El plantel superior del Club Atlético Boca Juniors prácticamente no está conformado por chicos de las inferiores. Muchos ven muy lejana la posibilidad de debutar en primera y deciden migrar al exterior antes. Jorge “Coqui” Raffo cuenta cómo fue su experiencia como coordinador general y qué lo llevo a alejarse de ese puesto.

El complicado sueño del pibe

Stefanía Vera

28 DE MARZO DE 2018

El fútbol se ha convertido en uno de los negocios más grande del mundo. Dentro de la sociedad está naturalizada la venta de los jugadores por millones, como si se tratara de centavos. El futbolista juvenil es la materia prima de la industria de este deporte, por ende, es uno de los factores más importantes en la cadena de producción de jugadores.

El Club Atlético Boca Juniors tiene cazatalentos que viajan por el país reclutando niños que sueñan con debutar en la primera del club xeneize, además del coordinador general de inferiores, Claudio Vivas. El club de La Ribera realiza pruebas de diferentes categorías en el predio que posee en Ezeiza y en muchas provincias del interior de país.

En el área de capacitación se encuentran José Malleo, Ramón Maddoni, Norberto Madurga, Ernesto Mastrángelo, Diego Mazzilli, Horacio García, Hugo Perotti, Alejandro Farías y Roberto Madoeri. Jorge “Coqui” Raffo fue coordinador de inferiores entre 2011 y enero de 2017, cuando dejó su puesto por no estar de acuerdo con la política institucional que estaba llevándose a cabo.

“Los motivos de mmi alejamiento se debieron a las dificultades en la promoción y la consolidación de los jugadores.Observar cómo numerosos chicos quedaran en el camino por este déficit fue determinante. Además no se avisoraban cambios y descubrir que jugadores de la talla de Mauro González, Messidoro,Soñora y Vadalá entre otros, eran marginados me permitió comprender que la política del club no coincidía con nuestro proceso de trabajo. Nuestros objetivos no eran coincidentes con los objetivos de la institución. Como Director Deportivo no podía convalidar una política de juveniles que se desprendiera sistemáticamente de todas las promesas del Club y en los mejores términos decidí dar un paso al costado.”, dice Raffo.

Durante la última fecha del campeonato, todas las categorías juveniles ganaron sus respectivos partidos y mostraron un alto nivel futbolístico. En contrapunto con los resultados, durante los últimos 5 años Boca no ha nutrido mucho a su plantel superior con jóvenes de sus inferiores.

El plantel profesional del club está conformado por un total de 30 futbolistas, de los cuales ocho son chicos surgidos de las inferiores. Una de las frases de cabecera del expresidente de la institución azul y amarilla, Mauricio Macri, era que de los once titulares, nueve deben ser formados en el club. Dentro del actual equipo titular, solo se encuentran Fernando Gago y Lisandro Magallán.

En 2014, el juvenil Leonardo Suárez emigró al fútbol español, más específicamente a Villareal, habiendo jugado apenas 58 minutos en la primera división de Boca Juniors. Actualmente, el delantero Facundo Colidio fue vendido en junio al club italiano Juventus. Boca recibió un monto de cinco millones de euros, una cifra sumamente alta para tratarse de un chico que ni siquiera había debutado en primera.

Joel Soñora, el hijo del exfutbolista Diego Soñora, decidió abandonar la institución como jugador libre en 2016. En una entrevista con el portal de internet Marca, el juvenil explicó lo siguiente: “Yo sabía perfectamente que no iba a poder cumplir mi sueño de jugar en el equipo titular, ya que por problemas entre el entrenador de reserva y mi papá era casi imposible poder debutar en el segundo equipo, por lo tanto tampoco en el primero”.

Durante el último mercado de pases, Boca compró al delantero y goleador Ramón Wanchope Ábila, proveniente del club brasileño Cruzeiro, y lo cedió a préstamo a Huracán, para que tenga la chance de jugar ya que, en ese puesto, el director técnico (Guillermo Barros Schelotto) tendrá en consideración a otros futbolistas. Además en ese puesto también tenía a Marcelo “Chelo” Torres, delantero de la Selección argentina sub-20, a quien también dio a préstamo, por un año, a Talleres de Córdoba. Lo cierto es que para los chicos de las inferiores es complicado pelear el puesto como titular con futbolistas de trayectoria y alto nivel competitivo cuando ni siquiera ellos tienen el puesto asegurado. No se trata de una falta de inversión de dinero; por año se invierte un promedio de 8 millones de dólares.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Almirante Brown

"Yo me quiero sentar en la mesa del otro equipo"

Almirante Brown integra MACFUT, la entidad que nuclea a las mujeres asociadas a clubes de futbol. La idea es erradicar la violencia y valorar al rival como adversario, no como enemigo. 

Divisiones Inferiores

Formar, vender y volver a formar

Ante las dificultades de incorporar futbolistas y de sumar ingresos por la crisis, las divisiones inferiores se volvieron el principal activo de los clubes, tanto en lo futbolístico como en lo económico.

superliga

El fútbol argentino, en riesgo

La crisis económica que atraviesa Argentina se profundizó exponencialmente durante todo el año. La devaluación del peso y el aumento indiscriminado del dólar afecta a cada ámbito, rincón y vida de los argentinos. Por supuesto, el fútbol no está aislado de la suba compulsiva de la divisa estadounidense.