Desde 2012 estuvo en todas las finales menos en una y ya dio cuatro vueltas olímpicas. Este año busca traer por primera vez la Libertadores femenina a Argentina.

UAI, el joven equipo que pisa fuerte y que grita campeón

Morena Beltrán

28 DE MARZO DE 2018

UAI Urquiza pisó fuerte otra vez. Asomó cabeza en 2012 para no esconderse nunca más: entonces, solo se ausentó de la final en el Torneo 2016/17. Las chicas de Villa Lynch obtuvieron en julio su cuarto título luego de las conquistas del Clausura 2012, Apertura 2014 y el Torneo 2015/16 (sub-campeón Clausura 2013 y Torneo 2015).

Las Guerreras cayeron ante Boca por 2 a 1 en el Complejo Pedro Pompilio pero, de modo fulgurante, dejaron sin reacción a las Gladiadoras de la Ribera y lo dieron vuelta 4 a 0 en condición de local, con una actuación estelar de Mariana Larroquette, autora de los primeros tres tantos. El restante lo convirtió Florencia Bonsegundo, enganche habilidosa, que emigró al futbol español luego de la obtención del campeonato.

El plantel dirigido por Germán Portanova es el hueso más duro de roer en la actualidad; de hecho, llegó a la final de manera invicta. Por autoestima, técnica y entendimiento táctico, es, junto a Boca, el equipo de mayor jerarquía en el fútbol once de Argentina. Materia prima premium puesta en funcionamiento. Las jugadoras que lo integran son: Laurina Oliveros; Marina Delgado, Adriana Sachs, Johanna Masagli, Sofía Schell, Karen Vénica, Miriam Mayorga, Florencia Bonsegundo, Mariana Gaitán, Belén Potassa, Mariana Larroquette, Rocio Bueno, Milagros Menéndez, Anahí Arias, Solana Pereyra, Antonella Tassero, Natalie Juncos y Macarena Sánchez Jeanney.

¿Próximo ansiado destino? Manaos, donde la UAI representará al país en el certamen sudamericano más prestigioso: la Copa Libertadores, que dará inicio el 18 de noviembre y finalizará el 2 de diciembre. Las Guerreras partirán rumbo a tierras de Marta en busca de hacer historia donde las brasileñas, ampliamente favoritas, intentarán prolongar la hegemonía.

Hay que retomar al año 2009 para hablar de la creación del Torneo, fundado por la CONMEBOL, que decretó que, a partir de 2019, los clubes que no tuviesen fútbol femenino no podrán participar de certámenes internacionales.

Las diferencias primordiales entre el formato del género femenino y de su símil masculino son:

-Hasta la edición 2017, no podían participar clubes invitados de otras confederaciones.

-El certamen se realiza en un solo país, con la participación de un equipo invitado, más allá de los campeones de cada liga local.

-Se disputa un partido por el tercer puesto.

-Es la única competencia que promueve, junto a la Liga de Campeones Femenina de la UEFA, la competencia entre clubes femeninos a nivel continental en el mundo.

UAI Urquiza intentará superar el tercer puesto, su mejor rendimiento -y el de Argentina-, alcanzado en 2015 (Boca, edición 2010, tercero y River, edición 2017, mismo lugar) y quitarle la corona a las rainhas do futebol, quienes, de 9 campeonatos disputados, obtuvieron 7. Sao José acomoda en su vitrina tres trofeos, Santos dos, Ferroviária uno, Gremio Audax (flamante campeón) uno, Sportivo Limpeño (Paraguay) uno y Colo Colo (Chile) uno.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Género juego

Betty García: “Todos tenemos los mismos derechos de ocupar nuestros lugares”

La capitana de la Selección femenina que fue al Mundial del 71 recuerda aquellos años y levanta las banderas de las actuales futbolistas para que dejen de ser invisibilizadas.

Educación

El que pocos deportistas juegan: el partido político

En Argentina no muchos jugadores van más allá de su deporte y deciden hablar sobre la actualidad del país.

Capitanes

Campaña, el arquero que no deja los valores de casa

El capitán de Independiente se reconoce tímido, pero no por eso abandona el respeto por el prójimo que aprendió de chico en Uruguay.