El ídolo de San Lorenzo dejó en claro que no le molestó firmar contrato por productividad, con la idea de retirarse en el club.

Romagnoli: "Tengo la expectativa de jugar un poquito más"

Chiara Arduini (@ChiaraArduini)

28 DE MARZO DE 2018

En los muros que rodean el imponente estadio de San Lorenzo se ven ilustradas las figuras de grandes ídolos. Una de ellas se agiganta y ocupa con una gran extensión en un fileteado porteño azulgrana al grandísimo Leandro Atilio Pipi Romagnoli. En la imagen se muestra poniéndose la mano derecha en el escudo que lo acompañó durante 14 años, en su brazo izquierdo la cinta de capitán que usó incontables veces y detrás, cómo no, el número diez al lado de su nombre y todos sus logros en el club dibujados en una cancha, que fueron nada más y nada menos que seis, llegando así a ser el mayor ganador del grande de Boedo con 36 años.

-¿Cómo recordás tus primeros años en San Lorenzo?

-Recuerdo todo. Vine a los 6, 7 años a la escuelita acá en San Lorenzo que me trajo Toto Bergh y de ahí ya me quedé, hice todo lo que es escuelita, inferiores, infantiles también y hasta que llegué a la Reserva y Primera. Fueron muchos años en el club, muchas cosas vividas, así que bueno mucho tiempo.

-¿Cuál es el director técnico que más te marcó?

-Si digo uno sería injusto, siempre traté de sacarles lo mejor, lo que yo creía que era eso, lo que veía que por ahí no me gustaba lo guardo para no hacerlo el día de mañana que sea entrenador. Pero obviamente los técnicos como (Oscar) Ruggeri, que me hizo debutar,(Manuel) Pellegrini, que gané mis primeros campeonantos; también me dejó un buen recuerdo Pipo (por Néstor Gorosito), me acuerdo mucho del Bambino (por Héctor Veira), de (Rubén Darío) Insúa, obviamente el Patón (por Edgardo Bauza) que ganamos la Libertadores, (Juan Antonio) Pizzi también, creo que fueron varios entrenadores que me marcaron, que me sentí cómodo.

-Decís que guardaste cosas para cuando fueras entrenador ¿Está decidido?

-Sí, ya estudié, ya me recibí. Me gustaría seguir informándome un poco más cómo sería esto de ser entrenador, si bien uno también lleva muchos años jugando al fútbol, después se cruza una línea que es estar del lado de afuera, manejar un grupo de 25, los trabajos y todo eso. Así que me gustaría aprender todavía un poco más y eso se verá cuando termine mi carrera como jugador.

-¿Cómo lo ves a San Lorenzo para la Copa?

-Creo que San Lorenzo es candidato de la copa, porque ya la ganamos, ya sabemos lo que es esto. Clasificamos con lo último pero hoy estamos mejor, hoy es mano a mano y cuando errás te quedaste afuera. Los que primero se clasificaron en la copa 2014 y 2015 quedaron afuera, así que eso no tiene nada que ver. Ahora que estamos en fase de mano a mano hay que estar bien concentrados. Hay que saber jugarla, sacar buenos resultados, nosotros lo hicimos bien en Ecuador. Ganamos así que hay que sostenerlo acá, sabemos que con un empate también pasamos.

-¿Ya analizaron cómo va a ser el partido?

-Sí, siempre vemos bien a los rivales contra los que vamos a jugar. Sabemos que van a venir a jugar con todo, sabiendo que el primer resultado para ellos no fue bueno, así que van a tratar de buscar un gol. Pero creo que si pensamos que ya está es un error, hay que estar concentrados más que nunca y creo que va a ser un partido muy complicado.

-¿Cómo calificás la pretemporada?

-Bien, la hicimos bien, tuvimos dos semanas de pretemporada, ahora ya estamos en la recta final sabiendo que el jueves jugamos así que bien. No son las pretemporadas de antes que eran muy duras, sino que más leves.

-¿Qué te dijo Diego Aguirre en la pretemporada?

-No hablé mucho con Diego Aguirre en la pretemporada. La hice de la mejor manera con la expectativa de poder jugar un poquito más este semestre o este año que renové, así que estoy con esa ilusión.

-¿Cómo te sentís físicamente?

-Me siento muy bien, poniéndome a punto, obviamente que estamos saliendo de la pretemporada y este es el comienzo por lo que hay que afinarse pero dentro de todo me siento bien.

-¿Te molestó renovar por productividad?

-No. La verdad que yo siempre tuve en la cabeza que quería seguir en el club, me quiero retirar acá y sabía que puedo jugar todavía, pero me está tocando verlo más desde afuera y por eso te decía que no interesaba el tema económico, sino quedarme en el club para poder retirarme.

-¿Cómo les pegó la salida de Ortigoza?

-Esos son temas del dirigente hacia el jugador, uno se mantiene al margen y pelea por lo suyo. Obviamente que a Orti lo queremos, es un jugador que lo tuvimos desde el 2011/12 y vivimos muchas cosas muy importantes como la promoción, el campeonato, la Libertadores. Pero bueno a veces el club tiene que tomar medidas, piensa más en lo que es el club, en otras cosas y por ahí suceden estas. Muy profundo no lo sé, sé que no arreglaron y bueno se tuvo que marchar.

-¿Qué le dijeron a Rubén Botta por la lesión que tuvo?

-Nos generó tristeza lo de Botta. Le dije que tratara de estar tranquilo, que esto va a pasar rápido. Es un gran pibe, un gran jugador y sabe que lo necesitamos.

-¿Qué le aconsejás a tantos chicos que hay en San Lorenzo?

-Están subiendo muchos chicos, hay varios que ya están muy afianzados como Merlini, como Rojas… Esto es bueno porque son el patrimonio del club y siempre es bueno que salgan chicos de abajo. Uno siempre los aconseja de la mejor manera, teniendo la experiencia, sabiendo las cosas que pueden llegar a pasar. Hay cosas que las están haciendo bien, otras no tanto, pero son buenos chicos porque escuchan y eso es importante.

-¿Cómo recordás tu paso por Portugal?

-Me fue muy bien en el Sporting, la pasé bárbaro. Estuve tres años y medio, tuve la posibilidad de salir cuatro veces campeón, dos en la Copa Portugal y dos de Recopa. Me tocó un gran grupo, con grandes jugadores, por ejemplo Moutinho que fue al Mónaco; Nani, que jugó en el Manchester, en varios equipos importantes. La verdad que la estadía ahí fue muy buena y la disfruté, me gustó. Obviamente que iría de vuelta allá, la familia se adaptó de la mejor manera, tuve a mi segunda hija ahí así que tengo grandes recuerdos.

-¿Costó con el idioma?

-Al principio el portugués era chino, yo no había salido nunca, mi primera vez había sido en México que estuve un año jugando ahí pero no cambia el idioma, así que me costó, pero aprendés rápido. A los dos o tres meses ya me comunicaba, me hacía entender, así que en ese sentido fue tranquilo.

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Pablo Perez

El insulto, una pasión argentina

Jugadores grandes y chicos, técnicos, dirigentes y árbitros deben aprender a manejar la creciente agresividad del público. La psicología es fundamental. 

Divisiones Inferiores

Banfield: La fábrica de futbolistas

El taladro tiene un proyecto serio en sus divisiones inferiores, que lo lleva a ser uno de los clubes que forma más jugadores que luego triunfan en el exterior.

México

Los Avispones de Chilpancingo y los 43 de Ayotzinapa

El 26 de septiembre de 2014 fue un día negro para la historia de México y quedará grabado en la memoria colectiva. Pero no solo los estudiantes fueron víctimas de las balas de la policía.