Su hermano Santiago y su padre José le cuentan a El Equipo la historia del joven argentino que deslumbra en Real Castilla como extremo izquierdo y ya comparte entrenamientos con Ronaldo, Bale y compañía.

¿Quién es Francisco Feuillassier?

Javier López Ezcurra (@javi_lopez96)

28 DE MARZO DE 2018

Francisco Feuillassier nació en Mar del Plata el 12 de mayo de 1998, exactamente dos meses antes de que Zinedine Zidane levantara la Copa del Mundo al vencer en la final a Brasil en la que el capitán francés anotó dos goles. Se crió frente al barrio La Florida, situado en la zona norte de la localidad bonaerense que se encuentra a 414 km de la Capital Federal. Como casi cualquier chico, comenzó a jugar al fútbol en el patio de su casa. Por las tardes, luego de la jornada escolar en el Instituto Juvenilia, llegaba el turno de patear la pelota en el Club Cadetes de San Martín. Con el paso de los años, Francisco empezó a impresionar a muchos padres que veían a sus hijos los sábados o domingos en el Torneo Canata o en la Liga Marplatense de Fútbol. Aquella categoría se consagró bicampeona en 2007 y 2008 de la LMF, en la que Francisco fue la gran figura.

En diálogo con LA CAPITAL, Mariano Andreano, uno de sus primeros entrenadores, resaltó su valor como jugador y también como persona. “Era muy humilde y un gran compañero. Si bien marcaba mucha diferencia y le sobraba para jugar acá, nunca discutía con los otros chicos”. A lo que su hermano Santiago agregó: “Siempre fue una buena persona, muy querido por todos sus compañeros tanto en el colegio como en fútbol. Como jugador era atrevido, mucha habilidad y descaro. Cuando perdía lloraba de la bronca. Tuvo siempre actitud”.

Sin embargo, el primero en partir a España no fue Francisco, sino Santiago. Nacido en 1994, realizó en 2006 una prueba en el Atlético de Madrid, gracias al ex futbolista Juan Esnaider, mentor del proyecto de las categorías infantiles de Cadetes y con contactos en distintos puntos de Europa. Sin embargo, José Feuillassier y Bettina Abalo, sus padres, decidieron que no era el momento. Dos años más tarde, el ex delantero de River y Newell's lo invitó nuevamente a realizar una prueba: esta vez, en el Real Madrid. A los seis meses del arribo del hermano mayor de los Feuillassier a la capital española, Francisco y su madre Bettina viajaron a visitar al joven que actualmente se desempeña en el FC Le Mont de la Segunda División de Suiza. Aburrido en el departamento, Esnaider lo llevó a Francisco de visita a la práctica de su hermano. El destino lo cruzó nada menos que con Michel González, gloria de la Casa Blanca en donde brilló bajo la actuación estelar de la “Quinta del Buitre”, quien pidió inmediatamente su incorporación a la categoría correspondiente. En inicios de 2009, la familia completa se instaló en Madrid.

El padre de familia recordó las dificultades que tuvieron a la hora de tomar la decisión final de radicarse en otro país para intentar que sus hijos cumplan sus sueños: “La confianza que nos dieron nuestros hijos en que iban a hacer el esfuerzo necesario para aprovechar la oportunidad fue elemental, no nos hubiésemos perdonado el no haberlo intentado. Solo había una condición que debían cumplir: primero, estar seguros que ambos deseaban intentarlo y segundo, que realizarían el esfuerzo que esto significa. Nunca les exigimos un resultado”, confesó José, quien junto con su esposa eran dueños de un estudio contable en Mar del Plata. En pleno arribo de los Feuillassier a Madrid, España atravesaba una de sus peores crisis económicas. Recién a los seis meses de haber llegado, Bettina y José consiguieron su primer trabajo. A pesar de las dificultades, resaltó la importancia del esfuerzo que hacían sus hijos: “Fue muy difícil el comienzo, pero nuestros hijos nos daban la energía para seguir porque se desarrollaban deportivamente con muchas ganas y se adaptaban bien a cada cambio de colegio o de club”.

“Fue muy grande el cambio porque dejamos todo: amigos, familia, afectos, todo. Pasamos de vivir en nuestra casa a un departamento chiquito. La vida social también es muy diferente, y al ser recién llegados no teníamos conocidos. Mis viejos, mi hermano y yo formamos un gran bloque y nos apoyábamos unos a otros. Siempre fuimos, somos y seremos muy unidos", detalló Santiago. Sobre su rol de hermano, expresó: “Lo intenté guiar según las experiencias que fui viviendo, para que no cometa los mismos errores que pude cometer yo y recalcándole qué era lo importante que a lo mejor a su edad no me daba cuenta”.

Para Francisco, su hermano fue una especie de guía. Sin continuidad en el Merengue, Santiago decidió partir al Rayo Vallecano en busca de más continuidad. A Franchu, como lo apadrinaron, el destino le marcó el mismo camino. Sin el protagonismo deseado en sus inicios, en 2011 fue cedido al equipo de Vallecas. Allí hizo un click en su cabeza. Con la confianza como estandarte y con un nivel superlativo, pasó de la categoría Cadetes directamente al Juvenil B, sin escala en el Juvenil C, para luego afianzarse en el Juvenil A, con el cual levantó el título de La Liga y La Copa del Rey en 2015. En órbita reapareció el Real Madrid, que instantáneamente reflexionó a la hora de cederlo: en 2016, con 18 años, Francisco firmó su primer contrato. Rápidamente, el marplatense se ganó un lugar en el once inicial del Juvenil A Merengue y el fútbol desplegado dentro de la cancha fue premiado con una convocatoria de su compatriota Santiago Solari, entrenador del Real Castilla, equipo que compite en la Tercera División de España. Como una de las máximas figuras, Franchu ganó el triplete: La Liga, Copa del Rey y Copa de Campeones (competencia que disputan los ganadores y el mejor segundo de las siete regiones en las que se divide el fútbol español infantil). Mientras tanto, en la Champions League Youth los madrileños se quedaron eliminados en manos del Benfica de Portugal en semifinales.

Sueño cumplido

El marplatense de 19 años debutó el pasado 23 de julio en el primer amistoso de pretemporada que enfrentó el equipo que dirige Zinadine Zidane en la gira que realiza en Los Ángeles, Estados Unidos, con Manchester United. Con el dorsal 29, Feuillassier ingresó en lugar de Gareth Bale y disputó los segundos 45 minutos en el empate 1-1 ante el equipo inglés. “Un día inolvidable”, escribió en su cuenta de Twitter una vez finalizado el encuentro. Sin embargo, no volvió a sumar minutos en la derrota 4 a 1 que le propinó el Manchester City días atrás. Más allá de la alegría, su padre siempre intenta mantener a su hijo dentro de sus cabales: “Franchu es una persona que sabe lo que quiere y que todo lo que ha conseguido es gracias al sacrificio y el esfuerzo que ha hecho. No es fácil en un chico de 19 años semejante repercusión pero venimos hablando de esto hace tiempo. Además, conocemos muchos casos en el Madrid de chicos como él que se les subió a la cabeza la fama y no terminaron bien”.

La realidad marca que Francisco Feuillassier, es uno más de tantos chicos que se han criado fuera del país para ser potenciados por gigantes europeos. En una historia muy similar a la que le tocó vivir a Lionel Messi, Francisco ya ha representado a la Selección de Madrid sub 18 con la que se consagró campeón de España. La similitud con el proceso que atravesó el astro rosarino es sorprendente. Nuevamente, José analizó la situación y reprochó las formas con las que se manejan desde la Asociación del Fútbol Argentino: “Las balas pican cerca para la Sub 20 española. Obvio que su deseo es representar a la Argentina, pero a mi entender, es poco serio como se manejan en Argentina. El Campeonato Mundial Sub 20 fue hace 2 meses, justo en el momento en el que Franchu acumulaba su sexto título como juvenil, siendo determinante en todas las competiciones y no tuvo ni una sola noticia. El tiempo dirá”, concluyó.

A pesar de su carrera deportiva, su padre siempre le recalca la importancia de seguir formándose académicamente: “Acaba de terminar el secundario y es muy posible que estudie algo relacionado al deporte. Lo está evaluando. Ha sido nuestro consejo, aunque sea despacio, pero seguir estudiando. La vida de un deportista no se sabe cuánto dura”, cerró.

Lo concreto es que Francisco Feuillassier disputará la siguiente temporada en el Real Castilla, la filial del Real Madrid que juega en la Tercera División. Su lazo con el apellido Zidane es más firme de lo que se cree: Bajo la consideración de Zizou, Franchu es íntimo amigo de Luca Zidane, el segundo hijo del astro francés que juega como arquero y comparte equipo con el argentino.

VIDEO

Cómo juega Franchu Feuillassier

MAS NOTAS DE ESTA SECCION

Pablo Perez

El insulto, una pasión argentina

Jugadores grandes y chicos, técnicos, dirigentes y árbitros deben aprender a manejar la creciente agresividad del público. La psicología es fundamental. 

Divisiones Inferiores

Banfield: La fábrica de futbolistas

El taladro tiene un proyecto serio en sus divisiones inferiores, que lo lleva a ser uno de los clubes que forma más jugadores que luego triunfan en el exterior.

México

Los Avispones de Chilpancingo y los 43 de Ayotzinapa

El 26 de septiembre de 2014 fue un día negro para la historia de México y quedará grabado en la memoria colectiva. Pero no solo los estudiantes fueron víctimas de las balas de la policía.