El duelo de esta noche dividirá el corazón de la comunidad peruana que habita nuestro país: se ilusionan con clasificar a Rusia, aunque desean que Argentina también pueda lograrlo.

Entre el amor por su tierra y el aprecio por el país que los recibió

Mateo Buric, Rodrigo Meske y Matías Tron

28 DE MARZO DE 2018

Para comenzar a palpitar la previa del partido que enfrentará este jueves a las selecciones argentina y peruana por la penúltima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas, El Equipo dialogó con integrantes de la comunidad incaica de nuestro país para conocer su opinión de cara a este duelo tan trascendental, que podría significar la clasificación al Mundial para cualquiera de los dos.

Entre los tantos oriundos del país andino que transitan a diario la zona de Once, se encuentra Jorge Rojas, un taxista de unos 50 años que llegó al país desde Chincha, al sur de Perú, hace más de tres décadas y no oculta su cariño por su patria adoptiva. “Me gustaría un empate, porque si le ganamos a Argentina va a quedar afuera, y por los años que vivo acá quiero que clasifiquen los dos”, manifestó a la espera de un pasajero.

También los hay no tan futboleros, aunque sí atraídos por la posibilidad de ir a la cita mundialista, como Peter Miranda, un limeño que pasó 17 de sus 38 años habitando el barrio Balvanera. Y si bien la redonda no lo apasiona del todo, comentó: “Acá con un empate me alegraría sinceramente y esperaría que ambos pudieran clasificarse en el último partido”.

Otros casos son los de aquellos que vivieron su infancia en condiciones muy precarias y, al no tener manera de progresar en su país natal, emigraron hacia el nuestro en busca de poder estudiar o trabajar. Sin embargo, y pese a la marginación que padecieron en su madre patria y la porción de rencor que le guardan, el corazón les continúa tirando.

Uno de los tantos que decidieron abandonar el país andino para probar suerte en territorio argentino es Wiliam Ramos, quien a sus 19 años vino en busca de nuevos horizontes. “Más allá de que en Perú me negaron estudiar mecánica por vivir en un barrio muy humilde de Lima, quiero que clasifique al Mundial pero también Argentina, porque me abrió las puertas y la gente me trató muy bien. Por eso deseo que empaten”, argumentó.

Sin lugar a dudas, la peruana es una de las comunidades que más gente tiene distribuida por nuestro país, y pese a que están por afrontar quizá el partido más importante de sus últimos 35 años, guardan un cierto aprecio hacia la Argentina, por lo que más allá de centrarse en la victoria, gran parte ve con buenos ojos una paridad que deje abierta la posibilidad de poder encontrarse nuevamente en Rusia.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Mundial 78

A 40 años del Mundial 78

¿Era el pueblo argentino el que había tomado la escena o era la escena política la que se había devorado al pueblo?

Dictadura

Jugadores protagonistas fuera del campo de juego

Hay futbolistas que sin ser figuras en sus equipos, o sin siquiera jugar el Mundial, han participado del mundial desde una perspectiva en la que muchos profesionales no se involucraron

Mundial 78

La grieta del Mundial 78

Copa del Mundo divididos en dos realidades muy diferentes: las Abuelas de Plaza de Mayo, arrasadas por el dolor, y los fanáticos del fútbol, que explotaban de alegría.