Un repaso por la historia de la competición, sus campeonas, sus formatos y lo que se vendrá.

Las casi tres décadas de la liga femenino en Argentina

Morena Beltrán

28 DE MARZO DE 2018

El 26 de octubre de 1991 dio inicio el primer Campeonato de Fútbol Femenino, integrado por ocho equipos: Boca Juniors, Excursionistas, Independiente, Yupanqui, Deportivo Español, Deportivo Laferrere, Sacachispas y River Plate. Luego de siete fechas disputadas, el 15 de diciembre, las Millonarias se consagró campeón.

Formato:

Desde su creación hasta 2001, sólo un campeón se coronaba anualmente. En 2001 se implementó el formato de Apertura y Clausura, el mismo sistema que en la Primera División masculina, para no volver a variar hasta 2015. A partir de esa temporada, el torneo fue alterado para durar un año calendario y se sumaron Almagro, Liniers y Defensores del Chaco.

En la temporada 2011-12, por primera vez, la AFA permitió que participaran, a través de invitaciones, equipos de instituciones no afiliadas a la asociación. De este modo, escuadras como UBA, Hebraica y Vélez de Mercedes, entre otras, pudieron competir.

En 2016 se fundó la Segunda División y la Primera volvió a mutar: con un piso de 10 equipos para que, gradualmente, con los ascensos y descensos, vaya aumentando el número de participantes. En aquel torneo descendió Puerto Nuevo y ascendieron Atlanta, Villa San Carlos y El Porvenir, de modo tal que la temporada 2016-17 contó con 12 equipos y la 2017-18, tras el descenso de Independiente y los ascensos de Morón, Excursionistas y Hebraica, con 14 equipos.

La edición entrante, 2018-19, dispondrá de dos ruedas de 16 fechas (partidos de ida y vuelta). Una vez finalizada la fase regular, comienzan los Play Offs de la Copa de Oro. Los dos primeros clasifican directamente a las Semifinales del torneo, mientras que del tercer puesto al sexto, integran una preliminar que los llevará a ocupar los otros dos lugares de esta Copa. El primero no solo será campeón nacional, sino que tendrá un boleto para participar de la Copa Libertadores.

Entre el séptimo y octavo puesto se clasifican a las semifinales de la Copa de Plata y del noveno puesto al decimosegundo puesto a la fase preliminar de la misma Copa. El anteúltimo no clasifica a nada mientras que el último desciende a la Segunda División.

Campeones:

Boca Juniors es el club con más campeonatos en la historia del fútbol femenino argentino. El equipo xeneize cuenta con 23 títulos en su palmarés, mientras que River Plate, su escolta, posee 11 trofeos. Luego sigue UAI Urquiza, revelación de los últimos años, con cuatro, y San Lorenzo, con dos. En 27 años, son los únicos equipos que han alzado la Copa de Primera División.

A nivel nacional:

El fútbol femenino es un fenómeno que ha tomado tal magnitud en los últimos años que, debido a la sobrepoblación, en 2012, el Consejo Federal (órgano interno de la AFA) incorporó el Torneo del Interior Femenino, competencia en la que clubes o selecciones de ligas regionales del interior del país podían participar.

El campeonato es conformado por dos zonas de cuatro equipos cada una, en la que se enfrentan todos contra todos. Los vencedores de cada zona, por acumulación de puntos, clasifican a la final de torneo, a partido único. Las ocho escuadras que participan son las campeonas de ocho regiones distintas.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Almirante Brown

"Yo me quiero sentar en la mesa del otro equipo"

Almirante Brown integra MACFUT, la entidad que nuclea a las mujeres asociadas a clubes de futbol. La idea es erradicar la violencia y valorar al rival como adversario, no como enemigo. 

Divisiones Inferiores

Formar, vender y volver a formar

Ante las dificultades de incorporar futbolistas y de sumar ingresos por la crisis, las divisiones inferiores se volvieron el principal activo de los clubes, tanto en lo futbolístico como en lo económico.

superliga

El fútbol argentino, en riesgo

La crisis económica que atraviesa Argentina se profundizó exponencialmente durante todo el año. La devaluación del peso y el aumento indiscriminado del dólar afecta a cada ámbito, rincón y vida de los argentinos. Por supuesto, el fútbol no está aislado de la suba compulsiva de la divisa estadounidense.