbol por la inclusión y sin violencia. 

El clásico que se jugó con público visitante

Santiago Crespo

28 DE MARZO DE 2018

Sábado, una noche fría en el Bajo Flores, pero con el calor de un sector para discapacitados motores repleto de hinchas de San Lorenzo y de River juntos, para presenciar el choque entre estos dos equipos por la fecha 4 de la Superliga del fútbol argentino.

Una “noche de cancha” distinta, rara, pero a la vez muy enriquecedora. Llegar dos horas antes al estadio, esperar a los hinchas de River, como si fuera en nuestra casa, luego encontrarnos con Rodolfo D’Onofrio, presidente de la institución “millonaria”, quién se acercó al sector a saludar a cada uno de ambos clubes, y finalizar la jornada viendo el partido todos juntos en el sector para discapacitados motores, ubicado al costado del campo de juego, debajo de la Platea Norte del estadio Pedro Bidegain.

Durante el partido se vivió un clima de respeto, sabiendo que somos rivales pero no enemigos, entendiendo también que todos, sin importar de qué club sean hinchas, comparten la pasión por el fútbol y los une, una misma experiencia de vida. Cada uno gritó el gol de su equipo de manera normal, sin cargar al otro, siendo conscientes del contexto en el que se estaba presente.

Esta iniciativa surgió desde la Subcomisión de inclusión del club San Lorenzo de Almagro y el departamento de “River sin barreras”, bajo el lema “fútbol inclusivo sin violencia”, con el fin de que las personas con capacidades diferentes de ambas instituciones puedan ver un partido en la cancha todos juntos. Este proyecto comenzó haciéndose realidad en el estadio Monumental, cuando estos dos equipos se enfrentaron en mayo de este año. Ojala esta experiencia se repita y se multiplique en otras canchas del fútbol argentino.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Historia de vida

Vivir, jugar y resistir en Venezuela

El rosarino Mario Santilli es arquero del equipo venezolano Deportivo La Guaira, y relata las complicaciones que observa diariamente frente a un escenario político convulsionado.

Racing

Racing campeón: cuando el fuego crezca quiero estar allí

Diciembre de 2001 fue el escenario en el que la sociedad no sólo se apoderó de las calles, sino que también fue el momento en el cual el pueblo racinguista pudo desatar el grito de gloria.

River campeón

Primero se llevaron el oro y ahora la final de la Libertadores

La historia se repite y el colonialismo español se mantiene en América Latina con la complicidad de la Conmebol. Crónica de un saqueo.