En una charla íntima con El Equipo, Viviana Vila, comentarista de fútbol, nos cuenta sus sensaciones de cara al Mundial de Rusia, que la tendrá como protagonista: será la primera mujer en comentar esta competencia desde el campo de juego.

De taquito revolucionó al mundo del fútbol

Jenifer Orellana @Jeniorellana97

28 DE MARZO DE 2018

Gracias a la convocatoria de Telemundo, Viviana Vila emprenderá un nuevo rumbo con destino a Rusia, acompañada de la emoción por afrontar un desafío desconocido y de “poner el colectivo femenino a andar nuevamente y demostrar (…) que una mujer puede comentar”. El Equipo tuvo la posibilidad de entablar diálogo con la pionera del género femenino dentro del periodismo deportivo argentino, quién pasará a la historia por ser la primera y única mujer en comentar un Mundial de fútbol desde el estadio.

Con 30 años de trayectoria, Vila demostró que es posible emprender un camino en ámbitos donde prima la opinión masculina y en donde las exigencias hacia las mujeres se encuentran potenciadas.

En las transmisiones de Fútbol Para Todos, ella fue la primera voz femenina que se pudo escuchar comentando de igual a igual con sus pares hombres en los estadios. Actualmente, a la periodista platense se le vuelve a presentar la oportunidad de representar a las mujeres, pero esta vez a nivel mundial, a través de la cadena televisiva de habla hispana más importante de los Estados Unidos: Telemundo.

-¿Cómo te tomás esta oportunidad de estar comentando los partidos del Mundial?

-Primero por sorpresa, porque no estaba en mi planificación. Después me toma con mucha responsabilidad, exigencia, con mucha necesidad de poner el colectivo femenino a andar nuevamente y demostrar en este caso, a quienes vean en Telemundo, que una mujer puede comentar. También estudiando mucho, trabajando para llegar al objetivo y hacerlo lo mejor posible.

-¿Cómo ves que la propuesta haya venido de otro país y no de Argentina? ¿Por qué crees que se dio de esa forma?

-Cuando yo estaba trabajando en la televisión Argentina en el Mundial pasado no fui convocada y no hubo mujeres de Argentina que comentaran en Brasil. Esto llegó inesperadamente, porque no nos conocíamos con Telemundo, y que Estados Unidos haya querido tomar esta decisión o por lo menos esta cadena que es la más grande de habla hispana allá, habla que en el mundo las mujeres estamos teniendo otro paso de visibilización. Me toma con sorpresa y agradecimiento de que me hayan buscado, de que me hayan encontrado y hayan querido hacer esta revolución -remarcó con orgullo, emoción y énfasis-. Vamos a ver qué pasa en un mundo en el que no están acostumbrados, más allá de las mujeres que presentan o conducen shows en vivo o programas, pero en la opinión desde el comentario en vivo y en un Mundial va a marcar un momento de inflexión.

-¿Qué sentimientos te atraviesan al saber que sos la primera mujer en cubrir un Mundial de fútbol?

-Todavía no me doy cuenta -dijo riéndose-. Por un lado, me acuerdo de mi papá que hace un año se fue de este mundo y no dejó de estar al lado mío ni un minuto como escucha y como televidente, estaría muy feliz, así que me toma atravesada por esa emoción. También por la emoción de todos los esfuerzos que hice para construirme, trabajar, criar a mi hijo sola y llevarlo a una cancha o radio. La emoción tiene que ver con este sentimiento de un esfuerzo que se corona con esto y de estar disfrutándolo para que salga lo mejor de mí.

-¿Crees que se debe a que el movimiento feminista está siendo cada vez más fuerte? ¿Por qué?

-Esto de las mujeres en el mundo ya pasa fronteras. Nos hemos universalizado en muchas cosas, pero muy de a poco, con mucho esfuerzo y con mucho desgaste. No está la mujer y el feminismo todavía en el lugar donde tiene que estar, casi en ninguna parte del mundo, a pesar de las muestras de los lugares de poder que han tenido tantas mujeres, pero aún cuesta demasiado. Aún así, está siendo más fuerte, porque nos hemos metido, hemos demostrado y hemos pasado el filtro, y la lupa de los masculinos que nos juzgan y nos ponen a prueba. Por eso, ha sido y es muy desgastante, pero parece ser que este es el movimiento que nos lleva a un lugar bueno, por lo menos a un lugar de mostrar lo mejor.

-¿Considerás que a partir de acá comiencen a convocar a más mujeres?

-Seguramente a partir de todos estos momentos, no sólo del mío o el de otras colegas, se comience a convocar a más mujeres. Ojalá que sea así. Siempre digo que ojalá haya una relatora mujer. De a poquito se va dando, todo cuesta mucho, pero de hecho hay más chicas que estudian periodismo, que sienten que se puede.

-¿Este es el puntapié inicial para instaurar un periodismo deportivo con conciencia de género y paridad en el ambiente?

-Creo que el puntapié ya lo dimos para instaurar un periodismo deportivo con conciencia de género. Creo que hay muchos chicos -yo doy clases en una universidad, tengo muchos alumnos que tienen esta conciencia de género instaurada y de paridad-, pero falta demasiado, porque hay muchos varones que quizás lo dicen para no quedar muy fuera de lo que hoy está impuesto, una marca registrada, que es este colectivo feminista pero les cuesta demasiado. Los más chicos vienen de otra manera formateados y podemos caminar codo a codo, y eso está muy bien.

-¿Cómo te preparás para este proyecto que se avecina?

-Me preparo estudiando, ¿cómo se estudia un Mundial? También lo estoy descubriendo -declaró de manera divertida-. También, estudiando a las 32 selecciones; cómo llegan, cómo pasaron las eliminatorias, cómo están los cuadros designados, viendo los partidos amistosos previos y evaluando cómo se paran los equipos. Después, aprender a convivir con lo imponderable: lo que pasará en el vivo, sabiendo que tengo que convivir con cosas que desconozco, pero ahí estará el oficio de tantos años trabajando en esto. Tendré que apoyarme en mis compañeros por sus experiencias en mundiales. Así que es todo un aprendizaje, en la previa y seguramente en Rusia.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grita del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.